La viuda de Robin Williams cuenta cómo fueron sus últimos días. «Él me dijo: ‘Sólo quiero reiniciar mi cerebro’» – GENTE Online
 

La viuda de Robin Williams cuenta cómo fueron sus últimos días. "Él me dijo: 'Sólo quiero reiniciar mi cerebro'"

Celebrities
Celebrities

Susan Schneider habló por primera vez de la angustia que vivieron hasta la decisión del actor de terminar con su vida. Será parte del documental El deseo de Robin

Un documental sobre la vida del actor Robin Williams se estrena este mes en plataformas digitales bajo el nombre de ‘El deseo de Robin’. Y relata el tránsito por las enfermedades mentales del actor. Susan Schneider (56), la viuda del artista, habló en el programa de televisión Today sobre los difíciles momentos por los que atravesaron juntos antes de que Robin se suicidara en agosto del 2014.

"Era un hombre increíblemente rico, profundo y letrado en cuestiones relacionadas a la humanidad y la cultura. Su humor era como su arma secreta… Hubo muchos momentos en los que veía a alguien que necesitaba apoyo emocional e iba directo a inyectar un poco de humor, la cuota necesaria como para realmente hacer una diferencia", relató Schneider. Si bien las drogas, el dinero y la depresión fueron considerados como los factores desencadenantes, su viuda dijo que había habido mucho más en juego.

El actor que interpretara al inolvidable Patch Adams se suicidó luego de sufrir un tipo de demencia de la que no se supo el nombre hasta después de su muerte. En principio fue diagnosticado con Parkinson. Su estado afectaba sus pensamientos, su humor y el control de su cuerpo. “Robin y yo sabíamos que pasaba algo más, él estaba en lo cierto cuando me dijo: 'Yo sólo quiero reiniciar mi cerebro'. En ese momento le prometí que íbamos a llegar al fondo de todo. Lo que no sabía es que eso ocurriría después de su muerte”, continuó la viuda de Williams.

El intérprete había sido diagnosticado con Mal de Parkinson, pero sus síntomas lo hicieron pensar que tenía demencia o esquizofrenia. Su poco contacto con la realidad lo hizo volverse paranoico.

Finalmente se supo que el artista sufría de Demencia de Cuerpos de Lewy, una enfermedad neurodegenerativa. Schneider, por su parte, confesó que haber descubierto qué fue lo que llevó a su marido a cometer suicidio le ayudó a entender. “Me alivió saber que tenía un nombre. Robin y yo atravesamos esta experiencia juntos, siendo atrapados por un monstruo invisible. Me fui de ahí con el nombre de la enfermedad, que era lo que Robin y yo habíamos estado buscando”, contó sobre el momento en que los doctores pudieron decirle finalmente el diagnóstico certero.

Susan además compartió con su entrevistadora que en los momentos finales de Williams los médicos les habían recomendado no compartir la cama. Ante esa situación Robin, confundido, le preguntó si dormir en camas separadas significaba que se habían separado. "Ése fue un momento shockeante, el instante en que te das cuenta de que hay una especie de abismo entre vos y tu mejor amigo, tu compañero, tu amor. Ves realmente dónde se genera, pero te das cuenta que no está basado en la realidad. Fue un momento muy difícil", recordó.

“Yo le pregunté: ‘¿Cuando lleguemos al final de nuestras vidas y miremos para atrás, qué te gustaría haber hecho?’. Sin dudarlo él dijo ‘Quiero ayudar a que la gente tenga menos miedo’. Me pareció hermoso y le dije ‘Querido, ya lo estás haciendo. Eso es lo que haces. Y es bastante genial’”, rememoró Schneider. Ese deseo, ayudar a que los demás tengan menos miedo, le dio su nombre al documental.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig