Un romance a puro rating – GENTE Online
 

Un romance a puro rating

Actualidad
Actualidad

El amor, en el mundo los famosos, es endogámico. Los nombres cambian, se suceden y reemplazan como las modas, pero los lugares y las costumbres quedan: los mismos bares, las mismas calles... En este caso, una historia de amor juvenil, la que cambió es la chica: antes era la hija del rey de la televisión... y hoy es la nieta de la reina. Los actores estelares de esta nueva novela teen: Lucía Celasco (18), nieta de Susana Giménez, y Joaquín Rozas (23), ex novio de Micaela Tinelli (22).

VERANO 2012. El germen de este romance que promete tanto rating se sitúa en la última temporada esteña, cuando la pareja Rozas-Tinelli ya había llegado a su fin después de casi cinco años de amor. Dicen en su entorno que ese noviazgo terminó de la mejor manera. Y aunque Calamaro cante que todo lo que termina, termina mal, este caso podría ser una excepción. Mica y Joaquín no sólo mantienen una muy buena relación, sino que además siguen siendo socios en el restaurante palermitano que pusieron juntos: Bartola 1. (No así en Bartola 2 –en Costa Rica y Gurruchaga–, un nuevo emprendimiento gastronómico de Rozas y Hugo López, que ya no cuenta con el aporte de la hija mayor de Tinelli, abocada de lleno a la próxima apertura de su nueva tienda de ropa).

Por el lado de Lucía la cosa es diferente. Apenas tuvo un corto noviazgo de menos de un año con Lucas Lombilla (hijo de Marcelo Lombilla, representante del futbolista Fernando Gago), y encaró el verano totalmente soltera y con ganas de divertirse. De hecho, en Punta del Este fue una de las chicas del momento –dicen que se agotaron en horas las botas de una marca uruguaya con las que se la vio en una fiesta–, aunque su influjo y personalidad se vieran aplacados por el protagonismo que tomó la historia de sus padres. De hecho, la nieta preferida de Susana se escapó del Este en pleno enero con destino a Los Angeles, donde hizo escala en casa nada menos que de Matt Groening, el creador de Los Simpsons, con sus íntimas Camila Costantini y Male Grandío. Después volvió a Buenos Aires, donde se dedicó a estudiar para rendir varias materias que adeuda del secundario. Eso sí, no le faltó tiempo para divertirse.

REENCUENTRO. Fue en Tequila de La Barra, meca de la diversión esteña, donde Lucía y Joaquín se reencontraron. Vale decir que ese boliche top también cuenta entre sus habitués a Micaela –junto con todo el clan Tinelli, incluido papá Marcelo–. ¿Por qué fue un reencuentro? Porque, según cuentan los que conocen la historia en detalle, la verdad es que los chicos ya se conocían desde hace mucho, incluso desde antes de que Joaquín empezara a salir con Micaela. Hay que retroceder casi diez años, cuando él tenía 14 y estaba de novio con la hija de Eduardo “Pacha” Cantón, empresario uruguayo que es amigo íntimo de Mercedes Sarrabayrouse y Eduardo Celasco, padres de Lucía. Claro que en ese entonces ella tenía cerca de diez años y, por más linda que fuera... ¡era una nena!

Leé la nota completa en la revista GENTE de esta semana. Joaquín eligió Palermo para llevar a almorzar a Lucía. Aunque él creció en San Isidro, vive y trabaja –tiene dos restaurantes, uno en sociedad con la hija de Tinelli– desde hace años en esa zona.

Joaquín eligió Palermo para llevar a almorzar a Lucía. Aunque él creció en San Isidro, vive y trabaja –tiene dos restaurantes, uno en sociedad con la hija de Tinelli– desde hace años en esa zona.

Lucía no sólo estrena romance, sino también un Smart cero kilómetro que le regalaron. A bordo de este simpático autito suele ir a visitar a Joaquín (en las fotos, al llegar al restaurante donde almorzaron el sábado). En cambio, él se mueve en su moto Vespa.

Lucía no sólo estrena romance, sino también un Smart cero kilómetro que le regalaron. A bordo de este simpático autito suele ir a visitar a Joaquín (en las fotos, al llegar al restaurante donde almorzaron el sábado). En cambio, él se mueve en su moto Vespa.

Amante de las tradiciones, Joaquín llevó a Lucía a almorzar al mismo lugar al que solía ir con Micaela. Se trata de Magendie (en Honduras y Ravignani), restó cuyo dueño se declaró amigo personal de Mica... pero que recibió encantado la visita de Lucía.

Amante de las tradiciones, Joaquín llevó a Lucía a almorzar al mismo lugar al que solía ir con Micaela. Se trata de Magendie (en Honduras y Ravignani), restó cuyo dueño se declaró amigo personal de Mica... pero que recibió encantado la visita de Lucía.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig