Las mil y una caras de Romina Malaspina como nunca se la vio: antes y después de las cirugías – GENTE Online
 

Las mil y una caras de Romina Malaspina como nunca se la vio: antes y después de las cirugías

Celebrities
Celebrities

Hoy, que es popular por su imagen sexy al frente del noticiero de Canal 26, la modelo, influencer y ex participante de Gran Hermano sorprende por sus exagerados cambios fisonómicos.

“Todos tenemos pequeñas manías y yo la verdad que soy partidaria de que cada cual mejore lo que quiera y pueda”, había dicho Romina Malaspina (23), la influencer y cantante que eclipsa al frente del noticiero de Canal 26 debido a sus impactantes outfits.

Pocos recuerdan los extremos (y muy poco disimulados) cambios fisonómicos de la ex participante de Gran Hermano (2015), Doble tentación (Chile, 2017) y Supervivientes (España, 2018), quien, tal como contó, se operó la nariz, se rellenó los labios, se aumentó la delantera y afinó su cintura.

Recordemos que la marplatense adicta a los retoques se hizo famosa en la octava edición de GH, en la que se convirtió en una de las participantes más mediáticas tras mantener una relación ante las cámaras con Francisco Delgado.

En el reality de factoría chilena tampoco faltó la polémica: su participación quedó marcada por su expulsión por agredir a una compañera del certamen. Mientras que en Supervivientes no ahorró en peleas: también se fue a las manos con una rival.

En este timeline de sus extremos cambios estéticos que, lejos de negar, los celebra, pueden apreciarse los mil y un cambios de Malaspina.

"Miren el nuevo aspecto de mis orejitas, están perfectas y les puedo contar que en menos de 48 horas estaba excelente. Prometo que súper vale la pena, ¡de haber sabido lo hubiera hecho mucho antes!", escribió en su momento en una de las selfies de Instagram en las que parece otra persona. Éste es uno de los tantos ejemplos de su postura a favor de las cirugías.

Sólo hace falta ver sus viejas fotos en su feed para sorprenderse con tan disímiles facciones, que fueron modificadas a la largo del tiempo.

Entre los pedidos de algunos de sus fanáticos –y que ella tampoco se gastó en borrar–, resaltan: "Eras bella y ya no te pareces en nada a ti". O "Por favor, no te retoques más", "Con lo guapa que eras" o "Esta chica no puede ser Romina".

"Qué bien se siente ver a tanta gente preocupada por mi rostro en lugar de por sus vidas. No sabía que era tan importante... ¡Gracias!", se defendió hace un tiempo, cuando se la acusó de ser adicta al bisturí.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig