Mercedes-AMG One: el hypercar inspirado en la Fórmula 1 ya es una realidad – GENTE Online
 

Mercedes-AMG One: el hypercar inspirado en la Fórmula 1 ya es una realidad

Se presentó oficialmente el súper deportivo híbrido que ofrece 1.063 CV y alcanza una velocidad máxima de 352 km/h.
Autos y Motos
Autos y Motos

Después de cinco años de arduo trabajo llegó la ansiada presentación oficial del Mercedes-AMG One, un superdeportivo de dos plazas que hereda la tecnología híbrida de la Fórmula 1 para ofrecer una experiencia de conducción única.

El desarrollo de este hypercar se llevó a cabo en estrecha colaboración con los expertos del Mercedes-AMG High Performance Powertrains, el departamento de motores del equipo Mercedes de Fórmula 1.

Este híbrido de alto rendimiento produce una potencia total de 1.063 CV a partir de un motor V6 de 1.6 litros turbo y cuatro eléctricos.

El motor, montado en posición central delante del eje trasero, alcanza las 11.000 rpm. Sin embargo, para una mayor durabilidad y el uso de combustible comercial, se mantiene deliberadamente por debajo del límite de revoluciones de un F.1.

Los dos motores eléctricos de 120 kW en el eje delantero alcanzan velocidades de rotor de hasta 50.000 rpm. Cada uno de ellos está conectado a las ruedas delanteras a través de un engranaje reductor. El eje delantero, que por lo tanto es accionado eléctricamente, opera de forma selectiva en cada rueda y, por lo tanto, permite una distribución individual del par para una dinámica de conducción particularmente alta.

Además, los dos motores eléctricos también permiten que el frenado se utilice de manera óptima para la recuperación de energía (hasta un 80 por ciento en condiciones de conducción diarias). Esta energía se almacena en la batería y está disponible para una mayor autonomía eléctrica o para un mayor rendimiento de conducción.

Del mundo del automovilismo el Mercedes-AMG One, que puede conducirse en forma puramente eléctrica durante 18 kilómetros, también hereda un monocasco y una carrocería en fibra de carbono y aerodinámica activa. Lo mismo se aplica a la integración del motor y transmisión: ambos cumplen funciones de soporte de carga y soportan completamente la suspensión trasera.

Toda la potencia se transmite a las ruedas traseras por medio de una transmisión manual de siete velocidades completamente nueva. Acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos; de 0 a 200 km/h en siete segundos y su velocidad máxima limitada es de 352 km/h. Tiene seis modos de conducción (Race Safe, Carrera, EV, Race Plus, Strat 2 e Individual) y tres posiciones para la aerodinámica activa (Autopista, Track y Race DRS).

El concepto de diseño interior sigue la función de la pista de carreras y se expresa en un lenguaje de diseño radical. En su audaz minimalismo los componentes reducidos se enfatizan y exhiben en términos de diseño y función.

Los respaldos de las butacas se pueden ajustar en dos posiciones (25° y 30°), mientras que el volante de estilo F.1 es ajustable eléctricamente. Lo mismo sucede con la pedalera, algo que le permite al conductor adoptar una posición de conducción óptima.

Los ingenieros de Mercedes-AMG también pensaron en la idoneidad del hypercar para el uso diario y una mayor facilidad de manejo: el aire acondicionado y los levantavidrios eléctricos son de serie y el sistema de infoentretenimiento garantiza una conectividad perfecta.

La interfaz de usuario está integrada como un concepto autónomo. La información más importante se muestra en la línea de visión sobre el volante para que el conductor no se distraiga. Para garantizar una visibilidad trasera óptima a pesar del alerón vertical en la parte trasera, el espejo interior se reemplaza por una pantalla que muestra imágenes en tiempo real.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig