Damián Basile contó que había tensión con Samanta: «Cuando escuché lo que pasaba llamé a Telefe para pedir explicaciones» – GENTE Online
 

Damián Basile contó que había tensión con Samanta: "Cuando escuché lo que pasaba llamé a Telefe para pedir explicaciones"

A dos días de consagrarse "el gran pastelero amateur del país" por 'Bake off' (Telefe), contó lo que nunca se vio de la polémica final.

"No fue una decisión mía, pero yo lo sentí correcto", dijo el rosarino Damián Basile en relación al cambio de último momento que realizó la producción de Bake off Argentina.

Debido a múltiples irregularidades en la declaración jurada que Samanta Casais –la ganadora del certamen– presentó para participar del reality de pastelería, y a la polémica que generaron éstas entre los fanáticos del programa, los jurados decidieron tomar cartas en el asunto.

Convocaron a los dos finalistas, Samanta y Damián, expusieron las faltas en las que había incurrido la participante y otorgaron el premio (una suma de dinero y el título de Gran Pastelero de la Argentina) al rosarino, que había quedado en segundo lugar. "Me puse a comparar con otras competencias, como Miss Universo, y cuando se descalifica al primero, gana el segundo", contó Damián en "Intrusos" (América).

https://www.instagram.com/p/CCSKxJmJZwK/

En el mismo programa contó que no supo bien qué hacer cuando comenzó a enterarse de los rumores que opacaban el mérito de Samanta. En primer lugar, se refirió a la intensidad con que fue atacada la participante en redes sociales. "Nadie se merece eso. Menos aun a partir de un programa que se vio tan dulce y familiar", expresó. Y reconoció que el problema se vivió en redes sociales de forma mucho más intensa de la que ellos mismos la vivieron.

Por contrato, Damián no podía contar que él había salido segundo y que por eso le correspondía el premio si su contricante era descalificada. Entonces, se contactó con la producción. "No les di tiempo a llamarme. Yo los llamé primero", confesó. Y eligió dejar todo en manos de la producción. "Elegí poner paños fríos, para no armar más lío", aseguró.

Sin embargo, no fueron días fáciles para el participante que se debatía entre contar al mundo cómo había finalizado el concurso, reclamar as la producción que se hiciera cargo del tema y dejar que la verdad se hiciera evidente y la balanza se inclinara a su favor.

"La producción me pidió que esperara a ver qué resolución tomaba. Seguramente la tomaron antes, pero a mí recién me lo comunicaron el sábado", relató antes de contar que fue una oportunidad muy linda volver a encontrarse con el jurado y los miembros de la producción del reality.

"Había cierta tensión. Pero el sábado cuando nos vimos recordamos que somos compañeros y vivimos un montón de cosas", dijo refiriéndose a cómo fue el encuentro con Samanta. "Estábamos todos tomando todos los recaudos (por COVID-19). No tuvimos mucho tiempo de hablar, pero en cinco minutos tratamos de acordar que fuera lo mejor para los dos y para nuestro futuro", reveló el amigo íntimo de Agustina.

Cree que la forma en la que obtuvo el título de Gran Pastelero de la Argentina no opaca el valor que tiene haberse presentado al concurso y haber superado tantos desafíos -personales y gastronómicos- para llegar a la final. "Me importaba más el título que la plata. El reconocimiento, el amor de la gente que hay detrás...Y la plata también, obvio que suma", admitió entre risas.

Despés de la emisión dle último programa, el domingo 5 de julio, comenzó a dar vueltas un nuevo rumor. A partir de una foto algunos cuestionaban que Damián tampoco era amateur y al igual que Samanta había mentido en su declaración jurada.

La acusación quedó desmantelada enseguida. Pero ante la sospecha, el concursante explicó que todos los participantes de "Bake Off Argentina" tenían permitido hacer tortas y venderlas siempre y cuando este no fuera su ingreso principal.

"Me impresiona mi fama", se ríe el rosarino parafraseando a Moria Casán. Aunque se anotó en el concurso con el deseo profundo de ganar y en muchas ocasiones durante las grabaciones -durante el primer semestre de 2019- pensó que era posible llegar a la final, todavía no puede creer todo lo que le está pasando. "Me siento ganador desde el primer día que entre a la carpa: pasar el casting, animarme, ya me hizo sentir ganador", comentó.

En algún momento, ya en la recta final, había hecho una alianza con su amiga Agustina: si la final era entre ellos dos, harían una torta juntos, aunque el jurado decidiera descalificarlos por eso. "Hubiera preferido llegar con ella, mi amiga del alma. Hubiéramos descorchado algo", señaló.

Obligado a comparar a su amiga con Samanta dijo que cada uno en el certamen se destacaba por algo,. Reconoció el valor de las dos participantes. Y admitió que sería capaz de armar algo con Samanta si surge la oportunidad. "Seguro nos complementamos", afirmó convencido.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig