DS: este es el secreto del buen andar de sus autos – GENTE Online
 

DS: este es el secreto del buen andar de sus autos

Los modelos de la marca francesa utilizan la DS Active Scan Suspension, que gestiona los cuatro amortiguadores de un modo continuo e independiente.
Autos y Motos
Autos y Motos

En 1955, el DS Tiburón suscitó asombro y admiración. No sólo por su diseño visionario y escultural sino también por su tecnología de vanguardia. Décadas después su suspensión hidroneumática, que le aseguraba un comportamiento en carretera y un confort inigualables, sigue grabada en el imaginario colectivo.

La suspensión hidroneumática nació gracias a un inventor autodidacta, Paul Magès, especializado en sistemas de frenado y de unión al suelo. Gracias a una bomba de presión impulsada por el motor y al líquido hidráulico permitía regular la altura del coche y mantenerla constante independientemente de la carga. Una ventaja que se concretaba de manera evidente en todo tipo de superficies.

Inspirados por esta innovación, los ingenieros de DS Automobiles desarrollaron una suspensión activa por cámara que sigue sus pasos. La DS Active Scan Suspension, presente en el DS 4, el DS 7 Crossback y el DS 9, detecta las imperfecciones de la carretera cinco metros por delante del vehículo y gestiona los cuatro amortiguadores de un modo continuo e independiente.

La anticipación es la cualidad que mejor define a esta tecnología. Para ir siempre un paso adelante, la cámara, situada detrás del parabrisas, junto a cuatro sensores de altura de la carrocería y tres medidores de la aceleración analizan el estado de la superficie y las reacciones del vehículo (velocidad, ángulo del volante, frenado...).

Transmiten estos datos, en tiempo real, a un ordenador que actúa sobre cada una de las ruedas de un modo independiente. Continuamente y dependiendo de esa información, hace que la suspensión sea más firme o flexible.

Además de asegurar un nivel de confort destacable, la DS Active Scan Suspension desempeña un papel crucial en los automóviles híbridos enchufables de la marca. Al volante, ofrecen hasta cinco modos de conducción, que pueden elegirse en función de las circunstancias o las preferencias de cada momento.

Para momentos en los que se busquen sensaciones deportivas, el modo Sport optimiza la potencia y el placer de conducir, con la suspensión como elemento clave. En el modo Confort, el sistema ajusta la unión al suelo en función de las imperfecciones de la carretera, obteniendo un confort excepcional durante los trayectos.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig