Ahora leyendo
El “gaucho de TikTok”, Uki Deane, fue cancelado en las redes por su mensaje gordofóbico

El “gaucho de TikTok”, Uki Deane, fue cancelado en las redes por su mensaje gordofóbico

Karina Noriega

El influencer, hijo de Mónica de Álzaga, protagonizó una fuerte polémica tras lanzar una búsqueda de modelos para su marca de ropa y decir: “Yo pongo a un gordo y no me vende”.

El influencer o “gaucho de TikTok” Uki Deane (30), que se hizo popular en cuarentena a partir de audios que se viralizaron, fue centro de la polémica tras publicar una búsqueda de modelos para su firma de mallas. “Busco hombres que sean modelos en Buenos Aires para hacer una sesión de fotos”, publicó en sus redes. Y agregó: “Pls, send me sexy guys” (Por favor, envíenme chicos sexys).

Poco después de las críticas que recibió, el hijo de Mónica de Álzaga explicó: “Para los que me putean y me dicen ‘Uki, siglo XXI, tenés que ser más inclusivo’, ¿quieren que les diga algo? Yo pongo a un gordo y no me vende la marca, pongo a un pibe sexy y me vende. Entonces, entre el gordo y el pibe sexy, prefiero poner al pibe sexy, porque vendo”.

Más tarde agregó: “Necesito hombres que estén trabaditos. Yo sé que muchos de ustedes se consideran modelos, pero no son modelos. Yo me considero modelo, pero no soy modelo tampoco”.

Tras los mensajes de cancelación que se multiplicaron en las redes a raíz de su gordofobia, Deane salió a responder: “Es una realidad. Si no quieren ver la realidad no la vean. Vayan a pedirle a Victoria’s Secret que no pongan chicas lindas… Se les van a reír en la cara. A veces hay que vivir realidades“.

En las redes, los argumentos de cancelación a Uki Deane no se hicieron esperar. “¿Es gordofobia lo de Uki Deane? Pues claro, pero más allá de todo eso, a mí lo que me asombra es la impunidad con la que el chabón piensa eso y lo dice, y no le importa nada más. Si tenés un poco de decencia capaz pensás así (no está bien) PERO NO LO DECÍS, campeón, escribió una usuaria.

“Mientras el imbécil de Uki Deane discrimina gordxs porque ‘no venden’ su marca del ojete, Rihanna te vende 72 millones con cuerpos gordos y negros, y por primera vez en la historia una persona gorda, negra y trans es tapa (sic) de Calvin Klein”, escribió @Lusixhe_ respecto al inclusivo desfile de Fenty.

En relación a los dichos de Uki de la elección excluyente de chicas lindas por parte de Victoria’s Secret, otra tuitera recordó lo bien que le está yendo a Rihanna rompiendo el paradigma de la perfección, y cómo esa decisión impactó en el mundo de la moda. “Esto algún día se va a terminar, pero en el medio hay que cuestionar los mensajes como los de Uki Deane”, finalizó @_venusandmars.

“Pensé que Uki Deane era un trapero de moda y me topé con que es un tincho con más inseguridades que ideas y que encima intenta ser gracioso. Si quieren ver algo inseguro siendo gracioso vean ‘Manuk: el hombre soda'”, recomendó otra tuitera.

Puede interesarte

Por otro lado, también hubo quienes apoyaron a Deane y, en lugar de cuestionar los estereotipos que replica la industria se sumaron a su mensaje. En una suerte de pedido de realidad, un usuario afirmó: “No vende la imagen con mi panza birrera. Vende mucho más un chabón todo trabado. ¿Qué les duele? ¿La realidad?”.

Francisco, otro usuario, ponderó la actitud reaccionaria de Uki y lo celebró: “El mundo necesita más gente como Uki Deane, que se pase por el quinto forro de las pelotas el ser políticamente correcto. Que cada uno haga lo que cada uno quiera hacer. No es muy difícil de entender”.

Ir Arriba