Vero Lozano contó cómo son sus fines de semana – GENTE Online
 

Vero Lozano contó cómo son sus fines de semana

Conduce "Cortá por Lozano" de lunes a viernes y los sábados y domingos elige diferentes actividades para su tiempo libre
Celebrities
Celebrities

Relajada en su hermosa casa de San Isidro, Vero Lozano charla con GENTE sobre cómo suelen ser sus momentos de ocio.

"Soy muy hogareña. Me encanta echarme en el sillón, leer y mirar series acompañada por Copito. Otra cosa que me gusta hacer el fin de semana es ocuparme de mis plantas: les dedico mucho tiempo a mis orquídeas. Tienen mala prensa porque todo el mundo dice que son flores complicadas pero yo les encontré la vuelta, la luz es importante. Las tenía en un lugar demasiado iluminado y ahora las cambié y están chochas. Así que todas las mañana las voy a ver, les hablo, las riego, beso a las florcitas. ¡Puedo pasar horas con mis orquídeas! Igual, me gustan las plantas en general y soy muy ladrona de gajitos cuando voy a casas ajenas. Así que los que me invitan... ya están advertidos", explica la conductora "Corta por Lozano"

Vero Lozano en su casa de San Isidro

- ¿Te gusta decorar la casa para las fiestas o sos más bien El Grinch de Navidad?

-Noooo... !Amo Navidad! Soy como medio aniñada: me entusiasma armar el arbolito, colgar las botas en la chimenea y que toda la casa tenga deco temática: ¡Lo disfruto mucho, en serio! Me divierte. Lo que todavía no pude organizar este año son las vacaciones, pero Año Nuevo lo vamos a pasar en Uruguay. Hasta ahí llegué.

Vero Lozano y Jorge Rodríguez: 15 años en pareja

Vero Lozano y Jorge Rodríguez en Aspen, donde ella tuvo el accidente este año

Vero Lozano lleva muchos en pareja con Jorge Rodríguez y no suele hablar demasiado de él pero, luego del terrible accidente que sufrió el 17 de febrero de este año, la conductora de "Cortá por Lozano" asegura que el vículo entre ellos se consolidó aún más.

"Se puso este gran quilombo al hombro y me ayudó a salir adelante. Puede parecer una pavada pero, cuando llegamos a Buenos Aires, él se había ocupado de hacer las refacciones necesarias, a distancia. Claro, porque hay cosas que uno, desde ese típico lugar que tenemos todos de sólo mirarnos el ombligo, jamás piensa y no es simple desplazarte por todos los ambientes con una silla de ruedas. De repente, tuvimos que introducirnos en el mundo de la discapacidad y no fue simple: casi nada está pensado para personas con dificultades motrices. No digo nada nuevo ni revolucionario, son complicaciones con las que las personas conviven a diario pero, para nosotros, fue conocer un mundo que nos era totalmente ajeno", cuenta Lozano.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig