‘La Claudia’, el capítulo más profundo del libro de Diego Maradona donde confiesa lo que sentía por Claudia Villafañe – GENTE Online
 

'La Claudia', el capítulo más profundo del libro de Diego Maradona donde confiesa lo que sentía por Claudia Villafañe

El astro del fútbol habló de la madre de sus hijas Dalma y Gianinna en su biografía oficial Yo soy el Diego.
Celebrities
Celebrities

Existen miles y miles de entrevistas y videos de Diego Armando Maradona por los cuales lo recordaremos eternamente, pero sólo hay una biografía oficial contada en primera persona: la que publicaron Daniel Arcucci y Ernesto Cherquis Bialo en el año 2000.

El astro del fútbol abrió su corazón, y en uno de los apartados de su biografía habla del amor que siente por su ex esposa, Claudia Villafañe, mamá de Dalma y Gianinna Maradona.

"El Diego y la Claudia"

Después de su primera gambeta a la muerte en enero del 2000, Diego se instaló en Cuba para recuperarse. Según le detalló Cherquis Bialo a Infobae: "Fueron 38 horas de grabación en 41 días de entrevistas, que me demandaron dos viajes a La Habana. Luego, otros tres meses para transcribir, llevar a cabo la redacción original y la obligada corrección. Finalmente, medio año más para su procesamiento industrial".

En poco más de 300 páginas, que fueron traducidas a 88 idiomas, Diego habló de todo: de su infancia y la pobreza, su debut en Argentinos, la Selección y Boca, su vida en Italia y también de Claudia, la mujer incondicional que estuvo a su lado en los momentos más difíciles.

El relato del Diez sobre su historia de amor

"Ya estaba instalado definitivamente en la casita de la calle Argerich con toda mi familia. Era una típica casa de barrio, propiedad horizontal. Nosotros vivíamos al fondo y adelante estaba la familia Villafañe: don Coco, taxista y fanático de Argentinos, doña Pochi, ama de casa, y... la Claudia", comenzó a contar Maradona sobre cómo conoció a su futura esposa.

"Creo que nos empezamos a mirar desde el primer día, cuando me instalé ahí, en octubre del '76. Ella me miraba por la ventana cada vez que yo salía y yo me hacía el boludo, pero siempre la relojeaba. Eso sí: recién me le animé casi ocho meses después. Exactamente el 28 de junio de 1977", continuó Diego.

"Fui a bailar a un clásico del barrio: el Social y Deportivo Parque. Ahí, sobre las baldosas de la cancha de papi, las mismas en las que jugaban todos los monstruitos que después terminarían en Argentinos, se armaban unos bailongos bárbaros", dijo.

Y siguió: "Después de las dos de la mañana empezaban los lentos y ése era el gran momento. Yo estacioné mi Fiat 125 rojo en la puerta y me mandé... Ella estaba adentro, con sus compañeras del colegio, iba al quinto año comercial. Los dos sabíamos que nos espiábamos, así que apenas la cabeceé, aceptó".

"Justo, justo en el momento en que empezamos a bailar, ni nos habíamos saludado todavía, meten el tema 'Yo te propongo', de Roberto Carlos... ¡Espectacular! Me ahorró todas las palabras, que justamente no me sobraban. A partir de ahí, a partir de ese momento exacto, somos El Diego y La Claudia. Y no sabemos vivir el uno sin el otro...".

"Bueno, ella se tuvo que acostumbrar a algunas cosas. Y no hablo de las concentraciones precisamente. Una vez yo volví muy tarde, casi de día. Ni dormí: me bañé y me fui a entrenar. Mi viejo me escuchó, pero no me dijo nada...", explicó el astro.

"Al mediodía, cuando volví, lo veo a mi viejo hablándole a la Claudia, casi a los gritos: '¡Vos no podés hacerlo acostar tan tarde al nene, lo tenés que cuidar un poco más, él tiene que ir al entrenamiento!'. Yo quería que me tragara la tierra: esa noche no había salido con la Claudia", confesó.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig