Ahora leyendo
Los 5 momentos de “Emily en París” que más vergüenza ajena generaron en las redes y los memes más desopilantes

Los 5 momentos de “Emily en París” que más vergüenza ajena generaron en las redes y los memes más desopilantes

Karina Noriega

Desde los montajes de Emily en los lugares más bizarros y burlas a los clichés parisinos a las frases que más “cringe” dieron en la serie de Netflix que es furor.

El furor de Emily en París generó todo tipo de controversias y reacciones dispares entre el público, pero nunca desinterés. Desde la sensación que provocan los outfits que luce Lily Collins (31) a los cuestionamientos por el exceso de clichés al abordar la cultura parisina (baguettes y boinas por doquier), la nueva serie del creador de Sex and the City, con sólo diez episodios dio mucha materia prima para divertirse en pandemia.

1. Su monólogo sobre ser una “perra básica”

En 2015, The Guardian proclamó el adjetivo “básica” como el insulto del año. El hito surgió gracias a un incidente relacionado a Kate Moss quien, luego de una disputa con una aerolínea, se refirió al piloto de un vuelo como “perra básica”. Ése es el epíteto con el que un afamado diseñador se refiere a Emily en uno de los capítulos. ¿El porqué? La experta en redes de Chicago, una vez aterrizada en París había colgado de su cartera un básico llavero peludo. Cuando Emily se disculpa ante el cliente de la agencia francesa para la que trabaja, argumenta lo siguiente: “Mis amigas y yo estábamos obsesionadas con Gossip Girl. Todas queríamos ser Serena van der Woodsen en su hermosa y loca couture. Pero lo único que cualquiera de nosotras podía comprar de esos diseñadores era un llavero de outlet”.

2. Su renuencia a hablar francés

Cuando Emily arrancó su primer día en Savoir, la agencia francesa en la que pretende manejar las redes de las marcas de lujo, usó una aplicación de traducción para comunicarse con su jefa y sus compañeros. La protagonista de la serie llegó a París pretendiendo revolucionar las redes con 40 seguidores en Instagram, sin saber una sola palabra de francés y haciendo gala de su resistencia al idioma. Sin vergüenza, Emily grababa la frase que quería traducir y una suerte de Siri reproducía la traducción de su frase, recurso que utiliza tanto en reuniones importantes como para guiarse en la ciudad.

3. Su primer encuentro express después de romper con su novio

El personaje snob con el que Emily tiene sexo después de romper con su novio –quien corta la relación tras suspender el vuelo para viajar a visitarla a la Ciudad Luz– fue otro de los focos que generaron más vergüenza ajena. Claramente estereotipado como un intelectual, el escritor al que conoce una noche en el Café de Flore y con el que termina en la cama, no la quiere acompañar a la Ópera porque representan una obra clásica –El lago de los cisnes– y le hace saber esta regla que se ha autoimpuesto: “Si voy a la casa de una chica y no tiene sus propios libros, no puedo hacerle el amor”.

4. Su flirteo con el hermano menor de la novia de su vecino chef

De viaje al “interior” de París para intentar ganar una nueva cuenta para la agencia, Emily se entrega a la convivencia con Gabriel (el chef interpretado por Lucas Bravo al que besa una noche desconociendo que tiene una relación) y su novia. Pero lo que no imagina es que el chico con el que se besa es nada menos que Timothée, el hermano menor de la novia de su vecino, de tan sólo 17 años. Es uno de los momentos más incómodos de Emily en su nueva vida parisina.

5. Su reclamo culinario a un chef

Una noche, de cena con su primera amiga en París, Mindy Chen (Ashley Park), Emily protagoniza otro encuentro incómodo cuando le reclama a un mesero por la cocción de una carne. El chef se acerca a la mesa para decirle que coció el bistec correctamente. Emily le responde: “El cliente siempre tiene razón”. A lo cual Mindy le retruca: “¿Crees que vas a cambiar toda la cultura francesa enviando un bistec?”. ¿Resultado? Después de probar la carne, la termina disfrutando.

¿De yapa? Emily genera un cortocircuito en todo el edificio al conectar su dildo al tomacorriente.

A continuación, los memes más graciosos que viene generando Emily en París en todo el mundo.

Ir Arriba