Una costumbre que lo hace feliz – GENTE Online
 

Una costumbre que lo hace feliz

Actualidad
Actualidad

El lunes 18 fue un día arduo en los estudios de Ideas del Sur. Más que arduo, agotador. Las grabaciones arrancaron a las dos de la tarde y se alargaron, casi sin pausa, hasta pasada la medianoche. Unico modo de cumplir el cronograma y tener cerrados los cuatro programas de la semana. Pero el martes... ¡la revancha! Marcelo, ya con las valijas listas desde la madrugada, puso proa a Miami con sus cuatro hijos –Micaela (22), Candelaria (20), Francisco (13) y Juana (9)–, más los novios de sus hijas mayores: Ignacio Nacho Lecouna, que está desde hace seis meses saliendo con Candelaria, y Joaquín Rozas, que lleva cuatro años con Micaela (ambos son dueños de un bar en Palermo Hollywood).

La troupe se hospedó en el W South Beach, el mismo hotel que eligió el año pasado y en la misma época: cuatro estrellas, 335 habitaciones con vista al mar, spa, dos piscinas exteriores, gimnasio, centro comercial, tres restaurantes y todos los chiches. El miércoles el septeto, bajo un sol indomable, no se despegó de la piscina. Luego, cuando la brisa del mar llevó el termómetro a un nivel soportable, se lanzaron a la segunda e inevitable etapa: caminata y shopping por Bal Harbour, un paraíso de vidrieras tan refulgentes como tentadoras.

Candelaria y Micaela agrandaron su guardarropa, y Marcelo aportó algo más a los de Juana y Francisco.

Agotado el tour de compras, repusieron fuerzas en el restaurante Carpaccio, perla del centro comercial de Bal Harbour, con Marcelo como uno de sus clientes más puntuales y fanáticos “por sus pastas caseras, casi únicas en el mundo”, recomienda.

El jueves, largo paseo por la peatonal Lincoln Road y aterrizajes en las súper tiendas Diesel Jeans, Max Azria, Lucky Brand, y siguen las firmas. Luego, un alto en el camino, por amor al arte: recorrida por los bunkers The South Florida Art Gallery, Continuum Gallery, Mayfair Fine Art: baño para el espíritu.

Los cinco bellísmos días tocaron a su fin el domingo a la noche, por razones insoslayables: el lunes, Marcelo volvió a las bulliciosas pistas de ShowMatch para hacer lo que más sabe y le gusta, parafraseando a Serrat. A su destino. De izquierda a derecha: Micaela, su hija mayor (22 años, de su matrimonio con Soledad Aquino); Francisco (13, de su relación con Paula Robles); Juana (9, también de Paula), y Nacho Lecouna (con anteojos de sol, bien atrás), novio de Candelaria (20, que quedó retrasada mirando vidrieras), por las calles más top de la ciudad.

De izquierda a derecha: Micaela, su hija mayor (22 años, de su matrimonio con Soledad Aquino); Francisco (13, de su relación con Paula Robles); Juana (9, también de Paula), y Nacho Lecouna (con anteojos de sol, bien atrás), novio de Candelaria (20, que quedó retrasada mirando vidrieras), por las calles más top de la ciudad.

Marcelo, Francisco, Juana, y los novios Nacho y Candelaria, a puro shopping.

Marcelo, Francisco, Juana, y los novios Nacho y Candelaria, a puro shopping.

Francisco, Candelaria, Marcelo y Nacho siguen su distendida marcha por esa pasarela de lujo llamada Bal Harbour, paraíso del shopping internacional.

Francisco, Candelaria, Marcelo y Nacho siguen su distendida marcha por esa pasarela de lujo llamada Bal Harbour, paraíso del shopping internacional.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig