Ana Rosenfeld desmintió haber maltratado a la peinadora que se ocupó de ella en La noche de Mirtha Legrand – GENTE Online
 

Ana Rosenfeld desmintió haber maltratado a la peinadora que se ocupó de ella en La noche de Mirtha Legrand

"Si hubiera pasado eso tendrían los audios y las imágenes", aseguró la abogada sobre este episodio.
Entretenimiento
Entretenimiento

Ana Rosenfeld dialogó con Intrusos sobre la versión que circuló sobre haber maltratado a la peinadora que la asistió en la previa al programa de Mirtha Legrand. "Si lloró la persona no me enteré. Jamás maltraté a nadie. Respeto el trabajo de cada uno. Yo quedé con la producción que me maquillaban y peinaban ahí. Le pedí un brushing y me dijo que no podía porque no tenía secador de pelo. Me salvó el peluquero de Vicky Xipolitakis", explicó.

"No tengo ninguna historia de maltratar a nadie. Soy una persona muy simple y muy sencilla. Le pedí que me maquillara y estuvo perfecto. En el momento del peinado ella, muy amablemente, me dijo que no podía hacerlo", continuó la abogada.

Una de las panelista contó que Ana le habría pedido un retoque de maquillaje mientras transcurría la filmanción y le habría dicho: "De haber sabido que me ibas a dejar así hubiera traido a mi maquilladora". Sobre esto replicó: "La mesa está filmada. Si hubiera pasado eso tendrían los audios y las imágenes".

Rosenfeld también respondió que ella no tenía un equipo de maquilladores y que cuando es invitada a los programas de televisión pide que alguien la asista en eso.

Los dichos de Yanina Latorre sobre Ana Rosenfeld

La panelista estrella de LAM contó: "La señora Ana Rosenfeld llegó al programa y, para que sepa la gente, este año la producción te pide que si no tenés equipo, llegues peinada, que maquillador tienen. Bueno, Anita no tenía equipo, fue y la empezó a maquillar una chica, una pasante. Esta chica Anto, es una chica nueva, es joven, la empezó a maquillar, y a Ana no le gustó".

Según Yanina la abogada se habría quejado con la maquilladora sobre su trabajo y le habría dicho que no sabía hacer nada.

"Cuando llega abajo, se sienta mientras la señora grababa los chivos, empezó a los gritos que quería que la retoque y ahi la chica se puso a llorar a moco tendido. Ah, y la última, pasó toda la mesa y se llevó un tupper con ñoquis y, después no solo eso, salió del estudio con el tupper de ñoquis y como no le gustó el remis que le tocó le afano el auto a otro invitado", concluyó Latorre.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig