«Yo no me comparo con nadie» – GENTE Online
 

"Yo no me comparo con nadie"

Actualidad
Actualidad

No está bronceada: es morena. Y le queda estupendo. Gianella Neyra, limeña, ojos negros, piel canela, 24 años, llegó a Buenos Aires, el monstruo intimidante de América Latina, con la guardia bien alta, decidida a triunfar. "Este es un mercado muy grande, que se autoabas tece, con una gran calidad actoral. Y de repente llego yo con mi maletita… La verdad es que estaba un poco escéptica antes de venir. ¿Cómo decirlo…? A la defensiva. Llegué en puntitas de pie, como para no molestar. Por suerte me trataron muy bien. Cambié de opinión al día siguiente de estar aquí." Hoy tiene el protagónico femenino de Yago, pasión morena, por Telefé, comparte cartel con Facundo Arana ("Es un gran compañero, nos entendemos a la perfección") y, de a poco, se va ganando su lugar en la televisión argentina.

-Hace diez años el modelo imperante de belleza era la rubia de ojos claros. ¿Qué pasó?

-Nada demasiado complicado de explicar: simplemente las cosas cambian. Las modas van y vienen. Y ahora estamos de moda las latinas. Quizá dentro de treinta años las rubias vuelvan a ser las preferidas. De todas formas, es lo último por lo que debe preocuparse una actriz.

-¿Y qué debería preocuparle a una actriz…? O mejor: ¿qué debería preocuparte a vos?
-Cómo hacer para que siempre necesiten de mí.

-Para la televisión local, el paradigma actual de mujer latina es Catherine Fulop…
-Yo la vi cuando era más chica. Creo que ella es un hito en el universo de las novelas, siempre me dio la impresión de ser una persona con mucha fuerza. Eso es maravilloso de ver.

-¿Hay algo de ella que te interesaría tener?
-Yo no me comparo con nadie.

-¿Cuál es la mejor parte de tu cuerpo?
-La nariz…

-Te estoy preguntando en serio…
-Sí, la nariz…

-Bueno, va a ser mejor que cambiemos de tema… Hablemos de tu historia…
-Yo quería ser bióloga marina y tenía pensado ir a estudiar a Chile. A los 17, sin embargo, mientras buscaba universidad, empecé a conducir un programa de música en la televisión de mi país. Y a los seis meses me llamaron para un casting de una telenovela joven. De pronto, la noticia bomba: sos la protagonista. Era mi primer trabajo y yo no tenía idea de nada. El director me decía: "Párate acá y trata de llorar, si es que puedes". Y yo me paraba allí y trataba de llorar, si es que podía. Así de simple comenzó todo.

Soñaba con ser oceanógrafa y estudiar la vida bajo el agua; sin embargo, a los 17 años aceptó conducir un programa juvenil y a los seis meses estaba protagonizando su primera tira.

Soñaba con ser oceanógrafa y estudiar la vida bajo el agua; sin embargo, a los 17 años aceptó conducir un programa juvenil y a los seis meses estaba protagonizando su primera tira.

Lo mejor de mi cuerpo es la nariz. ¡De verdad… es la nariz!", dice en un desesperado intento por convencer a quien la oye (y a quien la ve).">

"Lo mejor de mi cuerpo es la nariz. ¡De verdad… es la nariz!", dice en un desesperado intento por convencer a quien la oye (y a quien la ve).

La tira va de lunes a viernes a las 13, por <i>Telefé</i>. Durante su primera etapa, alcanzó un rating promedio de 15.5 puntos, con picos de 17.

La tira va de lunes a viernes a las 13, por Telefé. Durante su primera etapa, alcanzó un rating promedio de 15.5 puntos, con picos de 17.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig