«Vamos al mundial, pero nadie nos dio una mano» – GENTE Online
 

"Vamos al mundial, pero nadie nos dio una mano"

Actualidad
Actualidad

Sin dudas, la carta ganadora que tiene el seleccionado argentino de hockey en
el mundial de Malasia se llama Jorge Lombi (30). El delantero, que lleva el gol en la sangre, cuenta con varios pergaminos en su currículum que avalan esa afirmación: en los 12 torneos que jugó con la camiseta celeste y blanca, seis veces fue el goleador máximo y en cuatro oportunidades terminó en segundo lugar. En total marcó 213 goles en 180 partidos.

También tiene el récord histórico en los torneos oficiales de nuestro país: fue el goleador en los últimos nueve campeonatos. Esos logros le valieron el reconocimiento de la Federación Internacional de Hockey , que por cuatro años consecutivo lo nominó entre los cinco mejores del mundo. Si a esto le sumamos el buen desempeño que tuvo el equipo a lo largo de 2001, se podría decir que por primera vez un seleccionado argentino llega a un mundial con chances reales. Pero antes de llegar a Malasia, el conjunto nacional tuvo que soportar distintas irregularidades que demuestran que costará muchos años sacarlos del amateurismo:
"Este es el torneo más importante para el hockey argentino. Sin embargo, en los últimos meses, los jugadores no tuvimos ningún tipo de apoyo. Por ejemplo, dos días antes de viajar no teníamos los pasajes, hace cinco meses que no recibimos la plata de la beca que nos da la Secretaría de Deportes, y como no hay camisetas, estamos jugando con las del año pasado, y la suplente que tenemos es el modelo anterior que usaba el equipo de Racing Club. Sí, vamos al mundial, pero nadie nos dió una
mano
." Mientras habla, Lombi saca de su bolso las dos camisetas que usan en los partidos del mundial que comenzó el domingo 24 de febrero. Por suerte -y esperemos que dure-, en los dos primeros partidos que Argentina jugó contra Alemania y Holanda, utilizó la camiseta titular: "
Parece increíble que en vez de fijarnos en el rival por el juego estemos pensando en la camiseta. Esto demuestra la incompetencia de algunos dirigentes. Yo, por ejemplo, juego en Holanda y tengo a Nike Tk como sponsor. Gracias a esto puedo juntar unos pesos. Pero hay chicos que dependen de la plata de las becas. En un momento le presentamos una nota a la Confederación de Hockey porque muchos compañeros no tenían plata para ir a entrenar. Todo esto da mucha
bronca
". 

Cuando el secretario de Turismo y Deporte, Daniel Scioli, se enteró de lo que estaba ocurriendo, personalmente llevó a cabo las negociaciones para que el equipo hoy pueda estar en Malasia. Pero para el capitán argentino, esto es una desprolijidad que los perjudicó en la preparación:
"En vez de estar concentrados en el entrenamiento teníamos que estar pendientes de estas cosas. La Confederación consiguió un sponsor, pero esa plata no sabemos en qué se gasta porque a los jugadores no nos llega nada. La sensación que tenemos todos es que el hockey está creciendo, los jugadores conseguimos resultados históricos, pero los dirigentes no están a la altura de las
circunstancias
". 

-¿Hay mucha diferencia entre el hockey que se juega en Holanda y el argentino?
-La gran diferencia es que en Holanda la liga es profesional. Yo estuve cuatro meses y aprendí muchas cosas. Todo eso me sirvió para pegar el salto. Cuando termine el mundial me voy a jugar al Club de Campo de Madrid. Pero la verdad es que en Holanda te tratan muy bien. A mí me hicieron varias notas, todas referidas a Máxima Zorreguieta (risas). La imagen de ella es muy fuerte y la quieren mucho más que al príncipe. 

-Volviendo al mundial, ¿cómo ves al equipo después de los dos partidos que jugaron?
-Lo veo muy bien. Tenemos un equipo maduro, con muchos partidos internacionales y contamos con jugadores desequilibrantes. Sólo deseo que estemos entre los seis primeros y podamos ir al Champions Trophy. 

-Históricamente, los jugadores argentinos juegan mejor bajo condiciones adversas. ¿Puede ser que sea un aliciente para ustedes?
-Ojalá que de este mal momento saquemos fuerzas y podamos dar el batacazo. A pesar de todo, sabemos que vamos a llegar muy alto.

Lombi mostró su sonrisa sólo para la foto. El capitán, al igual que todos sus compañeros, sufrió más afuera que adentro de la cancha.

Lombi mostró su sonrisa sólo para la foto. El capitán, al igual que todos sus compañeros, sufrió más afuera que adentro de la cancha.

Estos 18 jugadores tienen el mismo sueño: ganar el primer mundial y meterse en la historia.

Estos 18 jugadores tienen el mismo sueño: ganar el primer mundial y meterse en la historia.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig