Ahora leyendo
Así lloraba Marcela Tinayre al hablar de Gastaldi: “Pasamos muchas batallas, yo pensaba envejecer al lado de Marcos”

Así lloraba Marcela Tinayre al hablar de Gastaldi: “Pasamos muchas batallas, yo pensaba envejecer al lado de Marcos”

Redacción Gente

En una entrevista de 2019, la conductora se refirió a la complicada situación familiar que estaba pasando, por entonces, debido al cuadro de salud de su ex pareja.

Marcos Gastaldi, exmarido de Marcela Tinayre (69) y padre de su hijo Rocco (19), murió este domingo a los 69 años. Estaba internado desde hace una semana por una infección y venía batallando contra la enfermedad de Parkinson.

El empresario y ex banquero se había separado de la hija de Mirtha Legrand hace dos años, pero la conductora estuvo siempre acompañándolo desde que enfermó. Se habían casado en 1998 y eran padres de Rocco, nacido en el año 2001.

Y el año pasado, en el mes de noviembre, la conductora habló, en una de las pocas veces que lo hizo en público, en Los ángeles de la mañana (eltrece) acerca del estado de salud de Gastaldi y contó: “Estoy pasando por un momento duro por la salud de Marcos“.

Y agregó: “Hay días que estoy muy triste. A la mañana no me permito llorar. A veces lo hago a la tarde y me duele el estómago de tanto contenerme

Puede interesarte

Luego, la también mamá de Juana y Nacho Viale, sostuvo que estaba sufriendo mucho esa situación: “La verdad es muy duro. A veces vuelvo a mi casa por la Panamericana llorando. Tengo que parar para no chocar. Me sereno y sigo”. Y visiblemente emocionada expresó: “Lo que me conmueve es que cuando voy y le hablo de todas las cosas lindas vividas, que son muchísimas. Pasamos muchas batallas. Eso como mujer que acompaña. Y como mujer sola, por otra parte pienso: ‘Qué lástima vivir esto sola’. Porque yo pensaba envejecer al lado de Marcos, sin caretearla porque por algo refundamos nuestro matrimonio”.

Marcela también habló por entonces de cómo le afectaba a Rocco la enfermedad de su padre: “A él lo trato de sostener. Tiene sus momentos de enojo. Es re cariñoso y me acompaña en lo que puede y quiere. No soy de esas madres que insiste, pero vamos generalmente a visitarlo los fines de semana. Puede parecer ingrato lo que digo, pero no quiero saturarlo con el tema“, explicó.

Ir Arriba