“Ya no pienso en matarme” – GENTE Online
 

“Ya no pienso en matarme”

Actualidad
Actualidad

El amor no es una relación, es una aventura solitaria”, escribió Octavio Paz en La llama doble. La frase –el ensayo entero, en verdad–, le vendría bien por estos días a María Eugenia Ritó (38). Separada desde febrero de Marcelo Salinas (47), con quien se había casado en 2006 tras seis años de convivenia, la vedette no atraviesa su mejor momento. Además, como si fuera poco, las últimas semanas las pasó entre estudios médicos por un nódulo en el pecho que se tiene sacar: “Nada grave, ya me hice los análisis y en principio está todo bien”, aclara ella. Por eso mismo, “y por el estrés del laburo”, Ritó decidió viajar a Punta del Este para descansar. Lo hizo junto a su amiga Estefanía Iracet (26, la mujer de Zeta Bossio), con quien tiene una gran amistad. (Las fotos, inocentes después de todo, dan testimonio del vínculo). Ya un poco más relajada, Ritó atendió a GENTE y le contó cómo lleva la situación.

–Dijiste que te agarró de sorpresa la separación. ¿Ya no hay vuelta atrás?
–Por lo que se ve, no. Yo quiero, bah… ahora ya no sé, pero yo quise que recuperáramos la relación; se ve que él no. Eso me duele mucho, que no haya querido ni intentarlo.

–¿Cómo venía el matrimonio?
–Y... parece que mal, aunque yo no me daba cuenta. Es como un barco que se rompe: lo podés emparchar, pero tarde o temprano se hunde, ¿viste?…

–¿No hubo peleas por el tema hijos? Se decía que vos querías y él, que ya tiene, no.
–No, ese no fue el desencadenante. No tuve ganas de tener hijos. Lo pensé en algún momento, sí, pero no quise. Hubiera estado bueno tener un chico con él, tal vez revitalizaba la pareja, o capaz lo destruía todo, no se puede saber. Ahora estoy muy triste y no quiero pensar en eso, la separación fue como una bomba en el estómago.

–¿Sabés cómo está Marcelo? ¿Si está solo o con alguien?
–Ni idea, hablamos sólo por temas de la casa o trámites.

–¿Y vos? ¿Ya podés pensar de nuevo en un hombre?
–No, primero me tengo que divorciar para ponerme a conocer a alguien. Salir, salgo, pero con amigas. Se me puede ver en la noche, pero eso no significa que esté de joda. Estoy apoyándome en mis amigas en este momento, es lo mejor que puedo hacer.

–En algún momento vos dijiste que las mujeres te ratoneaban. ¿Puede que sea momento de probar? Además, se te vio cariñosa en la playa con Estefanía.
–¿Vos me estás preguntando si soy lesbiana? No, no soy. Mi amiga es una amiga que además está en pareja, no pensemos ridiculeces. Siempre me gustó jugar con el ratoneo que se da con dos chicas, pero no es más que eso.

–¿Cómo la pasaron el fin de semana?
–Bárbaro. Descansamos, comimos rico, paseamos. Decidí que tengo que levantar un poco el ánimo. Pero es difícil. Además vengo a Punta y me acuerdo mucho de Marcelo, qué se le va a hacer.

–Dijiste en la semana que habías pensado en matarte. ¿Es para tanto?
–No dije que lo estaba pensando ahora, sino que llegué a pensarlo en un momento. Sí, estaba muy mal, muy deprimida, y no le veía sentido a nada. Pero eso ya se me pasó. Ya no pienso en matarme, ahora quiero salir adelante. Por eso hice esta escapada.

–¿Pensás empezar terapia?
–Terapia hago hace mucho. No sé qué voy a hacer. Por lo pronto, pasar esta operación y ponerme a entrenar para volver a estar bien. Fueron muchos años de amor, más de doce, y no puedo creer que se haya terminado, pero siempre nos respetamos mucho y espero que ahora también. No puede destruirse del todo tanto.

Separada de su gran amor, su amiga Estefanía Iracet fue la única compañía que tuvo Eugenia el fin de semana. “Descansamos, comimos bien, tomamos sol, paseamos… Fue una escapada para relajarnos”, contó Estefanía.

Separada de su gran amor, su amiga Estefanía Iracet fue la única compañía que tuvo Eugenia el fin de semana. “Descansamos, comimos bien, tomamos sol, paseamos… Fue una escapada para relajarnos”, contó Estefanía.

María Eugenia, ante la pregunta por los mimos que se dio con Estefanía en la playa, se ríe y explica que es todo parte del show. Llegaron a Punta el viernes a la noche y volvieron el lunes cerca de las 20. El martes 8, Estefanía cumplió tres años de casada con Zeta Bossio. Mientras tanto, Eugenia esperaba que esta semana se termine de resolver su divorcio.

María Eugenia, ante la pregunta por los mimos que se dio con Estefanía en la playa, se ríe y explica que es todo parte del show. Llegaron a Punta el viernes a la noche y volvieron el lunes cerca de las 20. El martes 8, Estefanía cumplió tres años de casada con Zeta Bossio. Mientras tanto, Eugenia esperaba que esta semana se termine de resolver su divorcio.

Junto a Marcelo Salinas, de blanco y radiantes.

Junto a Marcelo Salinas, de blanco y radiantes.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig