Científicos del MIT ponen en aprietos a Tesla – GENTE Online
 

Científicos del MIT ponen en aprietos a Tesla

El Instituto de Tecnología de Massachusetts realizó una investigación sobre el polémico Autopilot.
Autos y Motos
Autos y Motos

Sin dudas, Tesla Motors ha logrado hacerse un nombre dentro de la industria automotriz gracias a sus vehículos eléctricos y a tecnología que ni siquiera utilizan otros fabricantes con más experiencia en la automoción.

Una de esos sistemas es el Autopilot, un conjunto de funciones avanzadas del sistema de asistencia al conductor que equivale a la automatización nivel 2 en la que el propio auto puede conducirse solo en ciertas situaciones.

Tesla Autopilo

Sin embargo, la confiabilidad de este dispositivo se puso en duda a través de varios accidentes, algunos de los cuales han terminado de forma trágica. Tesla siempre se ha defendido de las acusaciones afirmando que el Autopilot es efectivo y que cualquier falla se debe a un error humano.

El prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts pone luz sobre el tema a través de una investigación en la que la marca fundada por Elon Musk no queda bien parada.

La misma refuerza la noción de que el sistema avanzado de asistencia al conductor (SAAC, por sus siglas en inglés) de Tesla puede no ser tan seguro como se creía inicialmente ya que distrae a los conductores.

Los científicos del MIT  analizaron el comportamiento de los ojos de 290 conductores de autos de Tesla al emplear el SAAC y luego desarrolló un modelo para replicar los patrones de mirada al utilizar la función.

Tesla Autopilo

Fue así que se determinó que cuando el piloto automático estaba activo los conductores mantenían la mirada fuera de la carretera durante más tiempo que cuando la función no estaba activa.

El equipo también descubrió que la frecuencia de las miradas fuera de la carretera relacionadas específicamente con la conducción era menor con el piloto automático activo que con la conducción manual.

Las pruebas fueron realizadas principalmente en el área metropolitana de Boston y los investigadores del MIT midieron las miradas de los conductores durante 20 segundos mientras el Autopilot estaba activo, y durante 10 segundos después de que se desactivó.

Así se encontró que cuando las personas conducían con el Autopilot activo, el 22% de sus miradas al tablero central del vehículo, a la pantalla de auto o a un smartphone en su regazo duraban más de dos segundos. Pero cuando se desactivaba, esto se reducía al 4% de los vistazos.

El estudio del MIT concluyó que los patrones de comportamiento visual cambian al utilizar el piloto automático, lo que sugiere que las personas prestan menor atención a la conducción cuando el sistema está activado.

“Descubrimos que el comportamiento del conductor cambia inmediatamente después de activar el Autopilot y se mantiene durante todo el viaje con éste, hasta que los conductores se acercan a su desactivación”, explicaron los científicos.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig