Kevsho reveló cómo pasó de ser víctima de bullying a enfrentar a los haters: «Mi nombre era tendencia porque me estaban insultando» – GENTE Online
 

Kevsho reveló cómo pasó de ser víctima de bullying a enfrentar a los haters: "Mi nombre era tendencia porque me estaban insultando"

Tiene cerca de 5 millones de seguidores en YouTube y 3.3 en Instagram. Pero no todos lo quieren. Aunque aislados, los haters se hacen oír. Eso lleva al youtuber, que hoy cumple su sueño de ser actor, a reflexionar sobre el impacto negativo del bullying, del cual fue víctima en su adolescencia. 

Como muchos de sus colegas -forzados por el aislamiento obligatorio que regía en el país y los confinamientos que paralizaron las producciones en todo el mundo-, Kevsho (23) dejó sus redes en stand by para dar un paso más que lo acercara a su sueño más grande: actuar.

"Ya había tenido oportunidad de estar en Disney Channel, en 'Bia'. Fue una participación especial como Kevsho. Si bien estaba guionado, no dejaba de ser yo. Esto fue distinto. Era una oportunidad para actuar. Hice el casting durante la cuarentena", cuenta emocionado por esta oportunidad, consciente de todo lo que aprendió en este tiempo.

Ahora descansa en su ciudad. Luego de meses de casi no ver a su familia y mientras espera el estreno de Entrelazados, la nueva serie de Disney+, el youtuber del momento aprovechó para tomarse unos días de descanso en Mar del Plata, ciudad en la que creció y que siempre será su hogar.

Está ansioso por el estreno. En la serie interpreta a Félix. Aunque prefiere no adelantar mucho, confiesa que espera que quienes lo conocen vean más de su personaje en la tira que protagoniza junto a Caro Domenech, Emilia Mernes, Benjamín Amadeo, Paula Morales, El Purre y Clara Alonso, entre otros.

Pero aunque ahora está en un gran momento, el camino no fue siempre fácil para él. "Iba a una escuela pública en la primaria. En la secundaria me cambiaron a una privada. El cambio fue muy complicado. Yo era muy tímido, todavía no había arrancado teatro. Había algo que me hacía aún más tímido: usaba anteojos. Era muy callado y en primer año fue heavy el bullying", recuerda Kevsho.

Esa época no fue fácil. "No era algo extremo en donde me pegaran o algo, pero sí que se burlaran y se reían de mí. A partir de segundo año fue un poco mejor", reconoce. Pero el acoso estudiantil volvió unos años más tarde.

"En quinto año, cuando arranqué los videos de libros, también hubo cargadas y bullying. Los que eran un año más grandes se enteraron de que yo hacía esto y empezaron las gastadas. Tuvieron que juntar a los dos cursos, hablar del tema y demás. Quizás si pasaba en otro momento yo dejaba de hacer videos. Por suerte no, por suerte seguí", reflexiona, consciente del impacto negativo que el acoso escolar puede tener en las personas.

"Creo que el bullying es un tema muy complicado", sentencia y sigue: "Es fundamental encontrar a alguien adulto, más cercano al ambiente. Muchas veces la realidad es que no hacen nada. Yo tuve la suerte de que mi colegio era católico y muy chiquito, donde el trato era muy cercano. Hay colegios donde sos un número. Es clave encontrar a alguien que te escuche y te ayude", asegura.

Sabe que muchos de sus fans pueden estar de uno u otro lado del bullying. En este sentido revela por qué está dispuesto a sumar su voz a campañas contra el acoso escolar. "Puedo tratar de concientizar en esta idea de que lo que para vos es un comentario para reírte, a la otra persona la puede destruir. Cada uno tiene sus batallas internas, sus ambientes, sus entornos", remata.

Fue víctima de bullying cuando se cambió de colegio siendo aún un niño muy tímido, y más adelante, cuando daba sus primeros pasos como booktuber y su fama empezaba a crecer, esta vez en versión online.

Tiene cerca de 5 millones de seguidores en YouTube y 3.3 en Instagram. Pero no todos lo quieren. Y, aunque aislados, los haters se hacen oír. "Tuve hace años un momento muy heavy. Fue en 2019 y principios de 2020, en una época de muchísima exposición. Con 'El muro infernal' me conoció muchísima gente y cuando hay alguien nuevo se lo castiga mucho. De pronto mi nombre era tendencia porque me estaban insultando", recuerda Kevsho.

Y reflexiona: "Es muy fácil decir que no te afecte. El cerebro humano no está preparado para recibir ni tantos comentarios positivos ni tantos negativos. Pero por lo general, los negativos nos pegan más fuerte: empezás a dudar de vos, no sabés si querés publicar un video, aparecer mucho, ser tan relevante. De pronto me preguntaba si no quería pasar un poco más inadvertido".

Luego de haber dejado casi en pausa sus redes, sabe que sus amigos tuvieron un rol clave y repite que a pesar de que los comentarios negativos fueran puntuales, les daba mucha más relevancia que a los positivos. "Siento que es muy personal y cada uno lo vive como puede. Tiene que pasar algo como la pared más grande que te chocás. Y hay un momento en el que rebalsa el vaso y volvés a estar bien. De pronto dejé de buscarme, dejé de leer lo que la gente estaba hablando de mí y ahí cambió todo", afirma, refiriéndose al impacto de los haters y el ciberbullying.

"Twitter es una red muy tóxica. Y eso me llevó a tratar de cambiar y mirar las cosas de otra manera. Ahora estoy muchísimo mejor y cada vez logro que me afecte menos. No lo tomo como algo personal. La realidad es que si a uno le gusta dedicarse al arte tiene que saber que hay un montón de gente a la que no le va a gustar lo que hace", concluye, más seguro de sus cualidades luego de haber atravesado diversas instancias de bullying.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig