Paula Chaves contó el inoportuno episodio que padecieron camino al parto: «Nos paró un operativo de control y una policía me dio…» – GENTE Online
 

Paula Chaves contó el inoportuno episodio que padecieron camino al parto: "Nos paró un operativo de control y una policía me dio..."

Celebrities
Celebrities

La conductora relató un tropiezo que vivieron camino al Sanatorio de la Trinidad de Palermo el pasado 4 de julio.

Paula Chaves (36) y Pedro Alfonso (41) fueron papás de Filipa el pasado 4 de julio, en plena pandemia por coronavirus. A la difícil situación de tener que parir en cuarentena, la conductora y el productor se agregó un molesto inconveniente camino a la clínica.

Entrevistada por Verónica Lozano en Cortá por Lozano (Telefe), la conductora de Bake off Argentina recordó el parto de su tercera hija: "Parir en pandemia fue espectacular, el sistema de salud está bien preparado", contó Paula y dio detalles de cómo vivió la llegada al mundo de la pequeña.

"Mi parto fue maravilloso, mágico, fue tal cual lo había soñado. Hice todo el trabajo de parto en mi casa, bailando al ritmo de Ciro y los Persas", relató y agregó: "Pedro estaba tomando fernet y yo alguno que otro trago me tomé".

Paula estuvo acompañada de su partera e hizo todo el trabajo de preparto en su casa, hasta que llegó a 10 de dilatación y tuvieron que partir hacia la clínica.

"Salimos de casa, yo con contracciones fuertes, hacía una respiración y mordía el asiento de cuero", recordó y ya casi por llegar a Palermo, la Policía tenía montado un operativo y en la bajada Sarmiento los retuvieron.

Chaves describió en diálogo con Lozano: “Arrancamos de casa con contracciones intensas, nos pararon en un control, yo iba con 10 centímetros de dilatación. Pedro con toda su tranquilidad se bajó y le dijo al policía ‘mi mujer está pariendo’. El oficial le preguntó por qué no habíamos ido por la vía de sanidad. Yo decía ‘dejalo pasar, por favor’”.

Paula recordó un inconveniente que atravesó. Con las contracciones aceleradas y la dilatación ya indicada, la pareja se subió al auto para trasladarse del hogar a la clínica. En ese trayecto, la policía tenía montado un retén en la Avenida Lugones y en la bajada Sarmiento los retuvieron, cuando Paula ya estaba a nada de parir. La burocracia, y también las obligaciones de los servidores públicos, construyeron una escena de aprietos.

La conductora de Bake Off describió en diálogo con Vero Lozano: “Arrancamos de casa con contracciones intensas, nos pararon en un control, yo iba con 10 centímetros de dilatación. Pedro con toda su tranquilidad se bajó y le dijo al policía ‘mi mujer está pariendo’. El oficial le preguntó por qué no habíamos ido por la vía de sanidad. Yo decía ‘dejalo pasar, por favor’”.

En ese cuadro, Paula encontró una mirada cómplice, un aliento para afrontar todo con mucha bravura. “En eso, miro para el costado y había una mujer policía, con su tapaboca negro, sólo le ví sus ojos en la noche. Se asomó a la ventana y me dijo 'vamos’. Me dio una fuerza, una garra y una energía tremendos. Así que si me está viendo le quiero agradecer y decirle que fue muy importante”.

Tras el inconveniente, continuaron su trayecto y Filipa llegó una hora después, a las 23 horas del sábado 4 de julio.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig