Ahora leyendo
El impresionante cambio de Mario Casas asustó a su familia y amigos

El impresionante cambio de Mario Casas asustó a su familia y amigos

Redacción Gente

El español atravesó una extrema mutación de imagen para ser el malo de El practicante.

Mario Casas (34) tuvo que pasar por una transformación total para su personaje en El practicante, la nueva película original de Netflix. Tanto se sumergió el actor en el rol que tanto su familia como sus amigos temieron por su salud.

La nueva producción de la plataforma se estrena el próximo miércoles. En la película, Casas interpreta a un hombre que queda en silla de ruedas a causa de un accidente. A raíz de este hecho, la relación con su mujer se vuelve cada vez más obsesiva y peligrosa, pues piensa que ella lo engaña.

View this post on Instagram

☕️Buenos días☕️

A post shared by Mario Casas (@mario_houses) on

Para interpretar a Ángel, el actor tuvo que pasar por un proceso de drástico cambio de imagen. En las imágenes que se han ido liberando se lo ve con muy poca musculatura, súper delgado y con una cabellera rala, que debía repasar todos los días para mantener las entradas. Pero esto no fue todo, ya que el personaje implicaba una exploración muy grande en cuanto a su personalidad.

Ángel está totalmente podrido por dentro. Es un tío frío, seco, resentido, no tiene emociones, no tiene sentimientos. Es un psicópata de manual y este tipo de gente no tiene ningún tipo de miramientos. Lo único que les interesa es su propio bien y pueden hacer cualquier cosa para conseguirlo. No tienen empatía, son gente muy manipuladora”, comentó el intérprete sobre su rol en el filme.

Para poder personificar a un individuo con un carácter tan diferente al suyo, el actor acudió a psiquiatras para que lo ayudaran a comprender los patrones de comportamiento psicopáticos y así poder construir el personaje de una manera creíble.

Puede interesarte

Su trabajo interno fue tal que sus familiares y amigos llegaron a preocuparse por él. Me sumergí tanto en el papel que el momento vital que vive el personaje en esos meses en la película creo que lo viví yo también como persona. Pensaron que me estaba volviendo loco, contó Casas. El actor además se mostró sumamente agradecido con los profesionales que lo ayudaron a comprender la psiquis de Ángel para “construir el personaje de una manera tan real y contarlo desde el máximo respeto“.

Ir Arriba