“Volver con Genesis sería como regresar a la escuela” – GENTE Online
 

“Volver con Genesis sería como regresar a la escuela”

Actualidad
Actualidad

El auto que marcha rumbo a Londres lo lleva a cumplir su rol de padre. Peter Gabriel (inglés, 59 años) tuvo su cuarto hijo hace siete meses: Luc lo espera. Bueno, aquí también lo esperan sus fans y aunque deberán aguardar hasta el 22 de marzo a las 21.30, en Vélez, la paciencia dará sus frutos. Desde allí, atravesando el frío invierno británico, llega su inconfundible voz.

–Esta será tu tercera vez en la Argentina. La primera fue en el Amnesty Tour. ¿Qué recordás de aquello?
–Fue una gran experiencia, emotiva y excitante. Me sentí feliz con el concierto que di, porque me di cuenta de que los argentinos conocían mucho mi música, todos los temas les eran familiares. Y para todos los que participamos significó que los derechos humanos fueron algo real, no una cosa que sucedía lejos y leíamos en los diarios. Nos encontramos con gente que había sido torturada, que perdió familiares. Fue educativo en gran medida, ayudó a mucha gente a ponerse a discutir sobre el tema. Por lo menos sentí que en la Argentina y Chile, por ejemplo, había un gran debate sobre los derechos humanos.

–Es paradójico que siendo desde siempre un defensor de los Derechos Humanos, parte de un tema de Genesis (One for the vine), aunque de la época posterior a tu partida de la banda, fuera usado por el noticiero del canal oficial durante la dictadura en nuestro país. ¿Lo sabías? ¿Qué puede hacer un artista en esos casos?
–No lo sabía, qué mal... Pero no podemos hacer demasiado, depende de las leyes de cada país. En Inglaterra, por ejemplo, la BBC tiene un archivo con todas las canciones que se editan. Ellos pueden tomar tu música y hacer lo que quieran, excepto cambiar la letra.

–Regresaste en el Secret World Tour de 1993. En ese recital, Celeste Carballo cantó tres temas a dúo con vos, porque Sinead O’Connor, que hacía esas partes, se bajó de la gira. ¿Tuviste contacto con ella después?
–No, no tuve más contacto. Me acuerdo de eso, pero sinceramente no mucho. ¿qué hace ella ahora?

–Canta tangos...
–Ah... Fue bueno, me divirtió, pero no lo hago a menudo.

–¿Con qué nos sorprenderemos el 22 de marzo en Vélez?
–La última vez que giramos por Europa hicimos un show muy simple. A la Argentina vamos a llevar más elementos, como una pantalla donde proyectaremos algunas sorpresas... Haremos que bailen y se emocionen. Y será mi único tour de este año... Es que tengo un bebé, Luc, que tiene siete meses, y debo ocuparme de él (con su mujer Meah Flynn, tiene además a Isaac, de 7 años, y cuenta con dos hijas de un matrimonio anterior: Anna y Mel).

–¿Te levantás de noche cuando llora y todo eso?
–¡Por supuesto! Cambio pañales y hago mamaderas como todo papá. Con la madre hacemos lo siguiente: una noche se levanta ella y la otra, yo. Por eso en este momento estoy regresando a Londres, porque debo cumplir con mi deber de padre (ríe). Es cierto que no duermo mucho ahora, pero trato de pasar todo el tiempo posible con él y con Isaac.

–Decías que será tu único tour del años. ¿Cómo afecta a la industria musical la crisis económica mundial?
–Las cosas serán más difíciles, todos están cuidando mucho su dinero. La industria ya estaba devastada por la era digital. Sin embargo, creo que al final habrá un cambio. En los viejos tiempos, para vivir de la música debías vender 100 mil discos. En mi sello (Real World) grabó una banda –Incredible String Band– que lo hizo ante 120 fans que pagaron 60 libras (100 dólares) para verlos. ¡Con ese dinero bancaron el estudio y un video para subir a la web!

–Sos fan de la tecnología. ¿Pasás muchas horas navegando en la red?
–Sí. La computadora siempre está a mi lado, es parte de mi vida. Es cierto que te hacés un poco adicto. Pero cuando me voy de vacaciones, lo que busco es un lugar donde haya un piano, no una computadora. Ahí me desconecto.

–Declaraste tu confianza en Barack Obama y estuviste en Los Angeles para los premios Oscar, donde te nominaron por “mejor canción” (Down to Earth, de la película Wall-E). ¿Se produjo algún cambio en los Estados Unidos?
–Si. Obama es un líder muy popular, muy demócratico y la esperanza en él es muy grande. Al mismo tiempo, la situación económica es muy dura. Los Estados Unidos están ante una gran chance de reinventarse, ser un país menos agresivo, más tolerante, que se preocupe menos por la guerra y más por la salud y la educación... (Una voz se cuela en la conversación: “One more question, please...”, ordena).

–De la época en que liderabas Génesis hay muchos fans en la Argentina. ¿Por qué no querés reunirte con ellos?
–En realidad, no es que no quiera volver a tocar con Genesis, pero ellos desean hacer algo muy grande de la reunión. Y yo tengo mis proyectos... Así que para mí sería como ir otra vez a la escuela: es un lugar lindo para ir de vez en cuando de visita, pero no para quedarse…

Hace 16 años que Gabriel no toca en la Argentina. Sin disco nuevo que presentar, promete clásicos como Solsbury Hill, Sledgehammer, Don’t give up y Biko.

Hace 16 años que Gabriel no toca en la Argentina. Sin disco nuevo que presentar, promete clásicos como Solsbury Hill, Sledgehammer, Don’t give up y Biko.

El gran músico inglés se presentará por tercera vez en la Argentina. La fiesta será el 22 de marzo a las 21.30 en Vélez Sarsfield.

El gran músico inglés se presentará por tercera vez en la Argentina. La fiesta será el 22 de marzo a las 21.30 en Vélez Sarsfield.

Junto a su mujer, la irlandesa Meah Flynn, con quien se casó en el 2003 en Cerdeña, donde tienen un hotel, y su hijo Isaac, hoy de siete años, en Johannesburgo, Sudáfrica.

Junto a su mujer, la irlandesa Meah Flynn, con quien se casó en el 2003 en Cerdeña, donde tienen un hotel, y su hijo Isaac, hoy de siete años, en Johannesburgo, Sudáfrica.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig