Tras un accidente, Horacio Cabak debió ser internado: «Mis ojos estuvieron prendidos fuego» – GENTE Online
 

Tras un accidente, Horacio Cabak debió ser internado: "Mis ojos estuvieron prendidos fuego"

Celebrities
Celebrities

Por un accidente doméstico, el conductor de 'La jaula de la moda' (Ciudad Magazine) dejó de ver por dos horas.

Ayer a las 20 Horacio Cabak (50) se sentó en la mesa de Polémica en el bar (América), donde trabaja como panelista, con un look nocturno que llamó la atención de sus compañeros de tertulia.

Si bien las burlas comenzaron al instante y hasta él mismo sumó un "estoy de incógnito", la cosa se puso seria cuando contó por qué estaba usando gafas oscuras al aire.

"Estoy a punto de contar un drama doméstico. Y voy a empezar por el final: estuve diez horas internado en el hospital Austral", soltó Cabak, con una amplia sonrisa que automáticamente le quitó tensión al relato. Al oírlo, uno de sus oyentes le preguntó: "¿Te hicieron hisopado?", a lo que él respondió: "Primero, a mi me sirvió para saber que no hay que dudar si tenés una emergencia en ir a los hospitales, porque están preparados para recibir por un lado a la gente con Covid-19, y por otro a la gente que no tiene ningún tipo de Covid. A mí me llevó mi mujer, obviamente, porque yo no podía manejar, y el protocolo fue clarísimo: me llenaron de preguntas por más que yo no podía abrir los ojos, hasta aclarar que estaba todo tranquilo y me hicieron cambiar el barbijo con el que llegué".

¿Qué le sucedió? Así relató su historia: "Yo anoche me duché, me puse una crema que uso habitualmente y, sin querer, me rocé el borde de los ojos. A la media hora mi mujer (Verónica Soldato) me dijo: 'Hoy tomaste sol, o fuiste a la cama solar'. Le respondí: '¡Por supuesto que no!'. Pero los ojos se me empezaron a poner cada vez más colorados. Todos se fueron a dormir y yo me quedé solo abajo, hasta que en un momento se me empezaron a inflamar los ojos, me empecé a poner frío, me empecé a lavar con agua fría y no había caso... Hasta que se me cerraron: los ojos estaban prendidos fuego del lado de adentro y los párpados absolutamente inflamados. Así subí la escalera y fui a buscar a mi mujer, que llevaba tres horas durmiendo. La toqué y me dijo: 'Hoy no, es tarde', y le dije: 'No, no, no puedo ver, no puedo abrir los ojos, buscame un corticoide', y ella me dijo que estaba loco y me llevó a la Austral. Fueron dos horas en las que no podía abrir los ojos, y experimentar eso por dos horas fue tremendo...".

"En el hospital me llevaron a un lugar y estuve seis horas con vía, suero y medicación, corticoide. Y Andrés, el oftalmólogo, agarró un bidón de agua de esos que toman los futbolistas y le entró a dar agua fría dentro del ojo. Fue impresionante, pero a las 10 am ya estaba volviendo a mi casa y ahora mis ojos están muy bien, no hay daño, pero no están televisivos", dijo, justo antes de levantarse los lentes a pedido de sus compañeros. Eso sí, el nombre de la crema que causó todo no lo reveló, comentando con soltura: "La crema no sé de qué marca es, porque la tiré por la ventana".

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig