La odisea de Matthew McConaughey para conseguir un momento de intimidad con su pareja en cuarentena – GENTE Online
 

La odisea de Matthew McConaughey para conseguir un momento de intimidad con su pareja en cuarentena

El actor se confesó en el show de Ellen DeGeneres y contó su estrategia para tener un encuentro a solas en una casa llena de gente.
Celebrities
Celebrities

El actor Matthew McConaughey (51) tuvo durante los últimos meses muchas situaciones de introspección. El protagonista de Dallas Buyers Club acaba de lanzar su libro autobiográfico Greenlights, donde habla de los detalles más oscuros de su vida y cómo las luces –rojas, verdes o amarillas– marcaron su camino. En una coyuntura difícil para presentarlo al público, recurrió una vez más a las pantallas para darlo a conocer.

En este contexto, el actor estuvo invitado remotamente al show de Ellen DeGeneres y habló de su vida familiar en los últimos 7 meses. McConaughey y Camila Alves (38) comparten la casa familiar con sus tres hijos –Levi (12), Vida (10) y Livingston (7)– y, por si fuera poco, bajo el mismo techo vive Kay, la madre del intérprete, que tiene 88 años. Por eso, uno de los desafíos más grandes que tuvo la pareja durante la pandemia es... encontrar tiempo a solas.

"Ya han pasado más de siete meses desde que empezó la cuarentena", comentó casi con pesar al inicio de la entrevista. "Se ha extendido el tiempo suficiente como para que cuando me preguntan cuántos niños hay en casa, yo pueda contestar 'cuatro': uno de 12, un segundo de 10, un tercero de 7 y un cuarto de 88 años. Mi madre todavía se va a dormir después que yo y se levanta antes", bromeó el actor.

"Hay veces que tenés un día... Los chicos están con la escuela de forma remota: los levantás, los acomodás, cocinás, hacés las tareas del hogar, trabajás y de repente son las 9 o 10 de la noche y recién ahí te mirás y preguntás: 'Hola, ¿Cómo estás?'", relató el ahora escritor, haciendo hincapié en la necesidad de compartir tiempo a solas con su pareja. "Pero ella es muy buena haciendo cronogramas y estamos mejorando en esta tarea de crear estructuras, no sólo para los chicos, sino también para nosotros".

Así es que la pareja llegó a encontrar una de las soluciones más antiguas para no ser molestados en sus momentos de intimidad. "Les decimos: 'Bueno, de esta hora a esta hora no se puede golpear la puerta del cuarto en donde estemos, porque vamos a tener tiempo para nosotros'", finalizó.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig