Militta Bora nos presenta a su novio músico de 40 años: «Al fin me enamoro de alguien que no busca fama ni es superficial» – GENTE Online
 

Militta Bora nos presenta a su novio músico de 40 años: "Al fin me enamoro de alguien que no busca fama ni es superficial"

Celebrities
Celebrities

La cantante y actriz de Sex cuenta cómo fue el reencuentro durante la cuarentena con su viejo amigo Sebastián Scala, quien la "conmovió por su corazón".

En una de las funciones prepandemia de Sex, dirigida por José María Muscari.

Militta Bora (31), cantante y actriz de Sex –hoy una experiencia virtual dirigida por José María Muscari– asegura que sigue curando las heridas de su pasado y que aprendió “a evitar personas que viven en un vacío de proyecciones ilusorias de fama y éxito, sostenidas en el egoísmo y la pobreza espiritual”.

Es por eso que comparte con GENTE quién y por qué un músico y amigo desde hace siete años se convirtió en su nuevo compañero de vida, "que salvó mi cuarentena".

Quien le devolvió la fe en el amor, después de sanar y superar "relaciones difíciles y violentas" con Daniel Osvaldo (34) y Chano Moreno Charpentier (38), le revela Militta a GENTE, "es el bajista de Don Adams, se llama Sebastián Scala (40)".

Lejos de las cursilerías, volver a creer en algo excepcional en medio de un año absolutamente extraordinario, para muchos ya echado a perder por la pandemia, "es mágico". Y es por eso y porque, aún surfeando los resabios de relaciones enfermizas, elige hacer pública su felicidad.

“Volvimos a hablar cuando empezó la cuarentena. Él volvía a San Isidro después de estar muchos meses trabajando en el campo de su familia. Y así se fue dando. Para mí es practicar el estar acompañada y compartir la otredad, que me cuesta muchísimo por mi ritmo laboral y todos los traumas de malas experiencias pasadas que agudizan mis fobias”, le cuenta a GENTE la actriz y cantante.

Militta en compañía de su nuevo amor, Sebastián Scala.

Y enseguida se abre, haciendo catarsis de sus ex relaciones “superficiales”: “Me permití el desafío de dejar quererme por una persona que me conmovió por el corazón, que no es cholulo o tiene aspiración a la fama”.

En ese sentido, asegura, curó los errores de “rodearme de personas vacías, que viven en la ilusión del éxito y de la fama, sostenidas en el egoísmo y la pobreza espiritual”.

Cuenta que su cambio, en gran parte, se debe al acercamiento “a la Soka Gakkai, una organización que trabaja por la paz mundial basada en enseñanzas budistas, con la dignidad suprema de todos los seres vivos como eje (...) Gracias a esa filosofía me di cuenta que no merecía estar rodeada de personas tan débiles”, enfatiza.

Sebastián Scala, novio de Militta Bora.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig