“Un político me ofreció 30 mil pesos a cambio de sexo” – GENTE Online
 

“Un político me ofreció 30 mil pesos a cambio de sexo”

Actualidad
Actualidad

A los ocho años, Delfina se vestía con la mejor ropa que tenía, se sentaba en el sillón del living de su casa y respondía una entrevista imaginaria que le hacía Susana Giménez. Acto seguido se paraba y desfilaba por el patio de la casa. “De chica soñaba con ser una modelo famosa y conocida”, cuenta Delfina hoy. Pero aquel juego era solamente puertas adentro. “En la escuela era muy tímida”. La inseguridad le duró hasta los 12 años, cuando empezó a tomar clases de tango. “Ahí cambié para siempre, y al año me anoté en el concurso La Chica Teen del Año. Se habían presentado unas 500, de todo el país. Lo gané, fui la tapa de esa revista de adolescentes y enseguida entré a la agencia de Ricardo Piñeiro”.

UN LARGO CAMINO A LA FAMA. A pesar de su prematuro éxito, instalarse definitivamente en Buenos Aires no fue una tarea sencilla para Delfina. Si bien hizo algunos desfiles, la altura no la ayudaba (mide 1,69 m), y se tuvo que conformar con promociones y alguna que otra publicidad. Más de una vez, cuando subía al ómnibus en Retiro para volver a Arrecifes junto a su mamá, Graciela, estuvo a punto de abandonar todo. “Llegaba a casa y me iba a llorar a la cama. No podía creer que fuera tan duro. Terminé quinto año en la escuela técnica y me mudé junto a una amiga a un departamento en el Abasto”, recuerda.

En el 2006, casi con las esperanzas perdidas, hizo el último tiro: se anotó en un casting para ser secretaria de Sofovich. ¡Quedó seleccionada! Y pronto se convirtió en una de las mimadas por Gerardo, que también la convocó para hacer teatro de revista en Carlos Paz. Ahí, Delfi sintió que su carrera volvía a tomar color, hasta que su fama explotó como la bañera sexy de Marley en El muro infernal. A eso le siguió una pequeña participación en la película Cien por ciento Lucha.

–Secretaria de Sofovich, bañera de Marley y ahora ángel de Weich…
–Sí. En Justo a tiempo se ve la Delfina que conocen mis amigos y mi familia.

–¿Es verdad que andás en colectivo?
–Sí, suelo tomar el 160, por ejemplo. Pero trato de camuflarme, con anteojos y algún gorro para que no me reconozcan.

–Nadie creería que sos la misma mujer sugerente que está en la última tapa de una revista con los pechos enjabonados.
–Es verdad, nadie se lo imagina. ¡Ni mi novio! Cuando salió esta tapa, lo cité en un bar y le dije: “Amor, tengo algo que mostrarte”, y le puse la revista sobre la mesa…

–¿Qué te dijo?
–Por suerte lo tomó bien... Como es un chico muy serio pensé que se iba a enojar. El tema es que esas fotos yo las hice hace un año, cuando trabajaba en otro programa y tenía otro perfil.

–¿Quién es tu novio, si se puede saber?
–Es un empresario de 29 años, pero prefiero dejarlo en el anonimato. No tiene que ver con el medio.

–¿Harías un desnudo total?
–Por ahora no. Rechacé una oferta de Playboy hace poco. Hoy no me gustaría que mi foto como Dios me trajo al mundo adornara las paredes de una gomería. Lo hablamos con mamá y con Agustín (26), mi hermano, y decidimos que no.

–¿Tu papá no opinó?
–Me hubiera gustado hablarlo con él, pero hace tiempo que cortamos la relación. De él sólo te voy a decir que se llama Luis, que es dueño de un gimnasio y que llegó a pelear dos veces en el Luna Park por el título argentino. Nada más.

–¿Llegaste a verlo boxear?
–El dejó el boxeo profesional cuando yo tenía un año. Pero vi algunos videos. Era una especie de Rocky Balboa: parecía imbatible. Creo que de él saqué el carácter.

–¿Tuviste alguna propuesta indecente?
–Un político me ofreció 30 mil pesos a cambio de sexo.

–¿Quién? ¿Cuándo?
–Ni loca te cuento quién es, pero una vez se me acercó el asistente de un político que había venido al programa y me dijo: “Mi jefe me dice que le gustás y que quiere pasar una noche con vos a cambio de 30 mil pesos”. ¡Casi lo mato! A Delfi (23 años, soltera, 85-62-90) le gustan el fútbol –“soy fanática de Boca Juniors”– y la noche  –“amo salir, a una disco o a tomar algo”– por igual. No baila sola: tiene novio.

A Delfi (23 años, soltera, 85-62-90) le gustan el fútbol –“soy fanática de Boca Juniors”– y la noche –“amo salir, a una disco o a tomar algo”– por igual. No baila sola: tiene novio.

“Rechacé hacer un desnudo para Playboy.  Hoy no me gustaría que mi foto como Dios me trajo al mundo adornara las paredes de una gomería”.

“Rechacé hacer un desnudo para Playboy. Hoy no me gustaría que mi foto como Dios me trajo al mundo adornara las paredes de una gomería”.

Delfina asegura que Weich (en Justo a tiempo, lunes a viernes a las 21.15 por Telefe) le dio la posibilidad de mostrarse mucho más que antes: “Es súper profesional, pero por sobre todo un gran compañero. Al lado de él aprendés todo el tiempo y te da mucha posibilidad de crecer”.

Delfina asegura que Weich (en Justo a tiempo, lunes a viernes a las 21.15 por Telefe) le dio la posibilidad de mostrarse mucho más que antes: “Es súper profesional, pero por sobre todo un gran compañero. Al lado de él aprendés todo el tiempo y te da mucha posibilidad de crecer”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig