¿Qué es de la vida del hombre detrás de Paolo, el Rockero, aquel personaje que brillara en la televisión argentina de los 80′? “Soy un sobreviviente” – GENTE Online
 

¿Qué es de la vida del hombre detrás de Paolo, el Rockero, aquel personaje que brillara en la televisión argentina de los 80'? “Soy un sobreviviente”

Celebrities
Celebrities

Se llama Jorge Montejo y tuvo su gran momento cuando Juan Alberto Badía le dio la oportunidad. Aquí le cuenta su vida a GENTE.

Jorge Montejo como Paolo, el Rockero.

Me siento afortunado por tener una segunda oportunidad en la vida. Soy un sobreviviente. Por culpa de las drogas he coqueteado muchas veces con la muerte... Y aprovecho esta nota para pedirles perdón a todas las personas a las cuales, cuando solía estar fuera de mí, les fallé de una u otra forma”, comienza disculpándose Jorge Juan Montejo (62), más conocido –o simplemente conocido popularmente– como Paolo, el Rockero, aquel personaje que brillara en los Ochenta desde el programa Badía & Compañía por Canal 13. Hoy reside en Tandil, tras una dura historia que compartió con GENTE.

–Sí, vivo acá. Técnicamente solo, aunque tengo un asistente, Josué, que me ayuda en las tareas diarias. Es muy laburador. Volví a Tandil porque mi familia y mis amigos están acá y conozco a todos en la ciudad. Gracias al Internet puedo trabajar a distancia y no necesito permanecer en Buenos Aires... Hoy en día Dios atiende en todos lados, no sólo en Capital.

¿Cómo es tu vida actual, Jorge?

–Estoy pasando una cuarentena que me llevó a la inspiración y a la creación. Hago videos por encargo de Paolo, el Rockero, y también de otros personajes nuevos y no tan nuevos. Estoy incursionando más a fondo en la música, enfocado en la composición pero también interpretando de manera amateur.

Jorge en la actualidad, radicado en Tandil.

–¿Qué recuerdo le trae Paolo, el Rockero?

–Solamente buenos recuerdos. Por haber inventado este personaje pude establecerme firmemente y ser reconocido en mayor o menor medida por muchas personas, lo que siempre me abre puertas y oportunidades. Paolo, el Rockero es mi mayor alegría personal y profesional.

¿Qué fue para usted Juan Alberto Badía, su descubridor?

–Juan fue mi mentor. Sin él mi destino hubiese sido otro. A tal punto que algo que la gente no sabe yo comencé mi carrera en Tandil, luego fui a Buenos Aires y tardé media década hasta llegar a Badía. Él impulsó mi carrera. Siempre lo recordaré con cariño y admiración.

–¿Cuál fue el peor momento de su vida, Jorge, y por qué?
–Cuando murió mi madre. Yo no estaba muy bien de salud y su muerte fue dificil de superar. Pero hoy sé que ella está en un mejor lugar y yo me siento en paz.

–Cuéntenos sobre sus adicciones...

–Entré en las drogas en 1993 y dejé de consumir en el 2015. Entre esas dos fechas dejé y retomé muchas veces. Cuando empecé a consumir supe que mi vida ya no estaba en el camino correcto. Ahí toqué fondo. Tuve picos de mucha fama y éxito y no pude disfrutarlos ni un poco. La droga destruyó parte de mi vida... Estoy feliz por haber dejado eso en el pasado. Sólo quiero enfocarme en el futuro. Desde el 2015 estoy cien por ciento limpio: de hecho tengo un enorme rechazo con la simple idea de consumir drogas. Estoy muy confiado de que las drogas no tocarán mi sistema por el resto de mi vida.

–¿Es cierto que pasó cuatro meses internado en un neuropsiquiátrico?

–Es falso... ¡Fueron más de cuatro meses! Ja ja já. Unos diez meses, si tomamos en cuenta todas las veces que fui. No fue lindo, pero aprovecho esta oportunidad para agradecerles a todos los profesionales que me ayudaron en esos tiempos difíciles.

–También se lo dio por muerto... ¡y dos veces: en 2004 y 2011! ¿Por qué?

–La primera vez me afectó mucho a nivel personal, porque no tener un lugar en los medios me quitó la posibilidad de desmentir esa noticia. Y también me perjudicó en lo profesional, ya que la gente no quería verme en los shows privados porque pensaban que era un doble, un imitador. La segunda vez ya no fue tan importante.

–¿Cómo salió adelante?

–De a poco. A partir de  haber dejado de consumir drogas, los profesionales de la salud pudieron enfocarse en mí de una mejor manera. Tomó mucho esfuerzo de ambas partes, pero volví a trabajar, a ahorrar. También mi hijo y mi familia me ayudaron mucho. Ahora soy muy independiente. Siempre estoy ocupado, preparando proyectos.

–¿Cómo hizo para reinventarse, para encontrar la luz?

–Fue todo una fusión de varias cosas: empezar a postear videos en Internet, tomar el control de mis redes sociales, conseguir ayuda para mis actividades del día a día, estar en constante comunicación con mi hijo y por supuesto ser muy serio y responsable con las recomendaciones de mi psiquiatra. Esta fusión de cosas llevó a una explosión de bienestar en mi vida.

Su típica sonrisa, con el cuadro de Paolo detrás. Una postal de estos días.

–¿Tiene esposa?

–Por ahora no, pero si hay mujeres interesadas en mí, que sigan en mi Instagram: @paolo.el.rockero, ja ja já. Tengo un único hijo, Juan que tiene 24 y vive en Estados Unidos. Mi padre vive a pocas cuadras de mi casa, y mi hermano es un mecánico de lujo en Tandil.

–¿Cómo se mantiene económicamente?

–Vivo enteramente de mi carrera. Hasta hace un tiempo fue difícil, pero como ya dije antes el Internet me brindó un nuevo medio de alcance para mi público. Hago publicidades para negocios locales, saludos y audios a pedido, shows online, y más.

–¿Cuál cree que es su mayor talento?

–En mi opinión, está entre el humor y la musica. Depende el momento.

–¿Cómo lo llama la gente, Jorge o Paolo?

–De las dos maneras. Aunque, la verdad, me pone contento que poco a poco hay más personas que me dicen Jorge.

–¿Conserva la ropa, la peluca y los elementos de Paolo?

–Únicamente el chaleco original. El resto del outfit es recreado.

–¿Qué consejo le daría hoy, desde sus 62 años, a aquel Paolo que triunfaba?

–Al joven Jorge le diría: "No la cagues, no consumas drogas, sé responsable, sé humilde, cuidá lo que tenés".

–Si volviera a nacer, ¿elegiría ser Paolo o preferiría que su vida fuera por otro lado?

–Siempre estuve interesado en ser ingeniero agrónomo, tener una granja, tocar la guitarra y vivir aislado con mi esposa y familia, una vida simple y tranquila. Pero también me gusta la fama. Ja ja já.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig