Ahora leyendo
Las increíbles posturas de yoga de Agustina Kämpfer: “Las recomiendo para luchar contra el sedentarismo en cuarentena”

Las increíbles posturas de yoga de Agustina Kämpfer: “Las recomiendo para luchar contra el sedentarismo en cuarentena”

Karina Noriega

La periodista, próxima a recibirse de instructora, comparte con GENTE sus “Tips para principiantes en cuarentena”.

Desde hace años, la periodista Agustina Kämpfer viene haciendo del yoga un estilo de vida, que comparte en sus redes sociales con consejos y clases para instalar eso de que “el yoga te encuentra en la intención”.

Ayer, la pronta instructora de esa disciplina sorprendió con una sorprendente postura que es una variante de Garudusana (la postura del águila) que recomienda contra el sedentarismo en la cuarentena, sobre todo para las víctimas de largas jornadas de home office.

“Las posturas invertidas me salen desde chica, así que esa es una trampa de mis travesuras cuando era niña, no del ejercicio del yoga”, comenta Kämpfer, que enfatiza sobre la importancia de ponerlas en práctica.

“Al vencer la gravedad del cuerpo, se reactivan todos los órganos y la circulación de la sangre”, puntualiza en diálogo con GENTE. Y aclara los beneficios para mejorar posturas corporales, paliar y prevenir dolores de cintura: “Hay variantes que se pueden hacer sentados viendo la tele o haciendo cualquier cosa”.

“A falta de tiempo para hacer yoga, podés mecharlo en tu vida cotidiana”, dice, y amplía: “Incluso, las posturas cortan la deformación del cuerpo que se producen con el tiempo, cuando se te acortan los músculos de las piernas, por ejemplo”.

En charla con GENTE, nos brinda los siguientes consejos.

Tips para principiantes en cuarentena:

1. No te exijas

Lo más importante: no te exijas alcanzar determinada postura. No todos tenemos la misma flexibilidad genética y lo que cuenta es lo que se va expandiendo dentro de tu cuerpo paso a paso. ¡La foto es sólo para las redes!

2. No ir sobre el dolor

Si sentís dolor o molestias, ¡ni un paso más! No es cierto que si duele es porque estás llegando más lejos. No ir sobre el dolor y buscar alternativas es también una forma de estar en la vida.

3. Buscar un lugar apropiado

No necesitás un living amplio de revista de decoración ni una batería de elementos sofisticados. Un espacio suficiente para que te muevas en 360 grados, una ventana cerca para que circule el aire y un mat son todo lo que necesitás.

4. Respiración

El yoga tiene su respiración particular: inhalamos y exhalamos por nariz, con la boca cerrada. Suave y conscientemente. Empezá con sesiones cortas y posturas accesibles, subí los tiempos y las dificultades a tu propio ritmo, y por sobre todas las cosas: no te compares.

5. Tomate tu tiempo

Al finalizar cada sesión, no te levantes enseguida. Quedate unos minutos respirando normalmente, con los ojos cerrados, percibiendo cómo sentís el cuerpo después de la práctica. El yoga es 10% teoría y 90% práctica, y los avances significativos en las posturas tienen más que ver con el tiempo dedicado que con cualquier otra cuestión. 15 minutos de yoga al día pueden cambiarte la vida, ¡dale la oportunidad!

Ir Arriba