Ahora leyendo
Murió Juan ‘Corazón’ Ramón: tenía 80 años y estaba internado por una fuerte pulmonía

Murió Juan ‘Corazón’ Ramón: tenía 80 años y estaba internado por una fuerte pulmonía

Redacción Gente

El artista tenía pulmonía y padecía gastritis crónica. Estuvo internado durante cinco días por problemas respiratorios “hasta que el corazón no le resistió”.

A los 80 años, el jueves falleció el cantante Ellery Rech, más conocido como Juan “Corazón” Ramón. El artista nacido en Cañada de Gómez, Santa Fe, venía con la salud muy debilitada: sufría gastritis crónica y estaba deshidratado. Su muerte la comunicó su mujer Isabel, quien contó que murió como consecuencia de una pulmonía.

“Venía con problemas desde hace mucho tiempo”, informó Lío Pecoraro, quien publicó la noticia a las 20.12 de la noche en su cuenta de Twitter, tras recibir la confirmación de su mujer.

El tuit de Lío Pecoraro.

“Todavía no puedo creer que sea cierto. Él venía con problemas de salud desde hacía varios meses. Hace como cuatro o cinco días que estaba internado con problemas respiratorios, neumonía. Y bueno, el corazón no le resistió. Para mí era como un hermano”, se lamentó Alberto Terreno, su amigo y representante.

Nacido el 13 de enero de 1940, comenzó en la música en los 60′ haciendo versiones de canciones de artistas franceses e italianos. Al elegir interpretar baladas románticas ganó el apodo de “Corazón”.

El ícono de la canción popular grabó más de 1.300 temas a lo largo de seis décadas de carrera (Tabaco y ron, Cariñito y Suena el teléfono le valieron la fama), recibió numerosos premios e hizo giras por el exterior, especialmente en Estados Unidos.

Integró bandas sonoras de películas junto a Leonardo Favio y Violeta Rivas, actuó en más de doce películas (la última fue En busca del brillante perdido, de 1986) y en la televisión tuvo una participación especial en Calabromas (1985), junto al recordado Juan Carlos Calabró.

Entre 1977 y 1983 estuvo radicado en Perú, donde conoció a quien sería su esposa. Yo sabía que tarde o temprano iba a volver a mi país. Y fue en ese recogimiento, enfrente a la casa de Dios, donde una voz me dijo que ‘tarde o temprano, el público está’. Y un día me lo encontré al productor Mario Kaminsky y me ofreció volver. Lo hice y, hasta hoy, como me dijo esa voz, ‘el público está conmigo’, decía por entonces.

La despedida de la Asociación Argentina de Actores.
Ir Arriba