“Vivimos una fiesta soñada” – GENTE Online
 

“Vivimos una fiesta soñada”

Actualidad
Actualidad

Son las nueve de la noche del viernes 2 de octubre. En el Convento de Santo Domingo, el padre Juan Pablo Contepomi le dice a su hermano: “Ahora sí podés besar a la novia”. Y Bebe (38) besa a su mujer, la novia, Florencia Cardarelli (24). “Me caso porque encontré a la mujer de mi vida”, le dice al oído el conductor de La viola. Caminan la alfombra roja con el coro, que canta el Ave María. Y Florencia se vuelve reiterativa para expresar su sentimiento ante sus amigas: “Estoy feliz, estoy feliz… ¡feliiiz!”. Dice Bebe que para él, José Contepomi, “este casamiento fue la fiesta soñada”. Junto a su padre Carlos; sus doce hermanos, ocho Contepomi (entre ellos los Pumas Felipe y Manuel) y cuatro Villegas; sus amigos rockers: Cucho Parisi y los Auténticos Decadentes, Andrés Calamaro, acompañado por su mujer, Julieta Cardinali, Juanse Paranoico y el Zorrito Von Quintiero (su ex), Adrián Dárgelos, Fernando Ruiz Díaz y Roberto Petinatto (¿lo ponemos en la lista de rockers?); también estaban Javier Calamaro, sus compañeros de Telenoche, María Laura Santillán y Sergio Gendler, y quinientas personas más. Los papás de Flor, Carlos y Graciela, su mejor amiga, Priscila Crivocapich, y quince amigas del Colegio Misericordia de San Nicolás, su ciudad natal. Digamos que el Bebe siempre tuvo todo para vivir la fiesta soñada; sólo le faltaba la novia.

ES EL TILIN DEL CORAZON. Corría enero de 2005 y en el bar Súper XV de Pinamar, el conductor de La viola vio a una promotora rubia de ojos claros que le llamó la atención. “A partir de ese día, cada vez que Flor participaba en algún evento, Bebe aparecía y empezaba a laburar. Le costó, pero tiene la autoestima tan alta que logró su objetivo”, dice una íntima de Flor. Pasaron poco más de dos años, y el viernes 26 de octubre José Contepomi y Florencia Cardarelli sellaron su compromiso en el Registro Civil de San Nicolás. Una semana después, tras la ceremonia religiosa, empezó la fiesta en el Espacio Darwin, con un animador de lujo: el propio Bebe, obvio.

A la medianoche comenzó a sonar la música de los 70. Los Pumas Pichot, Hernández y los Melli Contepomi aprovecharon para festejar su tercer puesto en París. Hubo vals, claro, y después de ese momento emotivo el anfitrión presentó a los Auténticos Decadentes. ¿El tema preferido del novio? “Soooomos los piratas”, cantó junto a Cucho y después, con la banda de fondo, entonó Un osito de peluche de Taiwán junto a Flor. Para el carnaval carioca se repartieron sombreros, collares y caretas con la cara de Bebe. Bailaron hasta las siete de la mañana, cuando el novio demostró que los años no vienen solos y dijo: “Pobre Flor, se casó con un hombre mayor. ¡Tengo 38 años! ¡Déjenme ir a dormir!”. La pareja ya tenía listas las valijas en su departamento de Palermo. A las diez de la noche subieron a un avión que los llevaría a Madrid. Allí empezó la luna de miel de un mes, que seguirá en Venecia, Roma y París. A partir de ahora, la vida de Bebe tocará otra cuerda.

El sacerdote que los casó en el Convento de Santo Domingo fue Juan Pablo Contepomi, hermano del novio. El conductor se mostró emocionado como pocas veces.

El sacerdote que los casó en el Convento de Santo Domingo fue Juan Pablo Contepomi, hermano del novio. El conductor se mostró emocionado como pocas veces.

 Los novios junto a Felipe y Manuel contepomi, que se cansaron de firmar autógrafos.

Los novios junto a Felipe y Manuel contepomi, que se cansaron de firmar autógrafos.

 La pareja cantó el tema Osito de peluche de Taiwán, junto a Fernando Ruiz Díaz.

La pareja cantó el tema Osito de peluche de Taiwán, junto a Fernando Ruiz Díaz.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig