Diego Topa a dos meses del primer cumpleaños de su hija Mitai: «Con mi pareja llevamos muy bien la paternidad» – GENTE Online
 

Diego Topa a dos meses del primer cumpleaños de su hija Mitai: "Con mi pareja llevamos muy bien la paternidad"

A punto de estrenar virtualmente Una Navidad especial y en diálogo con GENTE, el conductor infantil habla de sus miedos y cuenta cómo se adaptó a los tiempos de la bebé, a quien tuvo por subrogación de vientre.  
Entretenimiento
Entretenimiento

A días de lanzar de modo independiente Una Navidad especial, experiencia multimedia "que incluirá hasta mensajes de WhatsApp", Diego Topa (43), quien superó el parate laboral que significó la crisis sanitaria, cuenta cómo lo cambió haberse convertido en padre de Mitai (10 meses) en medio de una pandemia.

"El 21 de enero fui papá y eso me cambió la vida y me conectó con algo tan hermoso como la paternidad", reflexiona el conductor infantil. Según cuenta, los primeros meses en convivencia con el coronavirus no fueron fáciles, porque los obligaron a estar encerrados. "Por la cuarentena y por las vacunas de ella, no salimos. El pediatra siempre decía que había que quedarse adentro y cumplimos", explica Topa.

"También me afectó mucho no poder trabajar. Pensá que lo último que hice, en diciembre pasado y antes de viajar a Estados Unidos (para recibir a Mitai), fue grabar el especial 'El ristorantino de Arnoldo'. Después de eso se paralizó todo", retoma Diego. Inmediatamente antes de esa grabación, en noviembre había tenido su último show en vivo en Venezuela.

Hoy, a un año de su última salida por trabajo y a dos meses de que se cumpla el primer aniversario de su hija, a quien tuvo por subrogación de vientre, asegura: "La paternidad me puso más sensible de lo que era". Y no es sólo una frase: cada vez que habla de Mitai (significa "niño" en guaraní) y la describe, su voz se quiebra.

"Se me empezó a mezclar todo y empecé a valorar todo lo que hicieron mis papás por mí", asegura, antes de sostener que la niña "desde que se despierta no para de sonreír, es muy curiosa, muy atenta, baila y es una cosa de locos". Y agrega con orgullo: "Desde el primer día, todas las noches le canto el 'A dormir me voy'".

Acerca de las dificultades que supuso el proceso de subrogación de vientre, señala: "En un principio me parecía muy complicado y había pensado en adoptar. Pero surgió esta posibilidad con una agencia que me hizo sentir muy contenido y de quienes no paré de recibir amor".

"Pude cortar su cordón umbilical y estar en el parto, una de las sensaciones más hermosas que viví. Uno sueña, pero no lo sentís hasta que la mirás a los ojos", rememora Diego, a quien la cuarentena lo sorprendió en Miami y a quien hoy le parece "mentira que ya tiene 10 meses".

"Con ella hablo cada diez o quince días. Tiene una familia hermosa y elijo seguir compartiendo mi felicidad con ella". Así se refiere al vínculo de feedback que mantiene con quien llevó a Mitai en su vientre. Tal como explica, "no es la madre, porque debería ser el óvulo de ella y es de otra mujer". La aclaración llega por muchas de las preguntas que le hacen, por ejemplo: "¿Cómo no la extraña a la mamá?". Su experiencia no pudo haber sido más gratificante: "Ésta es una decisión tomada por todas las partes y es algo único, porque el amor traspasa todo".

Criar a Mitai no es complicado para Diego: "La llevo muy bien. Te deja dormir y se despierta una sola vez a la noche a tomar la mamadera". Con respecto a la ayuda que recibe, destaca la de su pareja, "con quien repartimos la tarea lo más bien. A la vez, todos los días son distintos". Aunque reconoce: "Si alguien viene a ayudar descomprime un poco las labores".

Cuando le preguntamos cómo afectó a la pareja el ser padres, responde: "Con mi pareja siempre es todo positivo. Cuando hay mucho amor, es lo más lindo que te puede pasar y te encuentra desde otro lugar. Es hermosa esta familia que armamos".

Malcriar a Mitai parece ser una hipnosis. Al respecto, relata que hace unos días su hija fue su "tester de canciones", ya que presenció la grabación de contenidos para su show digital, que se estrena el 1° de diciembre (topa.com.ar). "Vino a la grabación y yo estaba a cuatro cámaras, pero no podía dejar de mirarla". Y prosigue: "Yo le digo que soy su Topapa". El actor se lamenta de que no todos los suyos hayan podido conocer a la pequeña. "Mi familia directa ya la conoce, pero no hace mucho", revela. Y concluye a modo descriptivo: "Soy un padre que resuelve, siempre confiando en conectar con su mirada".

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig