La historia de amor de Luli Fernández y Cristian Cúneo Libarona: ella fue a consultarlo como abogado, a los pocos días él la invitó a comer a su casa y ya llevan 10 años juntos – GENTE Online
 

La historia de amor de Luli Fernández y Cristian Cúneo Libarona: ella fue a consultarlo como abogado, a los pocos días él la invitó a comer a su casa y ya llevan 10 años juntos

“Hoy -a la distancia- creo que ninguno de los dos pensó que íbamos a terminar casados y formando una familia ensamblada”, confiesa la panelista de Socios del espectáculo
Celebrities
Celebrities

¿Cómo se conocieron Luli Fernández y Cristian Cúneo Libarona, su actual marido? !Gracias a Jorge Rial! ¿Quién lo hubiera dicho? La historia comenzó cuando modelo se acercó al bufete de abogados de su actual marido para hacer una consulta -Rial fue quién le aconsejó que se asesorara con los Cúneo Libarona por un tema laboral- y ese primer encuentro terminó con una comida en la casa de Cristian y al año estaban conviviendo. Hoy están casados y tienen un hijo de dos años y medio que se llama Indalecio.

Una historia que comenzó hace 10 años

“Fue hace casi 10 años. Yo estaba trabajando en ese momento en Gran Hermano, en Telefe, y una noche antes de que comenzara la gala Jorge (Rial) -que era el conductor del programa- pasó por mi camarín y me vió muy angustiada”, le contó la panelista de Socios del espectáculo a Para ti.

“Me preguntó que me pasaba, le conté que mi mamá había tenido un problema en su trabajo y Jorge me dio la tarjeta de su abogado: Rafael Cuneo Libarona, mi actual cuñado”, explica y agrega: “Recuerdo que ese día, en mi camarín, le dije a Jorge: “No se si voy a poder pagar a un estudio penalista como el de Cuneo Libarona” y él me contestó: “Yo le aviso a Rafael que lo vas a llamar para que te asesore y después definís cómo seguís”.

Llegó la primera cita

La modelo siguió el consejo del periodista, pidió una entrevista con Rafael Cúneo Libarona y al otro día estaba sentada en su bufete. “Rafael me derivó a un abogado laboralista pero, cuando tenía que terminar de pasarme sus datos, lo llamaron de urgencia y, antes de irse, me dijo: “Ahora viene uno de mis hermanos y te ayuda con lo que falta”, contó Luli en la misma entrevista de Para ti.

Ese hermano era Cristian, su actual marido. “Lo vi y me gustó de inmediato. ¡No es porque sea mi marido pero es un bombón!”, continúa el relato la modelo e influencer pero dice que, en ese momento, estaba demasiado angustiada como para imaginar un romance con él.

“Cuando empecé los trámites con el abogado al que me habían derivado ellos -Cristian y Rafael- les envié un mail agradeciéndoles el dato y, a partir de ahí, comenzó un intercambio de mails con Cristian que terminó en que me pidió el pin del Blackberry… Que antigüedad, ¿no? ¡No había wapp en ese momento!”, continúa Fernández.

Pollo a la parrilla y Gran Hermano

“Me pidió el pin un martes y el viernes me invitó a comer a su casa (Se ríe). ¡Todo bastante rápido! (se ríe). Pero el noviazgo comenzó lento porque yo había cortado hacía muy poco tiempo con mi novio y él sólo llevaba 6 meses separado y su hijo menor tenía 8 meses”, relató Luli.

“Hoy -a la distancia y a punto de cumplir 10 años juntos- creo que ninguno de los dos pensó que íbamos a terminar casados y formando una familia ensamblada”.

La primera cita fue en la casa de Cristian y cocinó pastas caseras. “Pero lo interesante fue la segunda cita, que también fue en su casa -yo no quería exponerme a que nos vieran y sacaran fotos- y me dijo: “Te voy a cocinar un pollo”. Bueno, fue el pollo más lento del mundo: debe haber tardado 8 horas en cocinarse. ¿Me la explicás?”, contó entre risas.

La historia es muy graciosa y Luli se ríe al recordarla. “Yo llegué a su casa las 20 horas y a las 22 tenía el debate de Gran Hermano asi que me fui sin comer. Volví a la 1am a su casa y… ¡El pollo no estaba listo!”, dice con asombro.

 

“Creo que a las 2am recién nos sentamos en la mesa. Como para salvarlo un poco debo decir que era la primera vez que hacía un pollo a la parrilla y, si bien los amigos lo estaban asesorando a distancia, se ve que algo falló. Igual, quiero ser justa: le llevó muchas horas el pollo pero le salió riquísimo!", concluyó la divertida entrevista.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig