Denuncian a Pablo Massey por acoso en su panadería: el video de la pastelera y el descargo del chef – GENTE Online
 

Denuncian a Pablo Massey por acoso en su panadería: el video de la pastelera y el descargo del chef

Trinidad Benedetti tiene 24 años. Su primer trabajo en gastronomía, a los 20, fue en La Panadería de Pablo, el restó que el famoso chef tiene en San Telmo. Este lunes contó lo que sufrió en la famosa cocina y destapó la olla.

"Voy a contarles una historia sobre mi paso por la Panadería de Pablo", adelanta la pastelera Trinidad Benedetti (24) al comenzar su testimonio. "Trabajé allí por un período de 7 u 8 meses cuando tenía 20 años. Fue mi primer trabajo en un lugar copado. Y el primero en pastelería. Amaba ese trabajo. Dejé cuerpo, sangre y alma", aclara en su testimonio.

"Hoy ví unas historias en defensa de Rodrigo Da Costa, el chef ejecutivo de La Panadería en su momento, y fue la gota que rebalsó todo", aclara justo antes de comenzar su historia. "Sin hacer quilombo, sin armar escándalo ni nada hablé con una de las empleadas, esa misma noche y le conté. Le pregunté si estaba mal que Pablo le tocara el culo a las empleadas. Y ella me dijo 'Sí. Tenés dos opciones: no hacés nada porque es un viejo gagá y todos sabemos o le pegás una cachetada. Cualquiera de las dos es válida'. Obviamente no le pegué una cachetada", relató Benedetti en su cuenta de Instagram.

Y continuó: "Al día siguiente hablé con Rodrigo y con Nicolás Calderoni, que era el gerente en ese momento. Ambos actuaron muy sorprendidos e impactados. No podían creerlo. Iban a tomar cartas en el asunto. Les pedí que no me dejaran a solas con él, que me sentía muy incómoda", compartió quien fue por un tiempo la pastelera estrella en el restaurante de Pablo Massey.

Ante la falta de respuestas y sintiéndose vulonerada, Benedetti no pudo quedarse callada. "Les dije que no me estaban tomando en serio y que eran unos imbéciles. Le dolió tanto que me dijo una cantidad de barbaridades. No me voy a olvidar nunca. Me dijo que estaba loca, que qué me pensaba que Pablo me iba a violar en la oficina, que por favor: 'mirate lo que sos, vos te pensás que un chabón con la guita y la fama de Pablo Massey se daría vuelta a mirar una piba como vos? Por favor, ¿quién sos? ¿Quién te pensás que sos?'".

En 2015, un día después de la primera marcha Ni Una Menos, para alertar sobre los femicidios y la violencia contra la mujer, Trinidad Benedetti compartía sus ideas en Instagram.

"Pasé de ser la mejor pastelera que habían tenido en la historia La Panadería de Pablo a ser la peor y a sufrir durante dos meses hasta que conseguí trabajo y me pude ir. No te podías ir de cualquier forma. Te tenías que ir en secreto porque eran tan mala leche..."

"Pablo Massey me da pena. No sé ni que decir de él. pero son personas que tienen legada, fama, contactos, lo que sea. Tuve mucho tiempo miedo. Hay personas que saben lo que me pasó, pero es un buen momento de contarlo a quienes me siguen para que dejen de tratarlo con tanta impunidad. Es mi palabra contra la de ellos", concluyó en un descargo que tituló como "gatronomía e hipocresía" y gracias al cuál no sólo recibió apoyo de amigos y personas ligadas a la gastronomía sino que también ayudó a visibilizar un problema del que poco se habla abiertamente pero que, según las estadísticas de Mapa de Barmaids, muchos conocen y padecen.

La respuesta de Pablo Massey

A raíz de la viralización del testimonio de trinidad Benedetti y de las repercusiones que su denuncia tuvo en diversos ámbitos, La Paadería de Pablo sacó un comunicado al respecto.

"Como consecuencia de la viralización del video publicado en Instagram en la fecha de hoy, en donde se relata un hecho ocurrido en La Panadería hace tres años, queremos expresar que como empresa que promueve y defiende los derechos de las mujeres ponemos a disposición todas las herramientas para esclarecer el presunto hecho. Desde Mezcla trabajamos día a día reforzando nuestro sistema de comunicación interna para garantizar un clima laboral adecuado para todas las personas que trabajan y crecen junto a nosotros", afirma el escueto comunicado.

Comunicado lanzado por La Panadería a raíz de las acusaciones de la pastelera.

El chef, por su parte, mostró una nueva receta y limitó los comentarios en su cuenta de Instagram: ya nadie puede escribir en sus publicaciones, algo que sí estaba permitido en las anteriores. Quizás, con esta maniobra, evitó el aluvión de críticas y mensajes en desaprobación que sí se leen en la cuenta de La Panadería.

Acoso y abuso: "El folklore nefasto de (algunas) cocinas"

Desde Mapa de Barmaids -una plataforma de visibilización y empoderamiento femenino en el rubro gastronómico- trabajan para evidenciar las situaciones de violencia que ocurren detrás del mostrador y dentro de las cocinas además de brindar asistencia a quienes sufren estos hechos. La reacción, ante el testimonio de la pastelera Trinidad Benedetti fue instantánea. Es más, desde la cuenta replicaron este video "para los que todavía descreen de que estas cosas pasen, para los que no entienden la importancia de las capacitaciones de género en gastronomía, para los que todavía directa o indirectamente defienden este folklore nefasto de (algunas) cocinas".

Explicaron que el de Benedetti es uno más de muchos testimonios que reciben "contando sobre maltrato y violencia laboral, en el mejor de los casos".

Desde la organización alientan a quienes sufren maltrato, acoso y abuso "decir la verdad y salir de ese lugar" aunque sostienen que "nadie debería verse obligado a escapar o dejar su trabajo. Este tipo de situaciones no pueden persistir al 2021". La denuncia de la pastelera a Pablo Massey sirvió como puntapie para que Mapa de Barmaids pudiera compartir datos alarmantes del relevamiento que hacen en negocios de gastronomía.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig