Ahora leyendo
Susana se llevó un gran susto. “Me toqué y dije: ‘¿Qué me salió detrás de la oreja?’. Y era…”

Susana se llevó un gran susto. “Me toqué y dije: ‘¿Qué me salió detrás de la oreja?’. Y era…”

Redacción Gente

Mientras sigue disfrutando de su residencia esteña en Uruguay en compañía de su hermano Patricio, la diva visitó la peluquería y descubrió algo que la sorprendió.

Susana Giménez (76) sigue disfrutando de su vida en Uruguay. Aunque hoy hay más apertura y el aislamiento no es tan extremo como en Buenos Aires, hay ciertas normas que deben cumplirse en la otra orilla del río.

Espontánea y muy natural, Susana tuvo que confesar que aunque ya pasaron 120 días le cuesta incorporar el accesorio clave en esta temporada de pandemia. “Salimos sin barbijo. No se puede…”, le dijo preocupada a su hermano Patricio en cuanto se dio cuenta de que estaba en la calle y había olvidado el tapabocas.

Pero claro, acostumbrada a decir todo lo que piensa, sin filtro alguno, Susana se despachó contra la máscara: “Odio el barbijo, porque se me clava en la cara”, dijo. Sin embargo, sin dudarlo dio media vuelta y volvió al auto para buscar el suyo, mientras criticaba el que llevaba puesto Pato.

Puede interesarte

A pesar de que no le gusta ni le resulta cómodo, reconoce que es importante usarlo. “Qué le vamos a hacer, aunque de fiaca es la única forma…“, sentenció.

Ir Arriba