Pablo Giralt, el relator deportivo que trasmite y vive con la misma pasión: "Mis referentes son Víctor Hugo Morales y Marcelo Araujo" – GENTE Online
 

Pablo Giralt, el relator deportivo en su mejor momento: "En mi carrera voy detrás del prestigio"

Supo convertir una pasión en su motor, en su estilo de vida. A lo largo de los años, por eso profesionalismo que le imprime a todo lo que hace, el periodista y relator deportivo supo subir escalones hasta transformarse en uno de los referentes. Su emoción en cada relato lo hace único.
Deportes
Deportes

Pablo Giralt nació hace 47 años en Venado Tuerto, Santa Fe. Desde que tiene uso de razón supo que su lugar en el mundo iba a estar en una cabina de trasmisión, en un estudio televisivo o de radio. ¿Se habrá imaginado ser parte de esas tres ramas en un mismo momento y con la misma repercusión? El tiempo lo colocó ahí, como uno de los referentes.

Empezó de apoco, pero siempre a paso firme, perfeccionándose, sumando herramientas, sabiendo en qué lugar quería estar y fue por eso. El presente lo tiene en las trasmisiones de TV Pública, acompañando a la Selección Argentina, en DirecTV Sports, en TNT Sports y acaba de sumarse a Radio La Red, la emisora del Grupo América líder en trasmisiones deportivas. En medio de toda esta vorágine, Pablo se toma un tiempo para charlar con GENTE.

—Tu abanico actual de trabajo es amplio, no parás…

—Si, gracias a Dios, no paro. A veces ataca un poco el estrés, pero me gusta lo que hago y lo disfruto. Además, es un momento lindo el que estoy pasado pese a las presiones. Pero estoy en un buen momento, de mucho reconocimiento. Cuando laburas podes ir detrás de la fama, detrás del éxito o del prestigio. En mi caso prefiero ir detrás del prestigio y que lo otro sea complementario.

¿Es tu mejor momento o el piso de algo todavía más grande?

—Nunca sabes para dónde va ir la vida de cada uno. Si siento, como te comenté, que estoy en un momento de mucho reconocimiento y mucho respeto. Este es un trabajo en el que uno opina demasiado, el fútbol es un ámbito muy pasional y entonces cuando uno opina divide; hay gente que te quiere, otra que se enoja…al otro día opinas otra cosa y se vuelven a enamorar de vos. Pero bueno, siempre trato de ser ecuánime y  respetuoso de los protagonistas y la gente. Es lindo el reconocimiento de la gente y también de los pares.

—¿Te queda tiempo para vos? ¿Qué haces en tus momentos libres?

—Qué buena pregunta… porque mi tiempo libre es una asignatura pendiente. Asignatura pendiente para mí y para mi familia, porque nos cuesta mucho tomarnos vacaciones. De hecho, es una de las grandes discusiones que tengo; las vacaciones. Los que trabajamos en los medios padecemos esto de no tener semanas, no tener días, no tener planificación. Todo pasa por cuándo hay fútbol, cuándo se juega la fecha, encima en un fútbol argentino tan inestable, que se suspenden, se postergan, te cambian la sede, y eso no te permite planificar. Pero bueno, se viene una etapa en la que tal vez tome decisiones que en lo personal tal vez me cuesten…imaginate que nunca uso las vacaciones que tengo por año, pero nunca.

Pablo Giralt (Foto: Machado Cicala)

Ahí choca tu pasión por lo que haces con el amor por tu familia

—Claro, estoy perdiendo tiempo con mis hijos, con mi familia. Sé que los chicos van a crecer y que ya no me van a dar más pelota, por eso quiero empezar a tomar conciencia de eso para ganarme ese tiempo y ese espacio.

¿Ellos te reclaman?  

—Mis hijos tienen 12 y 6 años. Sí y no. No reclaman porque me ven, me escuchan, saben a lo que me dedico, pero no siempre el reclamo es tácito, puede ser con reacciones o actitudes. Ser un buen profesional es algo que me propuse, pero ser una buena persona es el logro más importante que puedo tener como ser humano, así como también ser un buen padre, un buen esposo, compañero de ruta…estoy trabajando en eso, en tratar de recuperar el tiempo con mi familia. Tengo 47 años y desde que empecé le dediqué mi vida a la profesión, no me guardé nada. Incluso cuando me fui de vacaciones siempre seguí con el celular, eso de dejarlo en la caja fuerte del hotel no existe. El próximo paso, el desafío que tengo, es ese, desconectar, porque en el ámbito laboral no debo nada. La gente que me sigue y quien me contrata sabe de lo que doy.

¿Cómo arrancaste en la profesión?

—Siempre quise ser relator de fútbol, pero no hay carrera de relator de fútbol. No soy futbolista frustrado, como suele decirse; quería ser relator de fútbol y punto. Esta el ISER, pero es locución, es otra cosa. Entonces estudié periodismo deportivo en DeporTEA y luego la Licenciatura en periodismo para tener algo más de universitario y no solo el terciario.

Pablo Giralt (Foto: Instagram)

¿A quién escuchabas de chico? ¿A quien tenés como referente?

—Creo que hubo dos íconos en el relato deportivo, al menos de mi generación. En radio Víctor Hugo Morales y en televisión Marcelo Araujo, porque ellos cambiaron la forma de relatar fútbol. Ellos cambiaron el estilo y las formas.

¿En tu caso tenés preferencia por el relato en radio o la tele?

Me acomodo a las circunstancias. El relato televisivo es mucho más estresante porque es como hacer equilibrio sin red, porque todo lo que decís se ve. Encima ahora con las redes sociales que sos TT en un segundo. En radio podés jugar mucho más con la imaginación, tenés que vender un producto imaginario, que la gente no está viendo, entonces necesitas dar mucha más descripción, jugar con eso, con otro ritmo mucho más arriba. Ojo que la tele también tiene eso de hacer un partido malo en entretenido. Yo no te puedo decir que esto es malo, porque no mirás más el partido y yo respondo por el canal, tengo que atraparte para que no te vayas. Mi premisa es relatar todos los partidos como si fueran la final del mundo. Eso no lo cambio, no hay que dejar de generar expectativa.

¿Cómo te llevas con las redes sociales y todo lo que se dice, lo bueno y lo malo?

Soy un gran consumidor de redes sociales, trabajo mucho ahí, me gusta, leo, pero le doy la importancia justa y necesaria. No me gustan las agresiones, cuando te agarran de punto es muy feo, no me divierte nada. Creo que hay que darle la importancia justa, ni más ni menos. Porque también están los que te corrigen de buena manera, sin agresión, y eso es positivo. Hay que saber que está, pero lo que pasa ahí no es la vida.

Pablo Giralt (Foto: Instagram)

¿El relator también concentra antes de un partido para cuidar la garganta?

—En mi caso, puedo tener un partido en el que relato bien, regular o mal, pero lo que no me voy a perdonar es no haberme cuidado la noche anterior. Te podés permitir una cena, una salida –esto ya es de otra época-, pero con recaudos de no tomar frío, de descansar bien y demás. Pero además cuando te levantas ese día ya sabés como vas a estar.

—¿Cuál fue tu mejor relato o el más emotivo?

Me he emocionado, pero tuve dos muy lindos, uno el gol de (Ángel) Di María con Suiza, que me salió de adentro: “La puta madre, gol”. Mira, fue justamente un día como hoy, había fallecido mi abuela, mi mujer embarazada, estaba como muy sensible, se me juntaron todas, fui cargado a ese partido, pero ese día entendí que con la Selección me puedo dar ciertas libertades, porque soy hincha de Argentina, estoy orgulloso de mi país, de mi Selección. Después los penales con Holanda, ese día también quebré en llanto, y en ese momento me sentí un papelonero, pero con el paso del tiempo no me siento avergonzado porque soy así, soy de sensibilizarme en la vida también, soy una persona empática, soy de ayudar, de fijarme en el otro.

El emocionante relato del gol de Ángel Di María contra Suiza

Entre la camada de ahora, Mariano Closs, el Pollo Vignolo, Walter Nelson, ¿tenés preferencia?

Somos casi de la misma generación y les tengo mucho aprecio. No somos amigos, pero somos compañeros de camino. Mariano, con su voz, le puso un lenguaje joven al relato deportivo. Estaba Marcelo (Araujo) y apareció Mariano con su forma, después apareció Sebastián para reemplazar a Marcelo, que eso no lo hace cualquiera, y Walter tiene esa alegría y optimismo que lo hace único. En la lista te pongo a Miguel Simón también, que es otro fenómeno, con una calidad humana impresionante. Un profesional de otro nivel. Poder estar dentro de ese grupo selecto me llena de orgullo.

Te sumaste a La Red ahora, con Un buen domingo…

—Mi recorrido sigue siendo DirecTV Sports y TNT Sports, con Juan Pablo Varsky ya somos un matrimonio, estamos juntos desde hace mucho más que con nuestras parejas, así que imaginate. Relatar a Argentina para el canal de la Selección, es único. En cuanto a la radio también es un desafío enorme ser parte de una radio futbolera y tener un espacio los domingos y sumarme al equipo que ya tiene la radio para relatar.

¿Cómo estás viendo a Argentina en la Copa América?

—Brasil está bravísimo, pero hasta que no nos eliminen yo siempre voy a tener esperanzas. Lo que si veo es que hay un equipo y un grupo. Se están mezclando generaciones y se llevan bien. Llega la etapa en la que puede pasar cualquier cosa, pero creo que Argentina tiene con qué…así que ojalá lleguemos a una final en el Maracaná y si no es contra Brasil, mejor.

¿Estamos viendo la mejor versión de Lionel Messi o es prematuro el análisis?

—En esta última etapa en la Selección, si. Tuvo muchos momentos buenos, otros no tanto. Arrancó muy bien esta Copa América, se lo ve entusiasmado y motivado. Está tirando los últimos cartuchos, pero está dejando todo, sabiendo que los pibes que tiene al lado lo refrescan y lo acompañan. Necesitamos de todos, Messi solo no va a ganar la Copa. O bueno es que Argentina no es candidata y eso es bueno para ir de menor a mayor y convertirnos en candidatos con el correr de los partidos.  

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig