Veinticinco años después, juntos como el primer día – GENTE Online
 

Veinticinco años después, juntos como el primer día

Actualidad
Actualidad

Playa, sol y palmeras. Nada mejor que la arena de Hallandale, unos veinte kilómetros al norte de la movida de South Beach, allí donde –como dice Will Smith en Welcome to Miami– “las chicas hot gritan ‘¡ay, papi!’”. Este es el verano número veinticinco de casados de Guillermo Francella (57) y Marynés Breña (46), lejos de planes de rodaje y de sus dos hijos, Nicolás (22) y Johanna (19). ¿Tiempo? Hasta el 20 de enero, cuando regresarán a la caliente Buenos Aires. Muy tranquilos y muy lejos del ruido, en su departamento con vista al Atlántico, en una de las dos altísimas torres del complejo Hallandale Club Beach II, donde también pasa sus vacaciones el productor cinematográfico Carlos Mentasti.

Por ahora, mientras la televisión porteña lo tiene en pantalla durante quince horas semanales por Telefe con Casados con hijos y Poné a Francella, dos marcas registradas que luego dejó atrás “para transitar otros contenidos, con otro sustento”, Guillermo se entrega al ocio total.

Con su mujer se levantan muy temprano, hacen largas caminatas por la playa y toman sol, con infaltables gafas y protector solar. Francella extrañaba ese sol y ese mar, ya que enero del año pasado lo pasó en el riguroso frío de Alicante, España, mientras filmaba Atraco, junto a Nico Cabré y Daniel Fanego, bajo las órdenes del director catalán Eduard Cortés. ¿Sin noticias de la tevé argentina? Muy a pesar suyo, se entera por sus amigos, vía mensajitos, del éxito de las eternas repeticiones de sus clásicos televisivos, que actualmente... ¡suman casi diez puntos! Entonces se le dibuja una sonrisa, recordando aquellos ciclos humorísticos que le “fascinaron”.

Dicen que recibió el Año Nuevo mirando los fuegos artificiales. Y ya no pudo pensar en nuevos deseos: en 2012, El hombre de tu vida II, miniserie dirigida por su amigo Juan José Campanella, continuó cosechando elogios y ganó cinco Martin Fierro (aunque él no se llevó la estatuilla como Mejor Actor), y su último estreno en pantalla grande, Atraco, se convirtió en la tercera película argentina más vista del año, con 558 mil espectadores. Eso sin contar que, tras haber participado en la oscarizada El secreto de sus ojos (todo un sueño, según dice), recibe numerosos guiones de cine. Como el que estuvo leyendo en la playa, tirado en la reposera, mientras su mujer tomaba sol perfeccionando su bronceado y escuchaba música en su i-Pod. “Hubo una seguidilla de propuestas muy interesantes, hasta comedias musicales”, dijo alguna vez Francella que llegó a hacer casting “como en mi época de adolescente” para Rudo y Cursi, del mexicano Alfonso Cuarón. En el debe sólo le quedó –una vez más– el sueño de su Racing campeón, aunque confía que con sus jóvenes figuras, finalmente el 2013, sea el año de la Academia.

Volviendo a las vacaciones en Florida, el merecido descanso incluyó, como es debido, shopping y cenas en su clásico recorrido gastronómico. En una de las paradas, más precisamente en el restó argentino Prima Pasta, la parejita se encontró con Diego Torres y la embarazadísima Debora Bello, con quienes compartieron mesa y larga charla hasta las tres de la mañana. Es que Gerardo, el dueño del lugar, cerró sus puertas para agasajar a los cuatro.

Con los chicos ya crecidos e independientes, Guillermo y Marynés viven su presente de amor como novios, casi como cuando se conocieron, allá por 1987. Los presentó Ricardo, el hermano de Guille. Ella era una jovencísima azafata; él empezaba su carrera de comediante en el cine, con Los bañeros más locos del mundo. Fue flechazo mutuo y tan fuerte que hoy, veinticinco años después, siguen juntos y con la misma pasión.

Tras un 2012 con agenda llena, la pareja vive un verano de solteros, como cuando se conocieron, en 1987.

Tras un 2012 con agenda llena, la pareja vive un verano de solteros, como cuando se conocieron, en 1987.

Marynés Breña junto a Guille y el infaltable chapuzón mañanero. Solos, sin Nicolás y Johanna, los chicos de ambos.

Marynés Breña junto a Guille y el infaltable chapuzón mañanero. Solos, sin Nicolás y Johanna, los chicos de ambos.

Hasta en vacaciones se toma su tiempo para leer un nuevo guión cinematográfico. Es uno de los actores más buscados de la Argentina: su nombre es garantía de éxito.

Hasta en vacaciones se toma su tiempo para leer un nuevo guión cinematográfico. Es uno de los actores más buscados de la Argentina: su nombre es garantía de éxito.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig