“Una florece cuando saca todo lo malo afuera” – GENTE Online
 

“Una florece cuando saca todo lo malo afuera”

Actualidad
Actualidad

Julieta Díaz no está sola. De cada etapa de su vida conserva vínculos a quienes cita como maestros, y con ellos comparte salidas, cenas y cafés. Hay amigos de la infancia y colegas. Pero también extraños, como esa mujer de Recoleta que le contó que pasó las Fiestas sola. “¿Cómo llega uno a esa situación? ¿Por qué no pedir un lugar en la mesa de alguien querido?”, se pregunta. Sin embargo, ella es la protagonista de Solas, de Benito Zambrano, donde comparte escenario con Leonor Manso y Juan Manuel Tenuta, bajo la dirección de Alicia Zanca, en el Metropolitan. “Cuando vi la película (que se estrenó en España en 1996, con María Galiana y Ana Fernández) lloré como una descosida. Es una historia triste, con un final esperanzador. La vida no es color de rosa, pero hay salidas”.

–¿Cómo es María, tu personaje?
–Es una mujer de 35 años, alcohólica y resentida con sus padres, que en una relación informal queda embarazada. Ella quiere a ese hijo, pero tiene miedo. Su papá sufre un ataque cardíaco y lo internan en Buenos Aires. La madre se instala en su departamentito de un ambiente. Ahí aparecen los antiguos conflictos familiares. Lo que más me gusta de María es que cambia.

–¿Por qué?
–Los buenos personajes de teatro son los que dejan de ser los mismos cuando cae el telón. El cambio verdadero no es espectacular ni efectista: es chiquito y posible.

–¿Así es la vida?
–Sí, a mí me pasa. Una florece cuando saca todo lo malo afuera. Toda pelea refleja una crisis. Después, las piezas se acomodan y la relación mejora. Si no, te pudrís por dentro. Sobre todo los vínculos primarios, que mueven muchas cosas, ¿no?

–Si bien es una mujer, María se refugia en su mamá. ¿Creés en el instinto maternal?
–Un abrazo, un beso a tiempo, una charla… El vínculo con los padres es muy apasionado y difícil. Todos tenemos reclamos, pero yo defiendo el rebelarse desde la acción, y no la declamación.

–¿Vivimos en ciudades habitadas por solos?
–Tenemos una vida que tiende a lo individual, y es más difícil relacionarse. Pero a la gente le da vergüenza decir que está sola y que le cuesta conectarse con los demás.

–¿Te sentís sola?
–¡Noooooo! No estoy de novia (hace más de un año que ya no sale con el actor Sergio Surraco), pero tampoco sola. Y el año pasado tuve un romance profundo con mis amigos. Perdí una amistad de muchos años, nos distanciamos por nuestras diferencias, aunque la sigo queriendo mucho. Me refugié en otras amistades y comprendí lo profundo de ese vínculo. Algunas de mis amigas de la adolescencia ya son mamás, así que estamos compartiendo todos esos momentos.

–¿Te tienta la maternidad?
–Una década atrás te hubiese dicho que no. Ahora forma parte de un futuro deseable. Hoy sé que sería imposible sostener mi carrera sin mi familia, los amigos y los colegas que tuve. Me encanta ser actriz, pero lo que más me importa es lo que me pasa cuando cierro la puerta de mi casa. Eso sostiene el trabajo. ¿Para qué lo haría, si no?

................................................................................................

Hora del desayuno. Julieta pide ensalada de frutas y agua.
–¿Dieta?
–El otro día, Nancy Duplaá me retó cuando le dije que entrenaba dos veces por semana. “¡Sos una vaga! ¡Eso no es nada!”, me dijo. Así que voy a agregar una rutina más. Pero me encanta comer, es mi único vicio (leve tono de justificación). Soy vegetariana, así que tengo una alimentación saludable, ¡pero de repente me aparecen unas ganas de harina…! Pizzas, empanadas... ¡La sfogliatella me mata!

–Una mujer sincera…
–Sí. Me siento más segura, y eso fue cambiando mi personalidad. Aprendí a vivir y a relacionarme desde mi seguridad. La gente lo festeja, lo premia y te contrata (risas). Y aunque parezca una paradoja, también me di cuenta de que no soy tan buena actriz como pensaba.

–¿Perdón?
–Cuando uno más aprende, más se da cuenta de lo que todavía no aprendió.

–“Sólo sé que no sé nada”…
–O “no tengo la vaca atada” (más risas). No es que me desvalorice, pero hubo un tiempo en el que creí que podía hacer todo bien. Ahora no. No puedo ser una mujer perfecta. Y eso me liberó. Soy una actriz que hace lo suyo lo mejor posible y duerme tranquila. Tengo que aprender muchas cosas todavía… Por ejemplo, me llamaron para hacer musicales y me dijeron: “Tomá unas clases de canto y ya está. Si canta Wanda Nara…”. Y no acepté, porque no tiene nada que ver con mi formación.

–¿Pensás en volver a la televisión?
–Me están interesando más el cine y el teatro, pero me gustaría hacer tele el año que viene, algún proyecto al que no le pueda decir que no. Planes tranquilos pero intensos. Extraña combinación, ¿no?

A diferencia de lo que pensaba a los 20, Julieta asegura hoy que la posibilidad de ser mamá “forma parte de un futuro deseable”.

A diferencia de lo que pensaba a los 20, Julieta asegura hoy que la posibilidad de ser mamá “forma parte de un futuro deseable”.

“Me llamaron para hacer musicales. Me dijeron: ‘No te preocupes. Tomás unas clases de canto y ya está. Si canta Wanda Nara...’. Y me negué, porque no tiene nada que ver con mi formación”

“Me llamaron para hacer musicales. Me dijeron: ‘No te preocupes. Tomás unas clases de canto y ya está. Si canta Wanda Nara...’. Y me negué, porque no tiene nada que ver con mi formación”

“Me siento muchísimo más segura, y eso fue cambiando mi personalidad. Aprendí a vivir y a relacionarme desde mi seguridad.  La gente lo festeja, lo premia y te contrata”

“Me siento muchísimo más segura, y eso fue cambiando mi personalidad. Aprendí a vivir y a relacionarme desde mi seguridad. La gente lo festeja, lo premia y te contrata”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig