La mala relación de Lily Collins y su papá, Phil Collins: «No podemos reescribir el pasado» – GENTE Online
 

La mala relación de Lily Collins y su papá, Phil Collins: "No podemos reescribir el pasado"

Celebrities
Celebrities

La protagonista de 'Emily en París' y el legendario músico británico no tienen la dulce historia que todos imaginan.

Hoy Lily Collins (31) es noticia mundial por la serie que protagoniza y por sus emblemáticos looks, pero hace muchos años, cuando arrancaba en la industria del cine, todo el mundo la identificaba simplemente como "la hija de Phil Collins (69)".

Su papá es un prócer en lo que respecta a lo musical: tiene siete premios Grammy, cinco premios Brit y dos Globo de Oro, e integra la lista de "los 100 mejores artistas de todos los tiempos" según Billboard.

Una imagen de los momentos felices.

Pero Lily, su segunda hija (la primera biológica), no guarda los mejores recuerdos de sus primeros años. De hecho, en el 2017, en su libro Unfiltered: no shame, no regrets, just me (en español, "Sin filtros: sin vergüenza ni arrepentimientos, sólo yo"), escribió: "Te perdono por no haber estado siempre que te he necesitado. Y por no ser el padre que esperaba. Te perdono los errores que cometiste. Y aunque parezca que es muy tarde, no lo es. Aún hay mucho tiempo para seguir adelante. Todos tomamos nuestras decisiones y, aunque no excuso las tuyas, al final del día no podemos reescribir el pasado”.

“Estoy aprendiendo cómo aceptar tus acciones y a verbalizar cómo me hacen sentir. Acepto y honro la tristeza y la ira que sentí sobre las cosas que hiciste o no hiciste, que me diste o no me diste, mencionaba en uno de los capítulos.

Sucede que la separación de sus padres (Phil y su segunda mujer, Jill Tavelman, 64) fue bastante traumática. Lily tenía sólo cinco años cuando su mundo familiar se destruyó a causa de una infidelidad de él, y cuando su mamá se enteró de esto por medio de un fax (sí, es mundialmente conocido que el final fue así de impersonal).

Lily y su mamá paseando por Praga.

Después de eso, la actriz creció viendo a su papá casi exclusivamente en vacaciones, porque su mamá decidió que ellas se mudaran de Surrey, Reino Unido, a Los Angeles, Estados Unidos.

En una entrevista reciente, Lily habló de lo que escribió en el libro y dijo: "Muchas de mis inseguridades más profundas tienen su origen en estos temas de mi padre. Y fue un capítulo difícil de escribir porque él es un personaje público, y escribir sobre alguien a quien la gente ya conoce es una situación extraña, pero desconocen mi experiencia con él. Soy sólo una hija hablando con su padre y sentí que esta carta era apropiada, porque puede ser trasladada a cualquier relación entre padres e hijos".

Sin embargo, en el último Día del Padre la protagonista de Emily en París escribió una dedicatoria en sus redes sociales que dice: "Feliz Día del Padre a mi primer narrador. Gracias por inculcarme la pasión por ser creativo, el impulso para dar vida a esa creatividad, y la determinación de vivir mi sueño al máximo, a pesar de cualquier obstáculo que se interponga en mi camino. Estoy muy orgullosa de vos por todo lo que lograste y seguís logrando cada año que pasa. Cuanto mayor soy, más comprendo y más aprecio. No importa la distancia entre nosotros. Un poquito de mí siempre está contigo y una parte de ti, conmigo. Te amo hasta la Luna, ida y vuelta".

Eso sí, de "su vida adulta" ninguno de los dos postea fotos.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig