El calvario que sufrió Megan Fox: destrato, conductas misóginas y la frase que casi la deja sin trabajo – GENTE Online
 

El calvario que sufrió Megan Fox: destrato, conductas misóginas y la frase que casi la deja sin trabajo

Los primeros años en la industria no fueron buenos. El maltrato constante hizo que sufriera para poder pertenecer. Hoy, todo eso quedo en el pasado.

Una de las figuras del mundo hollywoodense es, sin dudas, Megan Fox. Sin embargo, la actriz vivió episodios de discriminación, maltratos, que hicieron tambalear su carrera en pleno ascenso. Su primera aparición significante fue en la serie Two and a Half Men, con apenas 18 años. Adoptó un papel sexy que no pudo sacarse de encima durante un buen tiempo. Ese fue el principio de una gran odisea.

Con 21 años la convocaron para Transformers y allí incursionó y reafirmó un papel de femme fatal que le trajo más de un dolor de cabeza. Fue tal lo que sufrió, que desde ese momento se empeñó en salirse de ese rol. “No estoy cómoda con ese rol en el que me pusieron: yo no soy eso. Las mujeres somos como mercancías que venden un producto a través de los pechos, las piernas y la cola”, declaró enFHM, luego de ser distinguida por el medio como “la mujer más sexy del mundo”.

Con todo eso sobre la mesa, el director Michael Bay la convocó para la segunda entrega. Pero, como en la vida, las segundas partes nunca suelen ser buenas. Casi no tenía texto para decir, pero si varias escenas en las que su cuerpo fue el protagonista exclusivo. Esto la llevó a tener una feroz pelea con Bay, luego de una frase tan hiriente, como descalificadora.

“Es tonta como una piedra, solo podría encontrar el éxito en películas para adultos”, disparó y Megan, fiel a su estilo, recogió el guante: “El quiere ganarse una reputación de megalómano, es una pesadilla trabajar para él porque es un Hitler en el set. Pero cuando sale del rodaje y no está en modo director, es tímido y vulnerable. No tiene herramientas sociales y resulta hasta adorable”.

Su primera aparición significante fue en la serie Two and a Half Men, con 18 años

¿Lo que vino? Que la pongan en la vereda de enfrente y hasta le cerraron puertas. Tal vez por su edad, o porque en definitiva es esa su personalidad, disparó con munición pesada y dejó mal parado a uno de los directores más importantes de Hollywood. En primera instancia, Steven Spielberg, productor de la película, la despidió.

Desde ese instante en su horizonte se presentaron papeles de menor calibre. La carrera en ascenso se había estancado. En 2011, en una entrevista con Cosmopolintan UK se refirió al tema: “Ese fue absolutamente el punto más bajo de mi carrera. Pero sin esa cosa, no habría aprendido tan rápido como lo hice. Todo lo que tenía que hacer era disculparme y me negué. Era tan moralista a los 23 que no podía ver algo por fuera de un bien mayor. Realmente pensé que era Juana de Arco”.

En Transformers también adopto un papel sexy del que le costó despegarse

“Durante mis primeros años he soportado algunas experiencias genuinamente desgarradoras en una industria despiadadamente misógina. Fui sexualizada, me llevaron a un terreno al que no quería. Pero afortunadamente eso ya forma parte del pasado”, afirmó en un texto que compartió en sus redes sociales.

Más allá de lo vivido, pudo salirse de ese lugar y con el correr del tiempo logró recomponerse y salir a flote. Hoy disfruta de su gran presente. Su último proyecto, el año pasado, fue Rogue, protagónico que le valió una gran crítica como actriz.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig