Alberto Cormillot reconoció haber sido ‘prejuicioso’ sobre ser padre a los 83 años: «Mi primera mirada fue crítica y después me pregunté por qué» – GENTE Online
 

Alberto Cormillot reconoció haber sido ‘prejuicioso’ sobre ser padre a los 83 años: "Mi primera mirada fue crítica y después me pregunté por qué"

Luego del nacimiento de su hijo Emilio, el reconocido médico nutricionista recordó los prejuicios que tuvo sobre el hecho de ser padre a su edad y explicó cómo hizo para vencerlos. 
Entretenimiento
Entretenimiento

Alberto Cormillot (83) y Estefanía Pasquini (35) le dieron la bienvenida a Emilio el viernes pasado. El bebé, que es el primer hijo del matrimonio, llegó luego de una larga búsqueda de sus padres que no le escapó a los cuestionamientos y las críticas por su gran diferencia de edad.

Muy felices con la llegada del nuevo integrante, la pareja de nutricionistas comparte a diario imágenes y videos del bebé en sus redes sociales donde si bien abundan buenos comentarios, también lo hay maliciosos donde le reclaman por haber sido padre a su edad.

En diálogo con A la tarde (América TV), el médico se mostró muy seguro de su flamante paternidad y resaltó que no se hace eco de las críticas porque reconoció que él mismo tuvo prejuicios al respecto.

Estefanía y Alberto se convirtieron en padres de Emilio el viernes pasado.

“Hay tres o cuatro facetas. La primera es que, si bien publico en las redes a través de gente que me ayuda, no me meto allí, o sea que no me entero de lo que dicen hasta que alguno me lo comenta”, señaló el especialista en nutrición.

Y agregó: “La verdad es que son muy pocos los comentarios que me puedan hacer que no nos hayamos hecho Estefi y yo. (…) Y después yo tengo claro desde hace muchos años que no sos moneda de oro para que te quiere todo el mundo ni sos sal para estar en todos los platos. Cada uno puede pensar lo que le parezca”.

Todos tenemos prejuicios, el asunto es qué hacer con los prejuicios. Mi ejemplo más claro es con Norman Briski, que tuvo gemelas a los 78 años. Y mi primera mirada fue crítica, y después me pregunté por qué”, argumentó reflexivo.

En la misma línea, prosiguió: “El prejuicio es una cosa que te lo produce la cabeza y vos le podés contestar ‘vos sos un prejuicio, pero no es mi juicio’. Es decir que mi juicio dice otra cosa”, concluyó sobre lo que aprendió a partir de la llegada de Emilio a su vida.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig