“Trabajando al lado de mi nieta siento que estoy renaciendo” – GENTE Online
 

“Trabajando al lado de mi nieta siento que estoy renaciendo”

Actualidad
Actualidad

La abuela no oculta su emoción: le toma las manos a su nieta, le pregunta si está bien, repasa la letra junto a ella con complicidad. La nieta no oculta su felicidad: secretea con su abuela, se sienta a su lado, le pregunta cómo la vio en la última escena, la escucha con devoción.

"Desde que Juana comenzó a actuar, siempre soñé con trabajar con ella. Siempre me hicieron la propuesta, pero nunca se podía coordinar, porque estábamos en diferentes canales y los compromisos de ambas no coincidían. Pero éste es un momento histórico: trabajando al lado de Juana siento que estoy renaciendo, porque hace 46 años que yo no actuaba, y verla a ella me hace recordar mis comienzos", dice emocionada Mirtha Legrand (85). "Estoy feliz de grabar con mi abuela. Está bueno trabajar en familia", confesó Juana Viale (30) sólo un segundo después de que desde el control gritaran "¡corte!" y quedara registrada para siempre la primera vez que abuela y nieta actuaron juntas para la tevé.

La cita fue el viernes 8 de junio al mediodía, en Estudio Mayor, donde cada día se graban las escenas de La dueña, la serie de 32 capítulos coproducida por Endemol y Telefe.

Juana llegó puntual, acompañada con Gonzalo Valenzuela y con Alí –su bebé de dos meses y medio– en brazos y abrigadísimo por la baja temperatura. Flaquísima y con nuevo color de pelo, subió directamente al primer piso, donde su hermano Nacho Viale y Martín Kweller (productores de la serie) habían acondicionado el camarín 29, el mismo que usaba Florencia Bertotti –nieta en la ficción de Mirtha–. ¿Alguna exigencia especial? Para nada, pero tenían todo para que el bebé pudiera estar tranquilo en el cochecito mientras su mamá grababa. Primero repasó el guión que la llevó a interpretar a Cecilia, la segunda esposa del juez que encarna Alfredo Casero. Después se dejó maquillar con tranquilidad. Por último avisó que entre escena y escena ella subiría hasta el camarín para amamantar al bebé. "Todavía él impone los horarios", dijo con una sonrisa.

Mientras, Mirtha ya estaba instaladísima en camarín 5 –el más grande, y el mismo que usaron Gerardo Sofovich y Moria Casán cuando grabaron en Estudio Mayor–. Tan emocionada estaba que cuando le anunciaron que Juana había llegado, salió apurada y subió por primera vez hasta el camarín un piso más arriba, donde la esperaban su nieta y su bisnieto. "¡Qué lindo estar en familia!", dijo Mirtha, y los besó.
............................................................................................................
En las últimas semanas, el rumor de que Juana volvía a trabajar a la tevé invadió las productoras, los programas de espectáculos y las redacciones. La data se hizo cada vez más concreta: la nieta de Mirtha volvía a grabar en Pol-ka, y con muchos condimentos. "Va a participar en Condicionados, donde interpretará a una porno star, con escenas jugadas y de amor junto a Leticia Brédice", se informó. La propuesta existió, pero parece que a la familia no le gustó mucho: "No querían que Juana se expusiera tanto", confesó un amigo de la familia.

Nacho y Kweller, ni cortos ni perezosos, tuvieron la idea y la propuesta indicada que la hizo cambiar de opinión. Juana lo explica así: "Mi hermano me llamó y me terminó convenciendo, porque acá tenía sólo una jornada de grabación, y todas las escenas las tenía en estudio. En cambio en Condicionados tenía varias jornadas y algunas en exteriores, y hoy lo que quiero es hacer mi trabajo y volver rápido a casa, para estar con mis hijos y mi marido: ellos son mi prioridad. Además, hace mucho frío y Alí es muy chiquito y necesita más tiempo. Aunque acá al principio me mandaron seis escenas, y cuando llegué al camarín me terminé enterando de que tengo que hacer once, que se van a repartir entre cuatro o cinco capítulos. Igual está todo bien: es maravilloso trabajar en familia".

Las primeras escenas fueron con Alfredo Casero. En el control, Nacho Viale y Gonzalo Valenzuela observaban con atención y orgullo. Pero la química y el humor entre Juana y el genial actor hicieron que los cuñados no pudieran dejar de tentarse ante cada toma. Después vino un break, una corrida de Juana hasta el primer piso para darle de mamar a Alí, y el llamado de Diego Palacios (uno de los tres directores) y Marcelo Camaño (autor) para que abuela y nieta se reunieran a pasar letra.

La emoción invadió el estudio cuando Mirtha y Juana se juntaron por primera vez ante una cámara. Aunque la escena estaba llena de tensión y misterio, el encuentro fue mágico.

"Juana está hermosa, aunque muy flaquita. Además, a mí me gusta más con el pelo largo. Pero igual mi nieta está fantástica. Me encanta y sorprende cómo actúa. Tiene mucho carácter como actriz. Al principio querían que Juana haga de Sofía Ponte cuando era joven, pero el papel de Cecilia es más importante, y lo más interesante de esta propuesta es que vamos a trabajar juntas por primera vez", confesó Mirtha, sin ocultar su emoción.

Después, acción. Gritos, lágrimas, reproches. Abuela y nieta se desdoblan y ya no son familia, sino dos mujeres enfrentadas. Hay tensión en la escena. Mucha. Se escucha el "¡corte!" desde el control. Nacho se acerca para hablar con ellas. Mirtha toma rápido a su nieta de las manos, y le pregunta: "¿Cómo te sentiste?". Juana le sonríe y le responde dulcemente: "Muy bien, abuela; me sentí muy bien. Todo salió muy natural".
......................................................................................................
"Compartir algunas escenas con Juana me emociona tanto que anoche no me pude dormir: estaba súper ansiosa. Si fuese por mí, trabajaría con toda mi familia. Me encantaría que Marcela y Rocco también hicieran una participación. Hoy fue un día muy, muy especial para mi vida", concluye Mirtha, conmovida.

 Hacía 46 años que Mirtha no actuaba, y ahora que volvió a la ficción con La dueña, su mayor felicidad fue haber actuado junto a Juana. Se las vio muy compinches “Parecía que estábamos en el living de casa”, bromearon.

Hacía 46 años que Mirtha no actuaba, y ahora que volvió a la ficción con La dueña, su mayor felicidad fue haber actuado junto a Juana. Se las vio muy compinches “Parecía que estábamos en el living de casa”, bromearon.

Cuando pasaban letra, Mirtha tomaba emocionada las manos de Juana quería que se sintiera contenida, porque era su primera actuación después de haber tenido a su cuarto hijo.

Cuando pasaban letra, Mirtha tomaba emocionada las manos de Juana quería que se sintiera contenida, porque era su primera actuación después de haber tenido a su cuarto hijo.

Nacho Viale junto a Diego Palacios (director), Cynthia Kweller (jefa de prensa de Endemol) y Maru Mosca (coordinadora de producción de La dueña).

Nacho Viale junto a Diego Palacios (director), Cynthia Kweller (jefa de prensa de Endemol) y Maru Mosca (coordinadora de producción de La dueña).

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig