1000 Millas Sport: autos clásicos, bellos paisajes y mucho glamour – GENTE Online
 

1000 Millas Sport: autos clásicos, bellos paisajes y mucho glamour

La competencia organizada por el Club de Automóviles Sport volvió a la acción después de paréntesis de 2020 obligado por la pandemia de coronavirus.
Autos y Motos
Autos y Motos

Desde hace poco más de tres décadas los caminos de la Patagonia argentina reciben una vez al año a una caravana de autos antiquísimos. Son verdaderas joyas sobre ruedas que desandan la hermosa geografía sureña en modo carrera de regularidad tomando como inspiración las 1000 Miglia de Italia,una competencia de resistencia que tuvo su apogeo en los ‘50 y que en la actualidad sigue con un formato de velocidad controlada. Conocida como 1000 Millas Sport, la prueba es organizada por el Club de Automóviles Sport.

1000 Millas Sport

La 32ª edición se realizó este año, retomó una tradición que tuvo un paréntesis en 2020 por la pandemia de coronavirus y reunió a 85 participantes. El itinerario, con el camino de los 7 Lagos como eje, atravesó San Carlos de Bariloche, Villa La Angostura,  San Martín de los Andes, Junín de los Andes y El Bolsón.

“Se trata de la carrera más importante de autos clásicos del hemisferio sur y la que reúne uno de los parques de autos sport más importante del mundo”, dice con orgullo Damián Pozzoli, presidente del CAS. La propuesta del evento surgió de unos socios del club que fueron a competir en las 1000 Miglia de Italia. Quedaron tan entusiasmados con esa experiencia que le propusieron al club hacer una versión local y la idea fue exitosa desde el mismo inicio.

“Todo comenzó de una manera muy rústica, con mucha pasión y mucho entusiasmo y, fundamentalmente, con mucho amor por los autos Sports que tenemos nosotros. En la medida que pasaron los años todo se fue sofisticando, se fue abriendo a otros pilotos, que no necesariamente eran socios del club; se traslado al Llao-Llao, adquirió ese glamour que le da el entorno y sumó más autos de primer nivel”, le explica Pozzoli a GENTE.

1000 Millas Sport

“En épocas normales vienen muchos pilotos del exterior de países limítrofes, de Europa y de Estados Unidos. Como se desarrolla en estos paisajes espectaculares, muchos vienen a correr, pero también a conocer la Patagonia”, admite Damián. Entre los que alguna vez se le animaron a las 1000 Millas Sport hay varios ex Fórmula 1 como el escocés Jackie Stewart, el suizo Clay Regazzoni y hasta Carlos Reutemann.

Durante tres días los vehículos fabricados desde fines de los años ’20 hasta 1990, todos ellos homologados por la Federación Internacional de Vehículos Ancianos (FIVA), han salido del Hotel Llao-Llao en busca de completar en el mejor puesto posible esos 1.200 kilómetros de recorrido total.

La tarea no les ha sido fácil porque la regularidad no es una disciplina sencilla: requiere ser exacto en el paso por los controles para no sufrir penalizaciones. Por eso la precisión detrás del volante es tan importante como tener un buen auto y, porqué no decirlo, una tecnología del Siglo XXI para ayudar a hacer las correcciones del caso en plena marcha.

1000 Millas Sport

Justamente, los vehículos son un espectáculo aparte. Todos, sin importar su edad, están en perfecto estado de conservación y funcionamiento. Hay algunos con mucha historia. El propio Pozzoli es propietario de un Hudson de 1930. Esta “baquet” fue el muletto del Bestium, un auto de carreras de la Fórmula Libre que se hizo famoso en manos de Clemar Bucci. Aunque no es el más viejo ya que ese honor le corresponde al Amilcar CGSs de 1927 conducido por Fernando Sánchez Zinny, múltiple ganador de la prueba.

Además hay varios modelos de marcas emblemáticas como Mercedes-Benz, que es patrocinador del evento junto a otras empresas de primer nivel; Ferrari, Porsche, Jaguar, Alfa Romeo, Triumph, Aston Martin.

“La gran mayoría de los autos que corren acá son vehículos que han participado en carreras en su época y que han ganado. En esta edición  en particular se ha destacado un Lancia Stratos de 1974 de rally, un coche impresionante”, explica el titular del CAS sobre la unidad guiada por Martín Súcari. Aunque no menos espectacular es el Aston Martin V8 que utilizó Federico Álvarez Castillo, dueño de Etiqueta Negra...

1000 Millas Sport

Aunque los propietarios prefieren no hablar del valor de sus autos, se trata de maquinas que cuestan varios miles de dólares. Mientras que el mantenimiento tiene sus secretos. “Son coches muy fuertes... Mientras más se usan, mejor se conservan. Si, por el contrario, uno no lo utiliza y lo deja tirado en un garage, se empieza a caer. Después de una competencia, obviamente, ha que hacerles un repaso para dejarlo listo para la siguiente competencia. Pero no es algo que sea costoso. Por su antigüedad no pagan patentes y, además, cualquier repuesto que se pueda necesitar se consigue en la Argentina”, revela Pozzoli

Es tal la importancia de las 1000 Millas Sport, que además tienen un fin benéfico al realizar acciones en conjunto con el Banco de Alimentos, que están incluidas en el calendario Mundial FIVA, además son puntuables por el Campeonato Nacional Sport Histórico fiscalizado por el Automóvil Club Argentino, forman parte de la Triple Corona, que incluyen al Rally de las Bodegas en Mendoza y al Rally de la Montaña en San Luis y Córdoba; y están declarado de Interés Turístico Nacional.

1000 Millas Sport

¿La receta del éxito? Mantenerse en el tiempo, tener una organización acorde a un evento de nivel internacional, atravesar unos paisajes increíbles y llenos de glamour y, fundamentalmente, tener un parque con unos autos tan antiguos como bellos.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig