A 20 años de la boda de Maxima Zorreguieta y el rey Guillermo: la historia oculta sobre el padre de la novia y la tensa relación con Holanda – GENTE Online
 

A 20 años de la boda de Maxima Zorreguieta y el rey Guillermo: la historia oculta sobre el padre de la novia y la tensa relación con Holanda

En febrero de 2002, Maxima Zorreguieta y Guillermo de Orange se unieron en matrimonio, pero el pasado familiar de la argentina terminó por eclipsar el evento más importante de sus vidas.
Celebrities
Celebrities

El próximo 2 de febrero se cumplirán 20 años del casamiento de Máxima Zorreguieta y Guillermo Alejandro de los Países Bajos. La historia de amor de la pareja fue desde el comienzo como un cuento de hadas, en el que por casualidades de la vida una joven argentina plebeya asistió a una fiesta en Sevilla y con su sensual baile enamoró perdidamente a un príncipe. 

En tan solo dos años de noviazgo el príncipe y su amada descubrieron que serían inseparables y a pesar de todas las miradas críticas decidieron dar un gran paso en sus vidas, unirse en matrimonio. 

La fiesta se celebró al interior de la aristocracia y en todas las calles de Holanda, que veían con simpatía a la nueva princesa de 31 años de edad. La ceremonia religiosa fue en la iglesia Nieuwe Kerk de Ámsterdam y el acto civil fue en el mismo día presidido por  el alcalde de la ciudad, Job Cohen. 

Al retirarse como en un final de cuento ambos subieron a una carroza y fueron acompañados por la custodia real que debía controlar a las más de 70 mil personas que se habían acercado al lugar vestidos de color naranja. 

Pero el aire inundado de felicidad tuvo su final cuando los reporteros del mundo entero notaron que un grupo de manifestantes lanzó una bolsa de pintura blanca y protagonizó una pequeña cacerolada para mostrar su repudio contra el padre de la novia. 

Fue entonces que el mundo entero quiso saber por qué Jorge Zorreguieta, en aquel momento de 74 años de edad había sido apartado del día más importante en la vida de su hija y cuál era su relación con la última dictadura cívico militar desarrollada en la República Argentina. 

El padre de la monarca había sido secretario de Agricultura y Ganadería durante el gobierno de facto, es por esto que Holanda habiendo sido uno de los países que recibió exiliados desde 1976 no le concedió el permiso para ingresar al país. Titulares de la época demuestran que incluso el casamiento entre Máxima y Guillermo fue tema de tratativa del Parlamento por la gran adhesión del país a la promoción de los derechos humanos. 

Tiempo después Máxima de los Países Bajos reconocería que la decisión fue muy dolorosa para ella, "Era evidente que mi padre no vendría. Se cerraron acuerdos y éste es un evento constitucional donde mi marido se convertirá en rey y mi padre no tiene que estar". 

A pesar de que durante toda la jornada de la boda real estuvieron autorizadas las protestas antimonárquicas, la violencia infundada por algunos de sus impulsores hicieron que hubiesen 16 arrestos. 

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig