Sergio Lapegüe llegó al teatro: «Nunca es tarde para cumplir tu sueño» – GENTE Online
 

Sergio Lapegüe llegó al teatro: "Nunca es tarde para cumplir tu sueño"

Sergio Lapegüe
Es una estrella de televisión y radio. Condujo durante años, el éxito del "Prende y apaga" y actualmente forma parte de la obra "Las chicas en el aire" junto a Lapeband, su grupo musical. Hoy protagonista de Sin filtro, este espacio de GENTE  que los artistas se atreven a mostrarse sin photoshop y a hablar, con total libertad, del amor, la música y el periodismo 
Celebrities
Celebrities

Invitamos a Sergio Lapegüe a participar de la categoría Sin Filtro de GENTE: una sección en la que los protagonistas se atreven a mostrarse al natural, sin photoshop, y el periodista ni lo dudó: "Hay que saber disfrutar de la vida asi que me encanta la propuesta", expresó el recordado inventor del "Prende y apaga" y Actual conductor de Tempranero por TN y Atardecer en La Cien.

Sergio Lapegüe

A los 58 años, el periodista se siente en plenitud con su vida: adora los proyectos que fueron surgiendo a lo largo de su vida, disfruta mucho de su relación con Bochi -su esposa desde hace 30 año- y agradece el amor de sus hijos, Mica y Elvis, quienes en estos momentos están independizados pero suelen organizar "vacaciones en familia".

La realidad es que Sergio no para un minuto: su vida está llena de actividades. Además de formar parte de Tempraneros -el ciclo de TN que es número 1 en audiencia-, a la tarde encabeza el éxito radial "Atardecer de un día agitado", por La Cien, y, como si todo esto fuera poco, Sergio lidera ’Lapeband’, su propia banda de música y forma parte de la obra teatral ’Las chicas en el aire’. Un hombre 100 % hiperactivo.

La historia de amor de Sergio Lapegüe y Silvia

-¿Cómo empezó tu historia de amor con "Bochi"?

-Bueno, me tengo que trasladar casi 33 años para atrás: la conocí un 26 de agosto de 1989, en una época en que yo -entre otras muchas actividades- trabajaba con Bernardo Neustadt y me estaba por recibir de Contador público. Pero no sólo estudiaba: trabajaba como asistente de producción, daba charlas, era manager de una banda de música y además tenía mi propia banda. Cómo verás: siempre viví un poco a mil (Se ríe).

Bueno, volviendo a ese día de agosto, había terminado una charla y le había pedido a mi primo Ariel que me acompañe a un boliche porque tenía ganas de ir a bailar, así que en la puerta, hicimos la cola como todo el mundo....Bueno, como todo el mundo no, porque ahí apareció ella -"Bochi"- y se "coló" con sus amigas porque conocía a los patovicas de la puerta. Me llamó mucho la atención esta chica decidida y un poco atrevida.

-Viste que se "coló" pero no reaccionaste mal...

-Mal no pero mi primo me dijo: "Sergito se nos está colando esta chica con sus amigas" y, como yo soy una persona respetuosa de las normas, le dije: "Señorita por favor… ¿No puede hacer la fila como todos nosotros? Ella me miró como diciendo: "Que hambre que tenés flaco’" y me ignoró por completo: entró al boliche como si nada hubiera pasado.

Pero yo, insistente, ya a la madrugada en ese boliche de Adrogué, la encaré y le dije: "Disculpá, no lo tomes a mal pero vos te colaste hoy en la entrada y blabla". Ya, a esta altura, te aclaro que ella me gustaba y me causó mucha gracia porque, después de toda mi perorata me respondio: "Me parece que lo que vos querés es bailar conmigo" y, claro, me conquistó. Es más, me impactó aún más cuando intenté pagarle un trago y me dijo: "Lo que tomo lo pago yo". Asi que, como verás, en nuestra relación ella siempre tuvo y tiene la última palabra. Desde ese día no nos separamos más.

Una primera cita muy especial

Sergio Lapegüe

-¿Cómo fue la primera salida?

-Fue divertida porque yo le pedí su teléfono pero no lo anoté: lo recordé de memoria y la llamé al otro día para salir.

Nos encontramos por Adrogue pero increíblemente vivíamos a 6 cuadras de distancia en Lomas de Zamora: una locura lo que es el destino porque también fuimos al mismo colegio y teníamos muchos amigos en común.

¿Te cuento otro detalle gracioso de esa primera cita? La pasé a buscar a las 19 la pasé y fuimos a tomar algo a un bar de Adrogué: yo pedí un café con leche con tres medialunas...!Y ella un Gancia con limón! Debe haber pensado: "Que raro que es este flaco" (Se ríe). Pero bueno, como verás, soy honesto: así de loca fue nuestra primera salida.

-¿Y la última salida que hicieron juntos fue así de rara?

-Noooo... La ultima salida que hicimos fue a un cumpleaños, de lo más normal. El finde próximo tenemos otro y no voy a poder ir porque tengo una charla motivacional a partir de un libro que escribí y se llama, paradójicamente, "Parar". Se ve que lo escribí pero ahora tengo que leerlo para empezar a hacerme caso.

La verdad es que soy una persona que no puede parar. De hecho, tenemos dos casamientos en breve a los que me impuse ir porque no quiero que el trabajo me siga atrapando.

-¿Que fue lo que más te cautivó de Bochi?

-Lo que tuvo desde el principio y lo sigue teniendo ahora es la autenticidad: ella es muy directa y si algo no le cabe, no hay forma de que lo dibuje. !Eso me encanta de ella!

Ese día en que salimos por primera vez, la lleve al auto y la quería besar y ella me dijo ‘no, no’’ y me frenó el beso, que para colmo habíamos tenido un beso la noche anterior… Y yo la quería volver a besar y me dijo: ‘No me quiero enamora, vengo de una relación’ y así me cortó en seco y la termine llevando a su casa.

Estuve incluso pensando si le habrá caído mal que comí tres medialunas con un café con leche y ella un Gancia.

-¿Y crees que fue eso?

-No, no: para nada. Ella siempre tiene la justa y, de hecho, yo le digo siempre que tiene mejor remate que yo. Si hiciera televisión sería muy exitosa. Encima es súper productora y para colmo te putea pero con muchísima altura.

Me fue a ver al teatro y ya me marcó lo que estaba mal: ella es ultra sincera y no tiene inconveniente en decirte si estás bien o sos un desastre.

-¿Vos siempre supiste que ibas a formar una familia con ella?

Sergio Lapegüe

-No, yo quería joder y tenía mi banda y quería divertirme y nunca me imaginé que me iba a enamorar y me terminé enamorando a los seis meses.

Aunque ya al mes me había enganchado ella medio que quería negarlo. De hecho, en ese momento me hizo un cartel con cerámica que decía: "Te quiero" y yo le respondí: "Yo no te quiero" y te imaginás lo que pasó: abrió la ventanilla del auto y tiró el cartel por la ventana que, obvio, se rompió. Es más, después se bajó del auto porque es muy calentona Bochi. Sigue siéndolo al día de hoy, ¿eh?

Calentona como ninguna: tal cómo se por Instagram, Bochi es así de auténtica y no le importa nada, ni la vestimenta, ni lo que piensen de ella ni regla alguna. Para ella lo importante es vivir bien y ser feliz.

No le importa que esté casada conmigo, que soy conocido, porque me conoce desde que yo no era nadie y sólo tenía un programita de radio.

Una curiosidad, Bochi era la novia del guitarrista de la banda que yo era manager. Incluso cuando la conocí me dijo que ella era la ex del guitarrista y cantante, un amigo mío de toda la vida. Pero te aclaro: no hice la gran Icardi porque la conocí mucho después de que saliera con él.

Pero ella siempre me dice: "Ya dejé un guitarrista, ahora puedo dejar a otro". Una viva bárbara.

-¿Cómo fueron sus primeras vacaciones juntos?

-Fueron inolvidable porque tuvimos que mentir para tener nuestra primeras vacaciones, porque nuestros padres, no querían que nos fuéramos solos. Pero nos escapamos igual un fin de semana. Yo trabajaba con Daniel Hadad en radio América y decidimos irnos solos a Montevideo, Uruguay, lo que trajo el enojo de mis padres que eran gente de otra época, con una mentalidad antigua: si no estás casado no te tenés que ir de viaje en pareja.

Mi suegra no se dio cuenta de nada, de hecho me dijo: "Sergio, cuando vayas a la noche, ella que va a estar en otra habitación, cerrale la puerta porque ella le agarra miedo". Obviamente dormimos dos juntos y ese finde estoy seguro que ni conocimos la playa (Se ríe)

Sergio Lapegüe

-¿Esa fue la única vez que tuvieron que escaparse solos sin que sus padres sepan?

-Nooo...recuerdo otro fin de semana que les dijimos a nuestros padres que nos íbamos con un grupo de amigos y es más: nuestros amigos que nos vinieron a buscar a la puerta de mi casa y después nos dejaron para que nos tomemos el colectivo a Pinamar mientras ellos siguieron su camino.

Nos dejaron en una rotonda en Montegrande y ahí tuvimos que esperar el colectivo, cuando volvimos, llamamos a nuestros amigos para que nos vuelvan a pasar en auto a la vuelta y todo termino en un "Que bien que la pasamos".

Dos luchadores

Sergio Lapegüe

-¿Convivieron antes de casarse?

-La única vez que dejé a mis padres fue para convivir con ella pero nos casamos: el 24 de abril de 1992 y nos mudamos juntos en un departamento en Lanús. Esa fue la primera vez que yo salí de la casa de mis viejos, me fui con ella y desde ahí estamos juntos, ya con 30 años de casados.

Mica, nuestra primera hija, nació al año: el 31 de julio de 1993. Debo decir que tenemos una vida hermosa, que la luchamos mucho, especialmente ella que -siendo maestra jardinera- trabajó con una bebé y le ponía el pecho a todos lo que teniamos que enfrentar como familia.

Mi mamá nos ayudaba y yo tenía mi sueldito pero no era fácil asi que tuve mi primera gran oportunidad laboral y fue con María Laura Santillán en Telenoche.

Bochi por su lado, salía a buscar publicidad a kioscos, carnicerías, bares y con esa plata fuimos ahorrando para poder comprar nuestro auto.

Fue todo muy bonito y con mucho esfuerzo, digno también, porque se trataba de pibes que la querían luchar y pudieron tener el sueño de tener su auto.

Así fue también como crecimos, después mi hijo Franco Elvis, nació a los 4 años de tener a Mica. Nosotros ya nos habíamos mudado a Lomas de Zamora. Pero fue todo una pelea. Anotar cada gasto que hacíamos, ahorrar en pequeñas cosas, ir paso a paso con la familia. 

Sergio Lapegüe

-¿Seguís anotando tus gastos hasta el día de hoy?

-No, nada, ahora todo lo hace Bochi: ella es la gerenta de la familia. De hecho, siempre que va a haber gastos decimos entre nosotros: "Vamos a la reunión con la gerenta".

Si hay nido, no hay vacío

-¿Sufriste cuando tu hija Mica se fue a vivir sola?

-Todavia lo estoy procesando, lo sufro un poco, porque me entero lo que está haciendo por el Instagram, porque ya esta con una independencia absoluta, esta bárbaro y es lo lógico, lo celebro que le vaya bien con las redes y la actuación.

Pero nunca me entero qué es lo que hace, entonces ya dio el salto en su carrera y yo la veo y la sigo extrañando.

Para nosotros con Bochi fue fuerte, porque somos los cuatro muy unidos, hace poco nos fuimos de vacaciones a México y en el verano nos pensamos volver a ir juntos. Mica hace teatro en Mar del Plata, pero volvemos antes igual para poder arrancar ahí.

Somos muy compañeros los cuatro y que nos falte Mica se siente rarísimo: es una persona que se hace notar y la extrañamos muchísimo. Ella es una piba intensa en el buen sentido y que de pronto no esté, es terrible.

Mi otro hijo también está casi en la misma, el se va y viene constantemente, vive en un departamento pero el viene más seguido que "la nena", pero ahora estamos con sindrome del nido vacío. Cuando se fue nos abrazamos con Bochi y le dije: ‘Así es el nido vacío entonces’, a lo que ella me respondió, muy sabia como siempre: ‘Por lo menos tenemos nido, nuestra familia’.

Sergio Lapegüe

-¿Cómo refuerzan la comunicación familiar ahora?

-Tenemos un grupo de WhatsApp de los cuatro, el nombre se lo puso Bochi y me encanto, se llama: ‘colchón de tiempo’, porque nos enseñó a todos nosotros que, para no llegar tarde a una cita, hay que salir con un colchón de tiempo, 15 o 20 minutos antes. Entonces, en homenaje a esa enseñanza, el grupo lleva ese nombre.

Luchar por un sueño

-¿Creés en la astrología?

-Si, estoy muy enganchado, en este último tiempo estoy muy entusiasmado con las cartas astrales, me hice la revolución solar el año pasado y este para saber cómo están aspectados los astros desde el año en que uno cumple años hasta el otro.

Siempre leí el horóscopo y tomaba algunas sugerencias y, por lo que conozco de mi signo, puedo decir que soy muy virginiano: lo digo con orgullo. La que, realmente sabe de astrología, es Mica porque ella estudió pero a mi es un tema que me interesa.

-¿Creés en las malas energías?

-Si, mucho, y puedo asegurarte que las siento mucho y claramente en el trabajo, de hecho, mi cuerpo reacciona ante eso. En el trabajo y en la vida, obviamente, cuando a uno le va muy bien es lógico que haya gente que te envidie y esas cosas. Yo creo que no envidio a nadie, porque es muy feo envidiar. 

Pero te envidian y no saben el esfuerzo qué haces, que te levantas a las cuatro de la mañana todos los días, qué hay teatro a las 12 de la noche, que mañana suena el despertador de nuevo, hago la radio, salgo de gira con mi banda, me voy a Santa Fe y vuelvo. Me pueden envidiar porque me va fenomenal en lo que emprendo, pero nadie sabe el esfuerzo que implica eso desde hace años.

Estuve en todos lados: fui asistente, productor, jefe de la producción, cronista, movilero -durante 16 años- y recién en estos últimos años, conductor. No me regalaron nada: pelee por cada uno de mis sueños.

El profesionalismo de Cesar Mascetti y Santos Biasatti

Sergio Lapegüe

-¿Con qué compañero sentís que aprendiste más?

-Aprendi mucho de mis compañeros y jefes. Cuando empecé con Neustad sin ser todavía yo periodista y lo que hacía era ver cómo el laburaba y se movía. Lo veía laburar y me parecía súper talentoso.

A medida que fui avanzando el tiempo me tocó trabajar con Cesar Mascetti que fue un profesor impresionante para todos los que trabajamos en Telenoche en aquel momento.

Cesar tenía la cama de un pueblerino y la sabiduría de un primer mundo. De hecho nos daba clases a los movileros de cómo encarar y preguntar. Cual era la palabra del éxito y que no decir.

Santos Biasatti fue otro gran profesional y mucho más importante, gran ser humano al igual que Nelson Castro. Ambos mis mayores maestros.

-¿Que aprendiste de Nelson Castro y de Santos Biasatti?

-El doctor es como el médico de cabecera, está siempre, por más que te duela un dedo o te estés por morir. Y si vos no le podes atender, el llama a alguien para saber cómo estás.

En mi caso, llamo todos los días a mi mujer, a la mañana y a la noche. Cuando salí de terapia intensiva, me empezó a llamar a mi, durantre tres meses a la mañana y a la noche. Teniendo en cuenta encima que no somos amigos.

Pero es simplemente uno de los mejores seres humanos que uno se puede encontrar en este medio. El saluda a todos,  desde el primer paso que entra al canal a todos con la mano o con un beso, hasta el último cuando se retira.

De Biasatti aprendí que su honestidad arrasa y además es un ser humano muy divertido. Son grandes de verdad.

De hecho, yo estaba confundiendo TN Central y me llamaron del Trece para debutar con Maru Botana un sábado. De mis amigos contados con los dedos de la mano, pero del resto de los canales, ninguno me saludo.

Yo estaba arrancando y vi a Santos subiendo las escaleras y dije que habrá pasado que estaba entrando acá y yo estaba conduciendo el programa y cuando lo vi me asuste y mande al corte para saber que había pasado.

Cuando lo veo, me abraza y me dice emocionado: "Todo el éxito y toda la mierda, para mañana. Lo quiero mucho" y se dio media vuelta y se fue. Yo ahí me largue a llorar y le conté a mi mujer, que me respondió con esas palabras sabias: "Este es grande de verdad" y no tenia porque pero se dio cuenta que para mi era muy importante y quiso estar a mi lado.

Tiempo de teatro

Sergio Lapegüe

-Contanos sobre la obra ‘Las chicas en el aire’ en la que actuás junto a tu banda Lapeband

-Es que esa fue la condición que puse para estar en la obra: que incluyan a Lapeband, teniendo en cuenta que yo no soy actor ni nada por el estilo. Pero ojo, yo tengo el sueño de traer a la televisión argentina el Tonight Live Show adaptado y, si bien todavía no pude poner en práctica ese proyecto, algo se acercó con el ’Prende y apaga’. Todo fue muy a pulmón durante 4 temporadas y, es el día de hoy, que la gente me sigue hablando de eso. Es una cosa de locos.

Con respecto a la obra, hace un tiempo  me llamo Maxi Oliva para proponerme -junto a Facundo Viola- un proyecto con mujeres de entre 55 a 85 años que, después de jubilarse, decidieron iniciar una actividad nueva en su vida: querían bailar en la calle Corrientes porque era su sueño. Y te estoy hablando de mujeres que antes de jubilarse eran científicas, profesoras de arte, educación física y profesiones de lo más disímiles. Así fue como armamos este Talk Show, con una tribuna que participa del espectáculo, y nosotros le sumamos la parte musical con Lapeband.

Es un musical estilo Broadway con luces, mucho baile y despliegue que termina cerrando los 4 temas con nuestra banda. Nos divertimos y todos lo disfrutamos mucho.

-¿Qué fue lo que más te motivó del proyecto?

-El cumplir sueños, siento que es algo que persigo siempre y me encanta también ser el portador de que ellas puedan cumplir el sueño de ser actrices, actuando en el Broadway con más de mil butacas y con esto también es hermoso el demostrar que nunca es tarde para cumplir sueños.

De hecho, cuando uno se jubila, no es el fin de la vida, sino que viene otra etapa que también se puede disfrutar y que además hace bien a la cabeza, porque estás actuando, pensando que decir:

Hay cuatro cantantes y Roxana Show que es una actriz y cantante que se sube al escenario con 80 años y emociona a todos, sin necesidad de ser famosa, tiene un talento emocionante que sabe transmitirlo.

El show es muy interesante pero tiene un límite de 8 funciones, todos los jueves a las 19 horas. Los viernes lo termino siempre cansado, pero feliz.

Este jueves 8 de diciembre es la última función y es sin dudas una obra para divertirse, emocionarse y creer en uno.

El cumplir sueños es hermoso y mas sin depender de nada que te limite. Yo ahí hago de musico y mi personaje es Sergio Lapelvis, porque estoy con un jopo altisimo y un traje a medida.

El director sin dudas es muy creativo y le puso la mejor para llevar adelante todo con mis músicos y la puesta en escena con las señoritas que iluminan el teatro.

Sergio Lapegüe

-¿Qué espacio ocupa en tu vida la música?

-La musica es muy importante, de hecho, antes de ser periodista, fui músico, teniendo mi propia banda de pibes y tocábamos los findes para divertirnos. 

Mis dos amigos de toda la vida fueron los que me acompañaron con mi banda, de hecho, nuestro último show fue  en mi casamiento y a partir de ahí, cada uno hizo su vida tomando caminos distintos para vivir, uno trabaja en una casa de aberturas, el otro de blister y yo periodista.

Pero cuando cumplimos 50 años, nos volvimos a juntar. Un poco parafraseando lo que me dijeron en este momento: ‘Uno cumple 50 años, pero esos mismos 50 ya no están más’, ahora quedan poquitos y no sabes cuando paras de contar, por eso tenemos que hacer lo que tengamos que hacer, por eso elegimos a siete músicos para que nos acompañen.

La idea es divertirnos, viajar juntos, pasarla bien a pesar de ser gente mayor y disfrutar de la big band, que nos llaman de todos lados. ¿Lo malo? Eso me genera conflictos con Bochi, porque me estoy yendo todos los fines de semana.

-¿No te cansas de la rutina?

-Es complejo. Nosotros hacemos el noticiero Tempranero y es mucho el esfuerzo de levantarse a las 4 de la mañana para estar a las 6 de la mañana dando los buenos días.

Después a la tarde tengo la suerte tamhien de hacer el programa más escuchado en La Cien, que es Atardecer, soy un tipo que le va bien y soy feliz, pero implica también tener mucho trabajo mental, pero el finde cuando puedo, duermo.

La gente que se levanta nos mira a nosotros y la gente que se vuelve a su casa, nos escucha en su atardecer. Pero el Martín Fierro de la radio también fue una gran noticia.

Sergio Lapegüe

De Boca y de Argentina

-¿Como vivís el fútbol?

-Soy fanatico, hincha de Boca Juniors, pero simpatizante por cercanía de Banfield y de Atlético Tucumán porque he vivido en Tucumán también pero soy socio y fanatico de Boca Juniors y obviamente de la Selección argentina.

Disfruto y me encanta mirar cualquier partido. Para el mundial tengo las mejores expectativas, puede uno ganar o perder, pero creo que como nunca después del Diego, se ha firmado una gran Selección, me preocupan las lesionas nada más.

Mis ídolos son Martín Palermo y Carlitos Tévez. En la música me encanta Freddie Mercurie, Elvia Presley y Sandro. Pero el fútbol es mi pasión desde chico. A pesar de que me corte el tendón de Aquiles a los 42, pero ya a los 58 no me da el cuerpo, a pesar de que voy al gimnasio todos los días y corro.

Fotos: Chris Beliera


Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig