“Y sí… nos reconciliamos” – GENTE Online
 

“Y sí... nos reconciliamos”

Actualidad
Actualidad

Juntos de nuevo, caminando tiernamente enamorados por las calles de Milán. Antes: besos y más besos, entre bocado y bocado en un restó italiano muy paquete, ahí, a la vista de todos, y sin intención alguna de ocultarse. Ella, con el pelo recogido en una cola de caballo, remera blanca y shorcito desflecado, muy sexy; él en bermudas y una chomba muy local. Tomados de las manos, con las bocas muy juntas, él corriéndole los mechoncitos que le caen a ella sobre la sien. Hasta les costaba levantarse para ir al baño. Por eso llegaba un beso más, y otro, como para estirar la espera. Fue el jueves 7 de abril, y las imágenes hablan por sí solas. ¿Segundas partes nunca son buenas? Ellos no creen lo mismo. Las reconciliaciones fogosas renuevan los bríos y alborotan de un nuevo modo la libido. Más luego de una pelea. Pero ahora lo que pasó, pasó. Y ese mal día del calendario ya no existe más que en los recuerdos.

FUE UNA HISTORIA BELLA... es un chico muy dulce”. Con esa declaración, el 29 de marzo, Brenda Asnicar (19) daba por terminado ante el diario genovés Il Secolo XIX, el romance más comentado de los últimos años. El Apache y la Divina ya no estaban más juntos porque se les hacía difícil verse, y porque como aseguraba la muchachita, “tengo que pensar en mi carrera”. Mientras tanto, se veía al delantero del Manchester City en Buenos Aires, en un recital de la Mona Jiménez, acompañado por otra mujer. “De Carlitos no tengo más que cosas buenas para decir”, insistía Asnicar.

Sin embargo, la historia aparentemente no estaba cerrada. ¿El puntapié? El viaje a Milán, donde el 23 de marzo Brenda comenzó los ensayos de Antonella in concerto, su tour europeo. Encabezado con el nombre de la malvada que interpretaba en Patito Feo, estrenó la gira en Nápoles iniciando –luego de pasar por la tira Sueña conmigo, emitida por la señal Nickelodeon– el camino solista. Pero también, el derrotero de reconciliación con el crack Carlitos Tevez (26). Unos nueve meses de amor, flashes y adrenalina en los que, en palabras de una de sus amigas, “Bren fue inmensamente feliz”.

SE LO QUE HICIERON EN JULIO PASADO. El primer flechazo entre ambos sucedió en el boliche Groove de Pacheco, el séptimo mes de 2010. Brenda había ido a ver a Piolavago (grupo de cumbia de uno de los hermanos de Tevez), para divertirse con amigas. Carlos se propuso conquistarla desde el primer momento en que la vio. “Siempre traté de conquistarla, y el que dio el primer paso también fui yo”, decía el chico de Fuerte Apache, que había hecho lo imposible por conseguir el celular de la actriz, a quien llenó de halagos y muestras de interés vía mensaje de texto. ¿Qué es lo que más le gustó? “Ella es un amor de persona. Me encanta la humildad con la cual enfrenta la vida”. Un presagio, quizá, de aquella nota de GENTE, en abril de 2009, cuando la chica señalaba: “Quiero que mi próximo príncipe azul sea sencillo, un chico de barrio”.

Tevez quería ir de a poco, por respeto a Vanesa Mansilla, madre de sus hijas Florencia y Katie. De allí que tras el Mundial de Sudáfrica la flamante pareja compartió unos días en total privacidad en Bariloche, para luego volar a Londres. La confirmación del amor llegó en diciembre: el diario inglés The Sun los mostraba por primera vez abrazados y a los besos. Estaban en camino a tomarse un tren desde Manchester a Milán. ¿La prueba de amor de él? Nada de anillos: uno de esos relojes con incrustaciones de diamante onda rapero (se le llama joyería estilo bling bling) que al futbolista tanto le gusta usar. A partir de ahí, el idilio los tuvo en las nubes, y de avión en avión. “Hoy la realidad es que Brenda no puede venir a radicarse en Inglaterra, porque tiene su trabajo en Buenos Aires, y eso hay que respetarlo”, decía Tevez. Según cuenta el entorno de la actriz, la intención del goleador era que viviera con él: “Pero ella no quería ser ama de casa ni botinera: tiene una carrera y no piensa abandonarla”.

EL AMOR DESPUES DEL AMOR. Pero –lo dicho– el jueves 7 el amor los reencontró públicamente y a la luz del día. Los paparazzi los sorprendieron in fraganti, caminando acaramelados tras un almuerzo muy romántico en Milán, donde ella reside de manera temporal debido a su trabajo. La respuesta de ambos fue una sola, irrefutable y decidida: “Y, sí... Nos reconciliamos”. Poco después de que la buena nueva se diera a conocer, y las acarameladas imágenes comenzaran a invadir los sitios de Internet, Asnicar posteó en twitter su tema Hagas lo que hagas, y agregó la leyenda “a libre interpretación”. La canción de Sueña conmigo en la que cuenta, ya resignada por ser blanco de la prensa, blanco de su elección: “Hagas lo que hagas, seas buena o seas mala, hagas lo que pienses o lo que dice la gente, siempre hablarán de ti”.

Siempre, sí, y más ahora que la “mystery blonde” (la “misteriosa rubia”, tal como la llamó la prensa inglesa) está con el corazón contento y lleno de alegría. Colma teatros con sus canciones en perfecto italiano y haciéndose tiempo para volver a los brazos apasionados de su chico, quien podría pasar al Inter en la próxima temporada. ¿Ahí sí se irá a vivir Brenda con él? Sonrien para el portarretrato. “Los dos somos muy demostrativos”, suele decir Tevez, que seduce con “su sencillez” (en palabras de Asnicar). Siguen enamorados.

Sonrien para el portarretrato. “Los dos somos muy demostrativos”, suele decir Tevez, que seduce con “su sencillez” (en palabras de Asnicar). Siguen enamorados.

En Londres, Carlos y Bren se divierten practicando golf. Ella se ríe de la poca puntería de él. Abajo, izquierda: La primera foto de la pareja, yendo a tomar el tren de Manchester a Londres (diciembre de 2010).

En Londres, Carlos y Bren se divierten practicando golf. Ella se ríe de la poca puntería de él. Abajo, izquierda: La primera foto de la pareja, yendo a tomar el tren de Manchester a Londres (diciembre de 2010).

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig