Una vuelta a la (gran) manzana – GENTE Online
 

Una vuelta a la (gran) manzana

Actualidad
Actualidad

El papel de madre, que inauguró el 8 de enero pasado, le sale bárbaro. Con las primeras tibiezas de la primavera en el Hemisferio Norte, Dolores Fonzi (30) aprovechó y salió a pasear por Nueva York con Lázaro, el hijo que tuvo con Gael García Bernal (30). Aferrando el cochecito, caminó y caminó bajo el sol por el barrio de Chelsea. Será por eso que se la ve mucho, pero mucho más flaca que hace apenas dos meses, cuando la fotografiaron en Madrid, donde vive con el actor mexicano y que es la ciudad natal de su hijo. Al mediodía paró a almorzar en Cookshop, un restó de la 11th Avenue. Y luego, una escala en Kids, un negocio para chicos, donde compró unos libritos.

Mientras ella pasea, Gael le concedió una entrevista al Daily News Latino, y habló de su próximo proyecto, Pedro Páramo, basada en la obra del escritor mexicano Juan Rulfo, donde será dirigido por Martin Scorsese y compartirá cartel con Benicio del Toro y Daniel Day Lewis. Todo un lujo. Y también contó cómo se siente con su flamante paternidad: “Es un cambio muy fuerte. No puedo explicar en qué forma, porque sería una lista interminable, pero lo cierto es que esto es como cuando eres niño y aprendes a nadar: desde el momento en que te lanzas al agua, tu relación con el mar cambia para siempre, y en ese sentido mi vida ha cambiado por completo”.

Así, la historia que comenzó en 2001, cuando filmaron Vidas privadas, la opera prima de Fito Páez, sigue adelante. Desde aquellos primeros momentos en Rosario hasta hoy, hubo más desmentidas que confirmaciones, aun cuando él dejó a Natalie Portman –una de las más deseadas de Hollywood– y ella a cuanto novio presentó en esos años. Primero negaban cuando les preguntaban si eran pareja. Después miraban hacia otro lado si el embarazo se lo adjudicaban a Gael. Pero el tiempo se encargó de demoler aquel “somos buenos amigos” del comienzo.

Y el invierno español trajo el fruto más rotundo de la relación: Lázaro. El mismo que hoy pasea por Nueva York y mira sorprendido al fotógrafo, sin saber, todavía, lo famosos que son sus papás. Sonriente y al mando del cochecito, Dolores encara por Chelsea junto a su pequeño hijo madrileño.

Sonriente y al mando del cochecito, Dolores encara por Chelsea junto a su pequeño hijo madrileño.

“Es un cambio muy fuerte. No puedo explicar en qué forma, porque sería una lista interminable”, confesó la actriz.

“Es un cambio muy fuerte. No puedo explicar en qué forma, porque sería una lista interminable”, confesó la actriz.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig