Ahora leyendo
El primer video de Susana en su regreso a Punta del Este: ¿Qué descubrió apenas llegó a La Mary?

El primer video de Susana en su regreso a Punta del Este: ¿Qué descubrió apenas llegó a La Mary?

Leo Ibáñez

De vuelta en su chacra, la diva observó una situación que la sorprendió y pronto subió a sus redes sociales…

Su y Rita en La Mary.

Se colocó el radio en su lugar y constató la inestabilidad que sufría en el codo. Se reparó e inmovilizó con una valva de yeso, que es como un medio yeso que se va a dejar diez días. La recuperación dependerá de un tratamiento de fisioterapia, es decir, de un trabajo intensivo de rehabilitación y de trabajo muscular”, detalló el doctor Alejandro Druetto tras operar del codo izquierdo a Susana Giménez y darle el alta.

Así fue que la diva –“de muy buen humor”, según el médico, que la intervino en el sanatorio Otamendi– decidió retornar a Punta del Este, donde transitó buena parte de la cuarentena, hasta que sufrió la luxación que la hizo retornar a Buenos Aires.

Un regreso que consumaría el domingo 13 de septiembre da las 14:45, partiendo desde el aeropuerto de San Fernando, donde tomó un vuelo privado, vía Uruguay, con destino final en su adorada chacra La Mary. Atrás habían quedado los catorce días de aislamiento que indican los protocolos de prevención de la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, apenas arribada a su soñado destino, Susana se sorprendió. Al punto que decidió filmar la escena y postearla en su cuenta de Instagram, donde la acompañan 2,4 millones de seguidores. ¿Qué fue lo que la asombró? Ver a su perra Rita a puro chapoteo, entre los peces de colores que abundan dentro de la laguna que la estrella posee en su propiedad.

De la raza vizsla (o braco húngaro), es un perro ideal de caza y a la vez, de compañía. Ahora habrá que sumarle su capacidad natatoria.

“De vuelta en La Mary descubro que Rita está aprendiendo a nadar”, escribió Su en su feed, maravillada ante la madurez demostrada por su cachorra de raza vizsla a la que, apenas adoptó unos meses atrás, ya en tiempos de pandemia, debió mandar unas semanas al criadero para que la educasen, “porque me mordía las piernas”.

Puede interesarte
Meditación por la paz, con Ismael Cala en Plaza de las Naciones Unidas

La pregunta ahora es: ¿Se atreverá la conductora a nadar con su chapoteadora Rita cuando los días primaverales empiecen a permitirlo?

Ir Arriba