Una fotógrafa de alto vuelo – GENTE Online
 

Una fotógrafa de alto vuelo

Actualidad
Actualidad

Sí, sí. Le gustó la idea y se vino volando”, ríe frente a la ingobernable relación lingüística Gabriela Carmen Herbstein (38, del 3/5/1969, Capital Federal; madre de Esmeralda –2– y Coral –4–, pareja sin papeles pero con gran amor de “mi novio” desde hace dos décadas, Daniel Loffreda –39, licenciado en Marketing–, y artesana de la imagen, tradúzcase soberbia fotógrafa).

Okay, ¿por qué ríe Gaby? Fácil. Basta retroceder desde esta quinta página a la primera, hasta comprobar que su nueva creación (Aves del Paraíso –Work in process–, calendario que precederá el coffee table book que lanzará en 2008) apunta al maravilloso y mágico mundo ornitológico. ¿A quién le gustó la idea y se vino volando? A Natalia Oreiro, uno de los invitados especiales, junto a Gustavo Cerati, Julio Bocca, Ethel y Gogó Rojo, Katja Alemann y 70 modelos. Agrega la responsable de la frase inicial: “Nati no sólo aceptó rápido. También supo bancarse un toco de tiempo colgada de arneses. Debió hacer un esfuerzo físico notable. No se ve como se ve de casualidad”, opina Herbstein, quien compró su primera cámara (una Canon F1 usada) a los 17 años, en la calle Libertad, y quien, para su flamante obra, resolvió acudir a una Hasselblad 503CM con back digital 6 phase one.

¿Qué hay del líder de Soda Stéreo? “Le mostré el boceto y el vestuario de Laura Valenzuela y confirmó su participación. Decidió acercarse en la semana previa al regreso de la banda, en plena época de ensayo. Me emocionó en su rol de cirujano plástico del 1800 que le aplica alas a una mujer. Lo secundó Betiana Wolenberg, poco antes de accidentarse”, indica la encargada del concepto, la dirección general y los disparos. ¿Asistentes? En el maquillaje, Mabby Autino Agency; en los peinados, Lucas Barbolla (Estudio H); en el diseño de plumas, Ostrich S.R.L.; en la producción, Juan Cabrera, Mercedes Colombo, Ramiro Coll, Roma Dellavalle y Marianela Leguizamón; en el aspecto realización, Isis, María Fontán, Marcelo Péndola, Alejandro Baamonde y Fernando Repiso.

¿Y lo de Julio Bocca? “Lo planeamos vía mail. Llegó de su gira por Europa, Rusia y los Estados Unidos, bajó del avión a las 11, visitó mi estudio de Palermo Hollywood, posó al estilo glam rock de fines de los 70, principios de los 80, onda revolución sexual, flotando sobre modelos de Civiles Management, agradeció y al día siguiente dejó Buenos Aires”, resume. Resalta además que el almanaque apoya la divulgación científica de la Fundación de Historia Natural Félix de Azara (www.fundacionazara.org.ar), recordando que el trabajo le insumió una docena de meses. Afirma que, en lo personal, a ella se le aparecen repentinamente las representaciones de igual manera que a un escritor una aventura fascinante. “Aunque representaciones de clase B, delirantes. Una vez que surgen, empiezo a ponerlas en foco, a pulirlas”.

–Perdón, ¿por qué las aves? ¿Qué tiene usted de ave?
–Me gusta volar, explorar horizontes. De nena ya las admiraba, a sus símbolos y sus significados… Color, libertad, belleza, armonía, perfección. Consulté bastante bibliografía. Existen 9.956 especies en el planeta, 2.434 en peligro de extinción y 1.000 en la Argentina, 120 en riesgo. Además, me considero volada. Volada, no distraída, eh. Toco y me voy. Un ave migratoria organizada, digamos. “<i>No sé si acá Nati Oreiro simboliza a la paloma de la paz. Prefiero que cada persona le dé la explicación que desee, según lo que sus ojos vean y su corazón sienta</i>”, sostiene Herbstein frente a la inmaculada uruguaya.

No sé si acá Nati Oreiro simboliza a la paloma de la paz. Prefiero que cada persona le dé la explicación que desee, según lo que sus ojos vean y su corazón sienta”, sostiene Herbstein frente a la inmaculada uruguaya.

Durante la época de ensayos con Soda, Gustavo Cerati se acercó al estudio de Gaby. “<i>Me emocionó en su rol de cirujano plástico del 1800 que le aplica alas a una mujer</i>”. Lo acompañó Betiana Wolenberg, antes de accidentarse.

Durante la época de ensayos con Soda, Gustavo Cerati se acercó al estudio de Gaby. “Me emocionó en su rol de cirujano plástico del 1800 que le aplica alas a una mujer”. Lo acompañó Betiana Wolenberg, antes de accidentarse.

Julio, Lino Patalano y Gaby Herbstein disfrutando los instantes de inspiración. Exhibirá su calendario en Paseo Alcorta.

Julio, Lino Patalano y Gaby Herbstein disfrutando los instantes de inspiración. Exhibirá su calendario en Paseo Alcorta.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig