Se cumplen 36 años de Esperando la corraza – GENTE Online
 

Esperando la carroza: las 10 frases más recordadas a 36 años de su estreno

Grandísimos actores y diálogos desopilantes fueron el condimento que hizo de esta película un clásico del cine nacional.

El 6 de mayo de 1985, hace exactamente 36 años, llegó a todas las salas del país Esperando la carroza. Eran épocas en los que las producciones locales rendían. Si bien casi nunca se contó con un presupuesto acorde, la calidad de los actores era lo que hacía la diferencia. Fue así, que con el correr de los años, la película se convirtió en un clásico del cine nacional.

El film dirigido por Alejandro Doria y que fue protagonizado por la China Zorrilla, Luis Brandoni, Antonio Gasalla, Betina Blum, Lidia Catalano, Juan Manuel Tenuta, Julio de Gracia y Andrea Tenuta reproducía en carne propia las costumbres argentinas, con lo bueno y lo malo. Aquí las miserias y las alegrías familiares se complotaron para hacer un gran producto.

La curiosidad y la particularidad que la rodea, es que su estreno no fue el esperado. No fue muy taquillera. La calidad de los nombres que la desarrollaron no entusiasmo al cinéfilo. Sin embargo, con el correr del tiempo la suerte cambió y se volvió un producto de culto. Incluso, cuando los canales de aire suelen repetirla el rating acompaña.

El desarrollo –y perdón por spoilear- comienza con la supuesta muerte de Mamá Cora, una anciana de la que ninguno de sus hijos se quiere hacer cargo. A partir de esto, surgen diálogos que quedaron para siempre en el inconsciente colectivo de la gran mayoría. Unas más conocidas que otra, que se reflotan en cada reunión familiar.

Las 10 frases más icónicas de Esperando la carroza:

“Yo hago ravioles, ella hace ravioles. Yo hago puchero, ella hace puchero. ¡Qué país!” (Elvira sobre su vecina)

“Mama: dice Doña Elisa que nos vayamos todos a la mierda” ( Matilde, luego de regresar de lo de la vecina, que escuchó a Elvira hablar mal de ella)

“Ahí lo tenés al pelotudo”(Antonio sobre su sobrino)

“Me partió el alma. Tres empanadas que sobraron de anoche para dos personas…¡Tres empanadas!” (Antonio en referencia al almuerzo familiar)

“Y qué sé yo cómo llegó una húngara al país. Húngaros hay” (Antonio hablando por teléfono)

“¿Y dónde está mi amiga?” (Una vieja amiga de Mamá Cora cuando llega a su velatorio)

“Pero que histéricos que están”(Nora haciendo alusión a sus cuñados)

“Yo no soy tu tía. ¡Soy pobre!” (Susana)

“Si sabés algo, escupilo” (Elvira a Susana)

“A mí me da una paz verte. Para mí os como la campiña inglesa” (Nora a su cuñada Susana mientras atraviesa una crisis de nervios)

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig