Kate Winslet se negó a que el director de 'Mare of Easttown' le retocara la panza en una escena de sexo – GENTE Online
 

Kate Winslet se negó a que el director de 'Mare of Easttown' le retocara la panza en una escena de sexo

La actriz de 45 años, una abanderada en la cruzada contra los retoques digitales, mantuvo su política intacta en la serie de HBO y exigió que sus reglas se cumplieran. 

Kate Winslet (45) históricamente viene oponiéndose a ocultar eso que Hollywood y la industria del cine llama "imperfecciones" en la pantalla. Y para su último rol en Mare of Easttown, la miniserie creada por Brad Ingelsby y dirigida por Craig Zobel, su política en contra de los retoques se mantuvo intacta.

En una entrevista concedida a The New York Times y publicada el lunes pasado, Winslet reveló que cuando el director del suceso de HBO le dijo que cortaría "un poquito de pancita abultada" en una escena de sexo, ella le respondió: "¡No te atrevas!".

Pero eso no fue todo. La actriz que encarna a la detective de un pequeño pueblo de Pensilvania que investiga "robos, sobredosis y todas las cosas muy malas que pasan por aquí" también aseguró que no iba a aprobar el poster promocional del show en el que habían borrado las líneas de expresión de su rostro.

"Ellos estaban como, 'Kate, en serio, no podés', y yo, 'bueno, chicos, sé cuántas líneas tengo al lado del ojo así que por favor ponganlas de nuevo", contó Winslet. Es que, como aseguró, era algo muy importarte para plasmar su personaje de modo auténtico.

"Creo que lo que conecta a la gente con Mare, que es una mujer de mediana edad, de hecho yo cumplo 46 en octubre, es que claramente no tiene filtros. Es una mujer imperfecta y en pleno funcionamiento, con un cuerpo y un rostro que se mueven de una manera que es sinónimo de su edad, su vida y de donde viene", explicó. Y agregó: "Creo que estamos un poco hambrientos de eso".

Winslet es toda una abanderada de la cruzada en contra del retoque digital. Como modelo de Lancôme, por ejemplo, incluyó una cláusula en el contrato en el que prohibía cualquier retoque adicional en la aparición de los avisos publicitarios.

Preocupada por la cultura de los filtros que instalaron Instagram y Tik Tok, cambiando la apariencia y el modo en el que nos percibimos, la actriz se explayó sobre el tópico. "Las caras cambian, se mueven, son hermosas, pero hemos dejado de aprender a amarlas porque las seguimos cubriendo con filtros ahora debido a las redes sociales y cualquiera puede retocarse y retocarse", manifestó a NYT.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig