Justin Bieber confesó que tuvo pensamientos suicidas: «Es tan difícil mostrar tu debilidad» – GENTE Online
 

Justin Bieber confesó que tuvo pensamientos suicidas: "Es tan difícil mostrar tu debilidad"

En Next Chapter, su nuevo documental, el canadiense confesó que pensó en suicidarse.

Cada vez son más las celebrities que se animan a hablar de salud mental y el tema está dejando de ser un tabú para muchos. Selena Gómez (28) se abrió a sus fans y se convirtió en un referente del tema. Pero no es la única. También Lady Gaga (34), Ariana Grande (27) y Meghan Markle (38) hablaron públicamente de crisis que debieron atravesar y manifestaron su postura respecto a un tema que pocas veces sale a la luz.

Esta vez le tocó el turno a Justin Bieber (26). En Next Chapter, un documental difundido a través de Youtube, el canadiense habló sobre cómo vivió la cuarentena, sus proyectos y, también, se abrió para mostrar los lugares más oscuros de su trayectoria. "Quiero hacer mi mejor esfuerzo con esta oportunidad de crear cosas que inspiren", sentenció al tiempo que reconoció ser un privilegiado por tener esa posibilidad.

Antes de abrir su corazón, el canadiense se realiza un hisopado: "Sólo un test de COVID-19", dice antes de preguntar al enfermero si puede él mismo tomar la muestra. A raíz de la pandemia de coronavirus, el intérprete de What do you mean? debió suspender su gira y perderse la oportunidad de subir a escenarios alrededor del mundo, una de sus "cosas favoritas en todo el mundo".

El marido de Hailey Baldwin (23) contó que le "encanta usar lo que me sale bien para hacer sonreír a otras personas. Sin embargo, reconoció enseguida que el único que tiene poder de hacer a otros felices es Dios. "Tenés que entregar ese control a Dios, confía en que su plan es mejor que nuestro plan", aseguró.

Y entonces, volvió al tema del año: la cuarentena. "Podía sentarme, lamentarme y deprimirme o usar ese tiempo para decir: sabés que, este no es el plan, pero puedo aprovecharlo para mejorar mi vida". También aprovechó este tiempo para trabajar en la relación con su flamante esposa y, a diferencia de muchos, trabajaron juntos para fortalecieron su relación. "Estamos aprendiendo a navegar", dijo en referencia a cómo ambos tienden empoderar al otro.

Hailey entró en escena. Y así como ocurrió cuando llegó a la vida de Justin, marcó un giro importante. Juntos recordaron el fin de semana de amor y locura de su casamiento. Y el músico señaló -una vez más- la importancia que ella tiene en su vida. "Es tan difícil mostrar tu debilidad", sentenció él. Y agregó: "Pero conocer tus debilidades, te permite crecer". Coincidieron en que la cuarentena le dio tiempo para conocerse mejor y eso impacta positivamente en la relación y en cada uno de ellos.

Hailey & Justin con sus disfraces de Halloween.

Además de paseos y tiempo compartido con su esposa, el músico se realizó en este tiempo un nuevo tatuaje. Eligió la figura de una rosa. "Representa los puntos ásperos de mi vida", contó Bieber y acotó: "Y es un flor, que representa la belleza". El dibujo está en el cuello y cree que será el último en esa parte del cuerpo... al menos eso es lo que le pidió su esposa. Pero aclaró que todavía tiene mucho espacio para tatuarse en la espalda... "Y todavía no tenemos hijos... podría tatuármelos allí", comentó entre risas.

"Las cosas o el éxito no traen la satisfacción que creemos sino las relaciones", reflexionó el músico. No cualquier vínculo, sino aquellos con personas auténticas y seguras, que tienden a causar impacto positivo en los demás. Y en este sentido, destacó que se encuentra en un momento de paz en su vida, de plenitud. "Siento que sé a qué me llamó Dios, que estoy en el lugar donde debo estar y que estoy recorriendo sus caminos", asegura muy plantado el joven artista que en plena cuarentena presentó Holy, un tema que habla de Dios.

Se refirió también a otro reciente lanzamiento: Lonely. "Había millones de personas en el público y aun así me sentía tan solo", confesó al recordar su adolescencia, una época en la que se sentía incomprendido y herido. Se conmovió al ver la interpretación de Jacob Tremblay (14) en el video clip.

"¡Gracias Jacob por ser una parte tan importante de esta historia! ¡¡Le diste vida a la historia y no podría haber nadie más genial para hacerlo!!", dijo Justin.

Se conmovió al hablar de esa época. "Había tanta gente mala. Me decían cosas como 'apestás', 'parecés una nena' y yo hacía como si no me molestara... pero me afectaba", recordó. "Hubo momentos en los que era realmente suicida. Pensaba: '¿este dolor alguna vez desaparecerá?'", confesó emocionado.

"Este dolor era tan fuerte. Sólo estaba sufriendo y pensaba: 'preferiría no tener que sentir esto'. Pero realmente creo que Dios trabaja para que todo resulte bien", apuntó Bieber. "A veces cuesta verlo entre todo el desorden", reconoció y también destacó que todo eso lo convirtió en una persona fuerte.

Pero quiere que su experiencia sirva a otros. "Quisiera animar a la gente. Decirles que si se sienten solos hablen de eso", afirmó. Volvió a abrir su corazón con el deseo de que su experiencia le sirva a alguien: "Sentía que todos querían tener control de mi vida", afirmó luego de contar que no cree haber pasado tan bien por el momento de la crisis.

"Hay gente que solo quiere tomar de lo que vos das. No tenés que escuchar a estas personas sino a aquellas que te alientan y alimentan, a quellas que te quieren ver crecer", afirmó Bieber. Sus palabras dan cuenta de que pasó por tiempos de crisis y una y otra vez hace referencia a ello como algo que debió cruzar para ser la persona que es.

Celebra estar en un buen momento. Espera que esto dure y mientras tanto quiere ser quien empodere a otros, quien aliente a las personas a hablar de sus problemas, a tejer vínculos sanos y servir a los demás. "Jesús vino a darnos ese ejemplo", dice.

Justin fue tapa de Vogue junto a su esposa Hailey.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig